lunes, 11 de diciembre de 2017

Grau en Salaverry2

Busto de Miguel Grau en Salaverry

En la publicación anterior mostramos la fotografía del busto de Miguel Grau ubicado en la plaza de armas de Salaverry.

Este busto que publicamos ahora está en el mismo distrito de Salaverry, pero ubicado en el colegio N° 81024 Miguel Grau Seminario.

************
Fotografía tomada de la página de facebook del colegio Miguel Grau

Saludos
Jonatan Saona

sábado, 9 de diciembre de 2017

Grau en Salaverry

Busto de Miguel Grau en Salaverry

Fotografía tomada al busto de Miguel Grau que se encuentra ubicado en la plaza de armas del distrito de Salaverry (Provincia de Trujillo).

En esta plaza junto al busto, todos los 08 de octubre, se realiza la ceremonia en homenaje del combate de Angamos y los héroes del Huáscar.

Este busto ubicado en Salaverry es importante porque en enero de 1870 el entonces Capitán de Navío Miguel Grau, estuvo abordo del Huáscar explorando la zona por algunos días para hacer un informe sobre la fundación del puerto, el cual fue remitido al entonces presidente José Balta.

Transcribimos el informe del capitán de navío Miguel Grau, comandante del Huáscar, sobre el estudio efectuado en la bahía de la Garita de Moche, hoy puerto de Salaverry:

sábado, 25 de noviembre de 2017

Reorganización de Reserva

REORGANIZACION DEL EJÉRCITO DE RESERVA DE LIMA. 

Lima, Noviembre 23 de 1880.

Teniendo en consideración que es conveniente reorganizar las fuerzas del ejército de reserva de Lima en relación con las condiciones peculiares del personal que lo compone i con el objeto especial a que está destinado, se resuelve;

1.° El ejército de reserva de Lima, manteniendo su actual Organización de Comandancia en Jefe, Estado Mayor, Cuerpo de Injenieros i compañías de zapadores, se compondrá de dos cuerpos de ejército de infantería i una división volante de la misma arma, una brigada de caballería, un batallón de zapadores i tres secciones de artillería. La organización de estas secciones se detallarán por resolución especial.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Partes Aliados -Dolores

Partes Oficiales aliados sobre la batalla de Dolores o San Francisco

Enlaces para leer los partes escritos por los oficiales peruanos sobre la batalla de Dolores o San Francisco, ocurrido el 19 de noviembre de 1879.

Partes chilenos - Dolores

Partes Oficiales chilenos sobre la batalla de Dolores o San Francisco

Enlaces para leer los partes escritos por los oficiales chilenos sobre la batalla de Dolores o San Francisco, ocurrido el 19 de noviembre de 1879.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Gutiérrez sobre Dolores

Rectificaciones al parte del coronel Suárez sobre el combate de San Francisco: nota del Secretario General del ejército boliviano al contralmirante Montero.

EJÉRCITO BOLIVIANO.‑ SECRETARÍA GENERAL DEL PRESIDENTE DE BOLIVIA.

Tacna, Diciembre 6 de 1879
Señor:

Tengo orden del señor Presidente de Bolivia para dirigirme a V. S. llamándole la atención sobre la marcada prevención, adversa a las tropas bolivianas, con que ha sido redactado el parte oficial dirigido por el Jefe de Estado Mayor General a su respectivo Jefe, dándole cuenta de la desgraciada acción de armas que tuvo lugar el día 19 en San Francisco. Aun cuando el nombre y la conducta del señor capitán general están cuidadosamente salvados, no obstante él, como jefe de la nación y jefe de su ejército, no puede abstenerse de formular la defensa de éste en los puntos en los que parece evidentemente que no es la verdad lo que ha inspirado el parte referido.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Velásquez sobre Dolores

Parte oficial de José Velásquez sobre la batalla de Dolores

Regimiento Núm. 2 de Artillería.

Campamento de Dolores, Noviembre 20 de 1879

En vez de reasumir los distintos partes de los comandantes de las cinco baterías pertenecientes al regimiento de mi cargo, referentes a la batalla del día 19, he preferido, en vista de la importancia del asunto y como materia de observación y de estudio, trascribirlos íntegros a V. S. Juzgo que de esta manera se le dará más importancia al rol que felizmente cupo a la artillería el día indicado...

Las baterías de campaña del capitán Villarreal y de montaña del capitán Wood, situadas a la derecha de nuestra línea, impidieron la aproximación del enemigo al portezuelo que conduce a las aguadas de Dolores, sin duda alguna, objetivo de aquél por ese costado.

Salvo sobre Dolores

Parte oficial de José de la Cruz Salvo sobre la batalla de Dolores

Del centro.
Campamento de Dolores.‑ Noviembre 20 de 1879.‑ 
Señor comandante: Anteayer, después de un reconocimiento que por orden del Jefe de Estado Mayor hice a tres o cuatro leguas de aquí, encontré la noticia de la aproximación del enemigo con fuerzas considerables y con ella la orden de mandar artillería con una división que debía marchar a su encuentro.

