lunes, 8 de enero de 2018

Parte de J. F. Gana

Parte Oficial de José Francisco Gana

1° BRIGADA DE LA 2° DIVISION.

Chorrillos, Enero 23 de 1881.
Señor Jeneral:

En cumplimiento de mi deber, tengo el honor de pasar a VS. el siguiente parte de la batalla del 13 del presente i demás acontecimientos ocurridos con los hechos de armas en que tomó parte la brigada de mi mando.

Conforme a la órden de V.S., de fecha 12 del presente, me puso en marcha de Lurín a las 6 P.M. para caer sobre el enemigo al aclarar el siguiente día, por el camino de la Capilla.

La brigada se componía de las siguientes tropas: artille­ría con 16 piezas i 198 hombres, Buin con 1,020, Esme­ralda con 1,021 i Chillan con 1,952, formando un total de 3,291 individuos de tropa.


A las 5. A.M. del 13, ordené que los tres rejimientos, formados en columna cerrada por compañías, avanzasen por la derecha de un portezuelo que da salida al estenso llano, como de 3,000 metros de estensión i limitado al Norte i Este por un cordón de cerros i cerrillos fortificados, coronados por gran cantidad de piezas de artillería que formaban la primera línea de defensa del enemigo, detrás de los cuales se halla situada la hacienda de San Juan, punto objetivo de nuestro ataque, como V.S. me lo había ordenado.

Efectuado este movimiento con la rapidez i exactitud propias de la disciplina de estos cuerpos, a pesar de estar ya bajo los fuegos de la artillería enemiga, mandé avanzar al llano i desplegar por batallones, formando los primeros una estensa lineado tiradores, i los segundos otra de reserva que la apoyaba. Estas dos líneas marchaban perfec­tamente a tomarse las alturas designadas de San Juan, desde donde se nos hacía un nutrido fuego de artillería i de rifle.

A distancia conveniente se rompieron los fuegos en avance con tal certeza i precisión, que en poco tiempo todos los cerros estaban coronados por nuestras tropas, i a las 9 A. M. éramos dueños de la hacienda de San Juan.

Todos estos movimientos i fuegos eran secundados por las tres baterías de montaña mandadas por el sarjento mayor Jarpa, que con grandes dificultades subió los are­nosos cerrillos para protejer los últimos avances de los rejimientos de infantería.

También debo mencionar aquí que fueron puestas bajo mis órdenes 12 piezas de campaña al mando del comandante Wood, i que dirijieron sus fuegos a los mismos puntos de la montaña.

Omito entrar en más detalles, porque V.S. estuvo constantemente presente durante la batalla.

Reunida la brigada en las casas de San Juan i después de un corto descanso, me ordenó V.S. tocar llamada para continuar la persecución del enemigo que se refujiaba en Chorrillos. Cumplida la órden, marchó V.S. i el suscrito con estas fuerzas para posesionarnos de la ciudad. Esto segundo ataque del enemigo en sus últimas trincheras fué duro i sangriento, i se sostuvo desde las 10 A. M. hasta las 2.30 P.M.

No entro en pormenores que V. S. mismo presenció.

Por órden del señor Jeneral en Jefe se dejó al Rejimiento Esmeralda en la Escuela de Cabos cubriendo la guar­nición del pueblo, i el Chillán pasó a acamparse al costado izquierdo del Buin, que ocupaba un potrerillo cercano a la ambulancia peruana.

El 15 en la tarde, apénas se rompieron los fuegos por la 1° i 3° División sobre Miraflores, recibí orden del mismo señor Jeneral en Jefe de aproximarme al campo de batalla i cubrir el centro de aquellas fuerzas, apoyando la izquierda en el ferrocarril, lo que efectué a la mayor brevedad posible.

La artillería de la brigada se situó al otro lado del fer­rocarril i a continuación del Rejimiento Chillán.

Estando en esta situación, vimos aproximarse un tren que venia de Lima i que se dijo traía tropas de refresco i cañones en carros blindados; pero unos cuantos disparos de la artillería lo hizo retroceder i calmar la ajitación que principiaba a producirse.

La victoria de Miraflores fué desde ese instante comple­ta i la noche se pasó sin novedad.

Debo manifestar a VS. mi entera satisfacción por el arrojo i disciplina de que han dado prueba las fuerzas que he tenido el honor de mandar, i seria injusto hacer recomendaciones especiales cuando todos i cada uno han cumplido con su deber, particularmente sus valientes jefes.

Réstame sólo, señor Jeneral, decir a VS. que el comandante del Rejimiento Buin, don Juan León García, me presentó en medio de la acción un rico estandarte tomado al enemigo por el cabo Juan de Dios Jara, i perteneciente al Batallón peruano Ayacucho número 4.

Igualmente, el comandante del Rejimiento Esmeralda, don Adolfo Holley, me entregó en las casas de San Juan otro rico estandarte con el siguiente lema: “Batallón Manco-Capac número 81.” I en el ataque de Chorrillos me presentó el mismo jefe otro con el lema: “Batallón Guardia Peruana.” Estos tres estandartes los pondré opor­tunamente a disposición de V. S.

Adjunto a V. S. originales los partes de los jefes de los diversos cuerpos de la brigada de mi mando, como asi­mismo una lista nominal de los jefes, oficiales i tropa muertos i heridos en la batalla.

Dios guardo a V. S.
José Francisco Gana.

Al señor Jeneral Jefe de la 2° División

********************
Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...