lunes, 8 de enero de 2018

Parte de Robles

Parte Oficial de Eulogio Robles

REJIMIENTO CÍVICO LAUTARO.

Campamento de San Borja, Enero 21 de 1881.

Señor:

En cumplimiento de mi deber, doi cuenta a V.S. de la parte que le cupo al rejimiento de mi mando en las jornadas; del 13 i 15 del corriente.

Al amanecer del primer día que se atacó toda la línea fortificada del enemigo, despaché dos compañías al cerro alto llamado Loma de San Juan, en que se apoyaba la izquierda enemiga, corriendo las seis restantes a la izquier­da enemiga de éstas para embestir a las trincheras. Des­embarazado el cerro, donde existía una fuerza conside­rable, a juzgar por la cantidad de carne cortada en raciones, utensilios de rancho i abundante agua, continuaron estas compañías adelante en dirección a Lima, hasta el fondo del valle llamado Pamplona; mientras tanto, el resto del rejimiento, repasando los fosos que constituían la fortificación enemiga, se encumbraba a los cerros artillados, limpiando el campo.


A las 12 M. estaba todo concluido, i a la entrada del valle toqué reunión al rejimiento, pasé lista i ordené comisiones por escuadras, al mando de oficiales, para recojer los heridos i enterrar los muertos, comisión que se desempe­ñó con una prontitud admirable i digna de todo encomio; de manera que a la 1 P. M. de ese día estaban en las ambu­lancias 45 heridos i enterrados 12 muertos, incluso 2 oficiales.

El dia 15, a la diana, por órden de señor Jeneral de la división marchó el rejimiento al campo de batalla a recojer rifles, i traje mas de 1,000 Peabody, una ametralladora i cinco cañones.

A la 1 se tocó tropa para acudir á Miraflores, hacien­do el camino por San Juan hasta llegar al anochecer al lugar llamado Cascajada, donde pernocté con el rejimiento tendido en guerrilla. La marcha se hizo sin mas novedad que la herida de cinco individuos por un polvorazo. Al día siguiente tomamos posesión de los potreros de Monterrico, donde acampamos.

En la batalla del 13 tuve el sentimiento de perder á los subtenientes don José Manuel Ruedas i don Zenon Navar­ro Rojas i 10 soldados muertos; i heridos a los subtenien­tes don Pedro Márcos Cáraus, don Clodomiro Hurtado i don Francisco Amando Benavides, i 43 individuos de tro­pa, cuya lista se remitió oportunamente a V. S.

Me hago un deber en recomendar a la consideración de V.S. la conducta del segundo jefe, teniente coronel don Ramón Carvallo O., al sarjento mayor don Exequiel Villarreal, a los 8 capitanes, i en jeneral, a toda la oficiali­dad, pues tengo la convicción íntima de que han cumplido con su deber durante el combate; i a los capitanes ayu­dantes don José Agustin Echeverría, don José Zarate i subteniente don Santiago L. Bevan, que llevaban mis órdenes donde era menester.

Dios guarde a V.S.
Eulojio Robles.

Al señor Coronel Comandante de la 2° Brigada de la 2° División

******************
Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...