Después de anochecer, salí con la batería rayada de bronce de a 4 y una sección Krupp del mismo calibre, acompañando una fuerza como de 1.500 hombres, que a las órdenes del coronel Amunátegui, partió de este campamento. En Santa Catalina, como 9 millas al Sur, supimos por dos hombres que tomaron nuestras avanzadas, que el grueso del ejército aliado marchaba también sobre Dolores por la misma ruta en que nos hallábamos.

Frías sobre Dolores

Parte oficial de Santiago Frías sobre la batalla de Dolores

1ª compañía de la 2ª brigada.
Campamento de Dolores, Noviembre 20 de 1879.- 

Señor comandante:
Después de vencidas las dificultades de trasporte desde Pisagua a este campamento, tanto en el día como en toda la noche del día 18 del presente, de la batería Krupp 7.50, que está a mis inmediatas órdenes, por instrucciones impartidas por V. S. se situó ésta en una pequeña altura al pie de los cerros de la Encañada en la pampa del Tamarugal. En esta posición se esperó al enemigo, que poco después se divisó al frente, aproximándose a las 3 P. M. al alcance de nuestros fuegos.

Se rompieron éstos contra gruesas masas que trataban de avanzar en columnas cerradas, tomando la izquierda de la línea de operaciones. El enemigo fue deshecho tres veces y obligado a retroceder unas, y otras a tomar una dirección horizontal a nuestra posición.

Wood sobre Dolores

Parte de Roberto Wood sobre la batalla de Dolores 

2ª compañía de la 1ª brigada.-

Señor comandante: 

El que suscribe da parte a V. S. de lo que sigue: 

El 18 del presente, a las 6:30 P. M., recibí orden superior de estar listo con mi batería para marchar al encuentro del enemigo. A las 2:30 A.M., recibí la orden de marchar en unión con el regimiento Buin 1º de línea, yendo éste a vanguardia. A las 5 A. M. nos encontramos acampado en un cerro vecino a este campamento, situado al Sur. A las 5:40 A.M. se avistó al enemigo y recibí orden de romper el fuego cuando lo permitiera el alcance de nuestros cañones. 

Villarreal sobre Dolores

Parte de Eulogio Villarreal sobre la batalla de Dolores

Del ala derecha del Ejército chileno

1ª compañía de la 1ª brigada.-
Campamento de Dolores, Noviembre 20 de 1879.‑

Señor comandante del regimiento: 
El día 19 del presente, al llegar con la batería de mi mando a este campamento, el capitán don Emilio Gana me comunicó la orden de subir con la batería al cerro de la Encañada y tomar colocación a la derecha del ejército. Colocada la batería en puntos que dominaban las posiciones enemigas, esperé el momento oportuno para hacer romper el fuego. A las 3:30 P.M. hice los primeros disparos sobre una columna de caballería que, retirándose del centro del campo de batalla, trataba de reorganizarse. 

martes, 14 de noviembre de 2017

Ambulancias en el Alto de Alianza

La acción de las ambulancias de la Cruz Roja peruana y boliviana en la Batalla del Alto de la Alianza 26 de mayo de 1880

“Morir luchando, embriagado por la gloria y con el ardor rabioso del combatiente, morir así vengando las desgracias de la Patria, es un sacrificio laudable y generoso. Pero morir al enjuagar la sangre y el llanto del herido, al salvar una, muchas vidas, permaneciendo sereno entre el estampido horrendo del cañón, morir entonces, es un sacrificio doblemente heroico”.
Manuel Antonio Muñiz (Médico peruano durante la Guerra del Pacífico)

Artículo escrito por Aramís López

Estas líneas son una parte de un artículo propio “En la línea de fuego: La Cruz Roja peruana y boliviana en la Batalla del Alto de la Alianza, 26 de mayo de 1880", publicado en la Revista de Historia Republicana y Humanidades MOTVS, Año I - Número Número 1 - Mayo 2017 (pág. 185-208).

sábado, 4 de noviembre de 2017

Partes Chilenos -Pisagua


Partes Oficiales chilenos sobre la toma de Pisagua
Enlaces para leer los partes escritos por los oficiales chilenos sobre el desembarco y toma de Pisagua, ocurrido el 02 de noviembre de 1879.

viernes, 3 de noviembre de 2017

Arteaga sobre Pisagua

Parte Oficial de Luis Arteaga sobre desembarco y toma de Pisagua

Comandancia General de Infantería.

Campamento del Hospicio, Noviembre 8 de 1879.

Señor General en Jefe:
Cábeme el honor de dar cuenta a US de las operaciones practicadas por la fuerza de Infantería, que depende de esta Comandancia, en el desembarco y toma de la plaza de Pisagua, que se verificó el día 2 del presente mes.

En cumplimiento de órdenes de su señoría, el que suscribe en unión con el teniente coronel don Diego Dublé Almeyda, el teniente coronel de Guardias Nacionales don Justiniano de Zubiría y el capitán de igual clase don Luis C. Santana, practicó un reconocimiento previo, como a las 8 AM, de los diversos puntos de la Bahía de Pisagua, a donde se pudiera conducir la tropa para su desembarco; y pudimos hacerlo con felicidad, a pesar de los fuegos que se nos hicieron de tierra, y que fueron contestados por un pequeño cañón de que puede disponer para su servicio la lancha a vapor, en que hacíamos este reconocimiento.

Partes Aliados - Pisagua


Partes Oficiales Aliados sobre la toma de Pisagua
Enlaces para leer los partes escritos por los oficiales peruanos y bolivianos sobre el desembarco y toma de Pisagua, ocurrido el 02 de noviembre de 1879.

Lynch sobre Pisagua

Parte Oficial de Patricio Lynch sobre desembarco y toma de Pisagua

Comandancia General de Transportes.

Pisagua, Noviembre 7 de 1879
Con fecha 3 del presente el comandante del vapor Toltén me dice lo siguiente:

“Tengo el honor de poner en conocimiento de V. S. lo acaecido en la mañana de ayer.

Habiendo recibido orden del Comandante en Jefe de la escuadra de avanzar hasta los buques de guerra, echándonos señales el blindado Cochrane para que me pusiera al habla, recibí de este jefe la orden de aproximarme a tierra para hacer fuego sobre el enemigo y proteger el desembarque de tropas, y que la tropa se ocultara en el entrepuente y desde las claraboyas hiciera fuego.

Así se hizo; mas no era posible que toda la tropa cupiese en el entrepuente; los que quedaron en cubierta eran distribuidos de tal manera, que hacían fuego tendidos.

Santa Cruz sobre Pisagua

Parte de Ricardo Santa Cruz sobre desembarco y toma de Pisagua

Tercera Brigada del Regimiento Zapadores de Línea.

Campamento de Pisagua, Noviembre 6 de 1879.

Con fecha de ayer he pasado al Estado Mayor General el siguiente parte:

Tengo el honor de dar cuenta a V.S. del combate habido el 2 del presente con las fuerzas de mi mando en el desembarque y toma de estas posiciones.

A las 10 A.M. trescientos hombres de la brigada de Zapadores y una compañía del batallón Atacama, y mandada ésta por el capitán Soto Aguilar y subteniente Matta, nos dirigimos a Playa Blanca en los botes de la escuadra, logrando desembarcar en medio del nutrido fuego de fusilería que se nos hacía de tierra.

Barrientos sobre Pisagua

Parte oficial de Juan Amador Barrientos sobre desembarco y toma de Pisagua

“Vapor Loa”.
Pisagua, Noviembre 3 de 1879.

Señor Comandante: 
Paso a dar cuenta a V.S. de la comisión que tuvo a bien confiarme el día 2 del presente en el puerto de Pisagua.

Cumpliendo sus órdenes salí de a bordo al mando del 1º, 2º, 3º y 4º botes, en los cuales iban en comisión los aspirantes señores Alberto Fuentes, Eduardo Donoso, Cenobio Bravo y voluntario Carlos Gacitúa López, ocupando el que suscribe el 1º. Habiéndome puesto a la disposición del capitán de navío señor Enrique Simpson, se me ordenó tomar en los botes a los soldados del batallón Atacama con el objeto de efectuar el desembarco en el puerto, lo que hicieron como en número de 50, yendo en el 1º como 15 de ellos.

Martínez sobre Pisagua

Parte de Juan Martínez sobre el desembarco y toma de Pisagua

Comandancia del Batallón Atacama

Pisagua, Noviembre 3 de 1879

Señor coronel:

De conformidad con lo dispuesto en la Orden General de 1º del actual, tengo el honor de dar cuenta a VS, a la ligera, de las operaciones militares efectuadas por el Batallón de mi mando, en el desembarco y toma de la plaza de Pisagua, que tuvo lugar el día de ayer.

Poco después de las 8 AM del día indicado principió el desembarque de las Compañías, en el orden prevenido por VS, y sin accidente alguno de importancia hasta unos 100 metros de la playa en que se rompió un nutrido fuego de fusilería del enemigo que se encontraba parapetado en las rocas y zanjas.

Montt sobre Pisagua

Parte de Jorge Montt sobre el desembarco y toma de Pisagua

Comandancia de la corbeta “O’Higgins”.

Pisagua, Noviembre 2 de 1879

En cumplimiento de las órdenes recibidas ayer, entré a este puerto en convoy con el Cochrane, a las 6 de la mañana de hoy, y habiéndome hecho las señales de romper el fuego sobre el fuerte situado en la parte Sur de la población, rompí sobre él los fuegos a las 7 h. 5 m., y los continué hasta las 8 en que quedaron completamente apagados.

A las 10 h. en unión del Cochrane, Magallanes y Covadonga, rompimos nuevamente los fuegos y la O’Higgins sobre las trincheras y parapetos del enemigo, habiéndolos continuado hasta las 2 de la tarde, hora en que aquél, tomado por la retaguardia, por una parte de nuestro ejército y batido de frente por el resto del que pudo desembarcarse en medio de un vivo fuego de fusilería huyó; y cesaron entonces nuestros tiros que en general fueron certeros.

Latorre sobre Pisagua

Parte de Juan José Latorre sobre desembarco y toma de Pisagua

Comandancia del “Almirante Cochrane”

Pisagua, Noviembre 2 de 1879

Cumpliendo con las órdenes de V. S., el 25 del próximo pasado a las 6 h. 45 P. M. zarpamos de Antofagasta. Debido a las causas que V. S. conoce llegamos a este puerto ayer a las 6 A. M.

En virtud de las instrucciones del señor General en Jefe, a la hora indicada, habiendo dejado antes los botes en el trasporte Copiapó, avanzamos los buques de guerra hacia adentro del puerto, y después de estudiar las posiciones enemigas, rompió sus fuegos el de mi mando contra la batería del Sur, a las 7 h. 5 m., a 1.300 metros de distancia.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Becerra sobre Pisagua


Parte oficial de José Becerra sobre el desembarco en Pisagua

Callao, Noviembre 19 de 1879
Señor Capitán de Navío Director de Marina

Villamil sobre Pisagua

Parte de Pedro Villamil sobre Pisagua

Comandancia General de la Segunda División Boliviana.

Agua Santa, Noviembre 4 de 1879.

A su señoría el señor General de División y General en Jefe del Ejército.
Señor General:

Tengo el honor de elevar a V.S. el parte que me ha acompañado el Jefe del Estado Mayor de la división de mi mando, sobre el combate que ha tenido lugar en Pisagua el 2 del corriente.

Las relaciones que adjuntan con dicho parte impondrán a V.S. de las pérdidas que han tenido nuestras fuerzas en aquella acción de guerra tan desigual como gloriosa para nuestros soldados.

lunes, 23 de octubre de 2017

Margarita de Aliaga

Margarita de Aliaga y Puente De D’Aponte Ribeyro

(escrito por Elvira García y García en su libro "La mujer peruana a través de los siglos")

Nació esta ilustre dama el 10 de junio de 1838.  Descendiente de conquistadores nobles, obtuvieron sus antepasados el solar, que en el reparto de la ciudad, recién fundada, le tocó a don Jerónimo de Aliaga.

Dotada de belleza extra ordinaria, no exageran los cronistas, al asegurar, que fué el más preciado adorno de los salones de su época.

Siempre fué una eximia caussere, y aún en la senectud, conserva esa habilidad, como que, dotada de una memoria privilegiada y de un espíritu de justeza exquisita, jamás desfigura los hechos, por el propósito de favorecer o disculpar, a quienes fueron sus buenos amigos.

jueves, 19 de octubre de 2017

Acta de Colombianos

Acta firmada por Colombianos

Al confirmarse en Lima la noticia de la declaratoria de guerra por parte de Chile, varios grupos o gremios manifestaron su apoyo al Perú y protesta por el proceder de Chile.

Entre estos grupo tenemos algunas colonias extranjeras, les presento el acta firmada el 06 de abril de 1879, por mas de 400 ciudadanos colombianos (ecuatorianos, colombianos y venezolanos), llegando incluso a ofrecer formar un batallón.

Transcribimos el acta que fue publicada en el periódico "El Comercio", Guayaquil, martes 15 de abril de 1879.

"ACTITUD DE LOS COLOMBIANOS

Hé aquí los importantes documentos referentes á la noble actitud que la colonia colombiana ha adoptado en las presentes circunstancias:

martes, 17 de octubre de 2017

En Buenos Aires 1900

Discurso de Sáenz Peña pronunciado en Buenos Aires.

En 1900 el periódico ecuatoriano "El Grito del Pueblo" invita a Zoila Aurora Cáceres para colaborar con el diario enviando algún artículo o noticias de interés sobre el Perú.

"Evangelina" seudónimo de la escritora, responde en carta fechada en setiembre del mismo año, enviándole noticias de una recepción realizada el 28 de julio de 1900 en el Jockey Club de Buenos Aires, para los peruanos residentes allí.

Entre los concurrentes peruanos estaban el general Andrés Cáceres, y el ministro plenipotenciario del Perú en Argentina. También se encontraba presente Roque Sáenz Peña, quien dio un discurso haciendo mención al tiempo que combatía por el Perú.

Transcribimos la carta escrita por Zoila Aurora Cáceres.

"Carta de Lima

Para "El Grito del Pueblo"

sábado, 14 de octubre de 2017

Carta de Ruiz Gallo

Carta de Pedro Ruiz Gallo a Nicolás de Piérola

Si bien esta carta no trata sobre el tema de la guerra del Pacífico, pero es importante publicarla porque fue escrita por Pedro Ruiz Gallo y dirigida al futuro dictador peruano, entonces Ministro de Hacienda, Nicolás de Piérola.

lunes, 9 de octubre de 2017

Jesuitas en la gdp

Jesuitas en la gdp

Revisando el libro "Jesuitas en Campaña, cuatro siglos al servicio de la historia" escrito por el padre español José Angel Delgado Iribarren, y publicado en Madrid en 1956.

Este libro nos relata la labor de los integrantes de "la Compañía de Jesús" en sus diversas actividades durante circunstancias bélicas alrededor del mundo. 

Recordar que los jesuitas fueron expulsados del Perú en 1767 en la época del Virreynato, y fueron autorizados a volver al país recién en 1871.

Por decreto-ley del 18 de mayo de 1878 se estableció la "Escuela Normal de Varones", así nació el Colegio de la Inmaculada, con sólo 3 Jesuitas, en 1879 llegaron 7 Jesuitas más de Europa y en 1880 los 9 jesuitas en Huánuco decidieron ir a Lima.

sábado, 7 de octubre de 2017

último oficial del Huáscar

Con el último oficial del Huáscar
(Escrito por Alfonso Tealdo y publicado en Revista Turismo, 1942)

El último sobreviviente de la plana mayor del “Huáscar” me esperaba el 8 de octubre, a 63 años exactos de la batalla naval de Angamos. El alférez de fragata Manuel Elías Bonnemaison, me recibe. Y es como un reportaje a los ojos mismos de la historia. Setenta y siete años y barba de nieve. Navega, pequeñito, en los óleos de las paredes, el barco del honor peruano. Navega como en el pecho de este hombre envejecido. Como en el mío. Como en el de todos los que sabemos que la historia es algo más que un libro que se abre, que se lee y que se cierra. Navega, otra vez y otra vez, en este día de sal en los labios y de pólvora en la frente. Surca las aguas el barquito blanco. El barco que, después fue pintado de rojo en Talcahuano, quizás si para completar desde el destierro los colores del Perú.

Y un niño de catorce años se acercó a Grau, en 1879, y le dijo: “Yo quiero ser marino”. Y Grau replicó: “Bueno”. El “Huáscar” tenía 60 metros de longitud, 1,100 toneladas de desplazamiento y dos cañones. Metro y medio -la estatura de un infante- era lo que sobresalía de la obra muerta. ¿Por qué no iba a tener, pues, un guardiamarina de catorce años?

viernes, 6 de octubre de 2017

rumbo a Angamos

“Huáscar” y “Unión” en la ruta de Angamos
(por Belisario Villagrán, publicado en el "Álbum Gráfico Militar de Chile")

Cómo venían operando, entre tanto, el Huáscar y la Unión para que se realizara el encuentro buscado con tantas precauciones para rendir la bandera del monitor?
Para llegar á la mejor y más fácil comprensión de los hechos que vengo presentando, he detenido la acción de las dos divisiones chilenas, que comandan Riveros y Latorre, independientemente, para seguir á Grau en la ruta, cuyo radio de acción se tenía ya trazado, hasta el momento en que, anunciados los barcos peruanos por el vigía del Blanco Encalada, el maestro de señales Jorge Silbad, á quien colocarse en ese puesto el mayor de órdenes de la escuadra don Luis A. Castillo, entonces sólo capitán de fragata, hoy almirante retirado del servicio de la Marina, se inició el perseguimiento para obligarlos á caer en la línea de vigilancia que guardaba el Cochrane con su apuesto y gallardo jefe, que declinó el principio del combate histórico, que se denominó de Angamos.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Parte de Moraga

Parte de Carlos Moraga sobre hundimiento de la Covadonga

Comandancia de la cañonera "Pilcomayo".

Rada del Callao, setiembre 14 de 1880.

Señor almirante:

Tengo el sentimiento de dar cuenta US. que anoche a las 10 P. M., encontrándome con el buque de mi mando en su habitual crucero, frente a Ancón, fué avistado un bote, el que reconocido, resultó ser de la Covadonga con 29 tripulantes de aquella cañonera, que había sido echada a pique en Chancai en la tarde del mismo día por medio de un torpedo oculto en un bote vacío. Tomados a bordo los náufragos, me dirijí a Chancai enviando embarcaciones para ver si existían aun algunos otros tripulantes. Los botes regresaron abordo sin haber encontrado ninguno. La Covadonga se encuentra en 11 brazas de agua con la mayor parte de su aparejo a la vista, i al cual había puesto fuego el enemigo.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Decio Oyague

Decio Emilio Oyague Neyra

Marino peruano, nació en San Pedro de Lloc en 1842,  hijo de don José María Oyague y doña Isabel Neyra.

Ingresó en la marina en 1864 y en setiembre del año siguiente sirve como guardiamarina a bordo de la corbeta América. Luego pasó a la fragata Amazonas, en la que se hallaba al estallar la guerra con España. La Amazonas varó en la parte sur de la isla Abtao (cerca de Chiloé), en enero de 1866 sin que pudiera ser reflotada. 

Oyague fue transferido temporalmente a la América, participando en el combate de Abtao, el 07 de febrero de 1866. 

Estuvo a bordo del transporte Chalaco, durante el combate del Callao del 02 de mayo de 1866. Por su participación en octubre fue ascendido a alférez de fragata.

sábado, 22 de julio de 2017

Vélez José Miguel

Vélez José Miguel
(Biografía publicada en el 1° tomo de "El Biógrafo Americano")

"Abogado. Nació en Moquegua, del matrimonio de don Marcelo Vélez y doña Teresa Cossío. 

En 1855 y 1856, y desde 1858 hasta 1866. fue Conjuez de la provincia de Moquegua; y en el último año, se le nombró Juez de 1° Instancia interino de la misma provincia, cuyo puesto sirvió hasta Febrero de 1868.

Fue también en Moquegua, miembro de la Comisión Provincial de Instrucción, Director de Beneficencia, y Alcalde Municipal.

Como Diputado propietario por su ciudad natal, concurrió a las Legislaturas de 1868, 1870 y 1872; y como Senador suplente por el departamento del mismo nombre, asistió igualmente a las de 1876 y 1878.

lunes, 10 de julio de 2017

Organización de la Reserva

Organización del ejército de reserva del Perú

ALISTAMIENTO MILITAR.
JUAN MARTIN ECHENIQUE, Coronel de Infantería del Ejército, Prefecto del  Departamento de Lima I Comandante en Jefe del Ejército de Reserva.

Por cuanto :
Por supremo decreto de 27 del próximo pasado se ha dispuesto el alistamiento en masa de todos los peruanos varones existentes en esta capital que no hayan cumplido sesenta años ni sean menores de diez i seis, i en observancia del espresado decreto i de las supremas resoluciones de 30 de Junio i 7 del presente, ordeno:

Art. 1.° Todo ciudadano residente en la capital que se halle comprendido en las edades ya determinadas, se presentará a inscribirse en su respectiva división desde el domingo 11 del presente hasta el sábado 17 inclusive, de las 12 a las 5 P.M.

martes, 27 de junio de 2017

Alista Reserva de Lima

Decreto de Nicolás de Piérola sobre el  alistamiento de la Reserva de Lima

NICOLÁS DE PIÉROLA,

Jefe Supremo de la República y Protector de la Raza Indígena.

Considerando;

Que teniendo Lima sobrados elementos para defenderse por sí sola contra cualquiera tentativa de agresión del enemigo, es conveniente colocarla en condiciones de realizarlo sin esfuerzo, a fin de ponerla a cubierto de ella y permitir al Gobierno emplear el ejército activo como lo aconseje la más rápida prosecución de la guerra,

Decreto:

Art. 1° Declárase la ciudad y provincia de Lima en pié de defensa militar.

martes, 13 de junio de 2017

Anibal Pinto

Retrato de un Presidente de la República

(párrafos tomados del libro Bala en boca de Enrique Bunster)

Comencemos por el instante en que don Aníbal Pinto cogió la pluma para firmar la declaración de guerra a Perú y Bolivia. Los Ministros y consejeros que estaban con él no dejaron testimonio de cómo se condujo, y ahora ignoramos si se mostró nervioso o sereno, si vaciló, si le tembló o no la mano al poner la suerte de la patria en juego. Sólo conocemos la afirmación de un cronista contemporáneo: «Todos querían la guerra, menos el Presidente, que veía sus males y temía a sus horrores». Podemos entonces presumir que al devolver la pluma al tintero ha debido exhalar un suspiro de sometimiento a la Providencia, y lo menos que pudo sentir es que el suelo se movía bajo sus pies; porque es preciso imaginarse la gravedad del paso que acababa de dar. 

miércoles, 7 de junio de 2017

Latorre sobre Arica

Parte Oficial de Juan José Latorre sobre la batalla de Arica

COMANDANCIA DEL BLINDADO ALMIRANTE COCHRANE

Al ancla, rada de Arica, Junio 9 de 1880.

Participo a V. S. que, por pedido del señor General en Jefe del ejército de operaciones sobre Arica, efectué con los buques de mi mando una entrada a dicho puerto el día 6 del actual, y el resultado de
dicha operación lo participo a V. S. enseguida, previniéndole es la misma que he transmitido al señor gobernador de Iquique en aquel día.

Conforme a lo prevenido a V. S. en mi comunicación anterior, hoy a las 1.30 P.M. entramos los buques en acción, tomando los de madera colocación al Sur, entre tanto el Cochrane corría la línea de la rada de Norte a Sur, a una distancia de tres a cuatro mil metros.

Proseguimos nuestros fuegos hasta las 3.35 P.M., en que suspendimos el combate.

Baquedano sobre Arica

Parte Oficial de Manuel Baquedano sobre la batalla de Arica

EJÉRCITO DE OPERACIONES DEL NORTE
Arica, Junio 21 de 1880.

Señor Ministro:
Tengo el honor de transcribir a V.S. el parte del señor coronel Jefe de Estado Mayor General sobre la toma de Arica. Dice así:

“Señor General en Jefe:
Cuatro días después de la batalla del 26 del pasado regresó a Tacna la división de reserva que había ido a Pachía a las órdenes del señor coronel don Pedro Lagos, con el objeto de deshacer los últimos restos del ejército aliado que, según anuncios, se organizaban allí para atacarnos. Esa división, cuya marcha ordenó V. S., trajo rifles, municiones, dos cureñas de cañón Krupp y un buen número de prisioneros desarmados, que se escondían en aquel pequeño caserío y sus alrededores.

Alejado, pues, por ese lado, todo peligro de ataque y de reorganización del enemigo, V.S. tuvo el pensamiento de marchar sobre Arica, ciudad que los peruanos llamaban inexpugnable por sus minas, sus fosos, sus parapetos, sus defensas naturales y sus cañones.

Parte de Novoa G.

Parte Oficial de Alberto Novoa G. sobre la batalla de Arica

REGIMIENTO DE CAZADORES A CABALLO

Arica, Junio 10 de 1880.
Señor Coronel:

El 4 del presente, a las 10 P.M., recibí orden del señor General en Jefe de marchar a la diana del día siguiente con 50 hombres del regimiento al valle de Azapa y reunirme al teniente don Juan de Dios Quezada, que se hallaba en ese punto con otros 50 individuos de tropa y que había marchado el día anterior a hacer un reconocimiento del valle y de los lugares donde hubiese forraje y agua para las cabalgaduras, teniendo, además, orden de reunir todos los animales que encontrase y traerlos al campamento.

Luego que me reuní al expresado señor teniente, me dio cuenta de haber hallado, en distintos puntos: dos bueyes, tres mulas, dos caballos, 40 cabros y 60 ovejas; todos estos animales los entregué al ayudante de V. S., señor Walker. En cuanto al forraje, me dijo que únicamente había caña de azúcar a dos leguas y media del campamento, y agua a una legua.

Parte de Novoa

Parte Oficial de José M. Novoa sobre la batalla de Arica

REGIMIENTO Nº 2 DE ARTILLERÍA

Señor Coronel Jefe de Estado Mayor General:

El 4, en cumplimiento a las órdenes de V.S., marché desde el campamento de Chacalluta con las cuatro baterías a tomar posiciones al frente de Arica, tropezando en la marcha con graves dificultades que fueron salvadas algunas por el Cuerpo de Pontoneros y las otras por el personal del regimiento. Nos acampamos en la noche de ese día en lo más alto de los cerros que había que recorrer, a cubierto de la vista del enemigo y muy poco antes de llegar a las posiciones que deberíamos ocupar, todo en conformidad a las instrucciones de V.S. Emprendimos la marcha a hora conveniente, y al amanecer del siguiente día se colocaron las baterías en los puntos reconocidos con anterioridad por V.S.

sábado, 27 de mayo de 2017

Parte de Campero

Parte Oficial de Narciso Campero sobre la batalla del Alto de la Alianza

Yarapalca, Mayo 27 de 1880

Señor:
El día de ayer, en una meseta situada a dos leguas de Tacna, camino de Sama, después de un reñido y sangriento combate de cuatro horas, fue deshecho el ejército unido de mi mando.

Hubo momentos en que la victoria parecía balancearse, más la gran superioridad del enemigo en número, calidad de armamento y demás elementos bélicos, hizo inútiles todas mis disposiciones y los esfuerzos de los bravos defensores de la alianza.

El señor contralmirante Montero, General en Jefe del ejército, general que mandaba el ala derecha de nuestra línea de batalla y el señor coronel Camacho, comandante en jefe del ejército boliviano que estaba encargado de el ala izquierda y que cayó gravemente herido a tiempo en que arreciaba; el combate por este lado, han llenado su misión cual corresponde a su bien merecido renombre.

Parte de Murguía

Parte Oficial de Ildefonso Murguía sobre la batalla del Alto de la Alianza

Comandancia General de la extinguida División Reserva de la Ala Derecha del Alto de la Alianza

Oruro, Agosto 13 de 1880

Señor Ministro:
Herido durante la acción de armas del 26 de Mayo último, hasta el punto de serme material y absolutamente imposible continuar más acá de Tacna, mi retirada con los restos del ejército nacional, ni con los del amigo y aliado el de la noble herma na la República del Perú, creí, fundadamente, que mi segundo en el mando de la división reserva del costado derecho del Alto de la Alianza, el coronel don Balvino D. Medina, pasara a quien correspondía o en su defecto a ese Ministerio el parte oficial de las operaciones militares de la división que yo y él respectiva y ordenadamente comandábamos; pero desde el 26 de Mayo aludido hasta el 7 de Julio, es decir, después de un mes y medio del combate, es cuando, como aparece en el registro oficial de la República número 43 y su fecha, 3 de los corrientes, recién se ve aquel parte importante por muchos conceptos que no se escapan a la elevada penetración de V. S. y en el cual, sin embargo, he notado con profundo sentimiento por la honra de las armas nacionales, muchos vacíos trascendentales, inexactitudes y deficiencias que como Comandante General de la referida división y como tal, subordinado del esclarecido señor General Presidente y Director Supremo del memorado combate, no puedo pasar en silencio, menos que nunca hoy que el honroso programa de guerra de Bolivia y el Perú exige que sus soldados y defensores hablen la verdad toda entera, tanto en las infaustas horas de los reveses como en las espléndidas de la victoria; creería pues de fraudar la alta confianza del señor General Presidente de mi patria y de la digna aliada si no hiciera constar el brillante papel que a los jefes, oficiales y soldados de mi invicta división les cupo en suerte desempeñar en aquel desgraciado combate, si bien de glorioso sacrificio para aquellos que como tan buenos hijos de la patria, no supieron abandonar el campo sino diezmados, después de arrollar al triple número de enemigos con enseñas que aún conservan algunos y cediendo ante innumerables huestes y muy superiores en elementos bélicos y trabajo en aquel memorable día.

Parte de P Dávila

Parte Oficial de Justo Pastor Dávila sobre la batalla del Alto de la Alianza

Comandancia general de la primera división
Tarata, mayo 29 de 1880

Señor coronel jefe del estado mayor general del primer ejército del sur.

Señor coronel: Elevo a usted los partes originales que con motivo de la batalla librada el 26 de los corrientes en Campo de la Alianza, me han pasado los primeros jefes de los dos batallones que formaban la primera división del ejército, con cuya comandancia general se me había honrado.

Esos partes revelan, señor, que si la división se ha sacrificado sin resultado positivo para el triunfo de nuestra causa, no ha sido por carencia de valor o disciplina, de que ha hecho lujosa ostentación en el campo de batalla, sino por el doble error consumado en la dirección general del combate al hacernos
expedicionar sin objeto en la noche del 25 y alejamos sin las reservas indispensables en todo plan de batalla bien combinado. Ni la fuerza numérica de los invasores ni la superioridad de sus armas, habrían producido nuestra derrota, si las líneas hubieran combatido con sujeción a los preceptos inquebrantablemente aconsejados por la táctica y la estrategia, desgraciadamente eso no aconteció y por eso el denuedo de la división, la sangre que a corrientes ha derramado, si es cierto que glorifica su
nombre, también lo es que ha producido un doloroso resultado para nuestras armas.

Parte de Del Solar

Parte Oficial de Pedro Alejandrino del Solar sobre la batalla del Alto de la Alianza

Tarata, 28 de mayo de 1880
Comandancia de la división gendarmes de Tacna.

Señor coronel de estado mayor general del primer ejército del sur.

Nombrado por el general en jefe del primer ejército del sur, comandante general de las fuerzas de gendarmería y policía que estaban a mis órdenes, como prefecto del departamento, las organicé agregando a ellas el escuadrón gendarmes de Tarapacá que puso a mi disposición el señor coronel d. Luis F. Rosas, prefecto de aquel departamento y los cuerpos de reserva movilizable formados por el comercio, agricultores y naturales de Tacna.

El día del combate presenté en el campo una fuerza efectiva de 750 hombres de la columna gendarmes, 60 de policía, 50 lanceros del escuadrón gendarmes de Tacna; 43 tiradores de los gendarmes de Tarapacá y poco más de 400 ciudadanos armados.

viernes, 26 de mayo de 2017

Parte de Del Canto

Parte Oficial de Estanislao Del Canto sobre la batalla del Alto de la Alianza

REGIMIENTO 2º DE LÍNEA.
Tacna, Mayo 28 de 1880

Señor Comandante:
En cumplimiento de mi deber doy cuenta a V. S. de la participación que ha cabido al regimiento de mi accidental mando en la batalla del 26 del corriente.

A las 7 A. M. del día indicado se nos presentó el enemigo y recibí orden de hacer salir al frente las 4ª compañías, a fin de que, desplegadas en guerrillas, protegiesen la marcha del regimiento que marchaba a la derecha de la división de su mando. Estas guerrillas tuvieron que soportar, por más de tres horas y con ligeros intervalos, el fuego de los cañones del enemigo, hasta que estuvieron a tiro de rifle y empeñaron combate.

A las 11 A. M., nuestra línea se unió al ala de guerrilla y empeñamos la acción a una distancia de 800 metros del enemigo. Esta distancia se redujo a 30 o 40 metros, porque la tropa, hábilmente dirigida en dos batallones, que mandaban respectivamente los sargentos mayores don Abel Garretón y don Miguel Arrate, y entusiasmada por sus valerosos capitanes y oficiales, no detuvo su marcha hasta obligar a los enemigos a abandonar sus atrincheramientos y formidables posiciones.

Parte de Niño

Parte Oficial de Jacinto Niño sobre la batalla del Alto de la Alianza

BATALLÓN VALPARAÍSO.

Señor Intendente:
Con fecha 29 del presente doy cuenta al Estado Mayor de la primera división de lo siguiente:

“Doy cuenta V. S. de lo obrado por el batallón de mi mando el día 26 del presente; no recuerdo la hora, porque no ví mi reloj, en que se me ordenó hiciese desplegar en guerrilla mi batallón, debiendo cubrir todo el frente de la división y que marchase de frente como a tres cuadras de distancia, lo que fue ejecutado en conformidad a lo que se me mandó.

Después, por medio de un ayudante, recibí la orden de que hiciese alto porque unas piezas de artillería enemiga nos hacían fuego. Más tarde se me notificó por el señor coronel jefe de la división que avanzase de frente, lo que hice; y cuando en la cima de una loma recibieron las guerrillas del batallón de mi mando los fuegos del enemigo, al que correspondí haciéndolo en avance y desde este lugar, hasta derrotar al ejército aliado, obtuve la pérdida de un capitán y 27 individuos de tropa muertos, 4 oficiales y 60 individuos de tropa heridos, que existen en el hospital y ambulancias; de modo que el total es de 102 entre muertos y heridos, cuyas relaciones acompaño.

Parte de Urriola

Parte Oficial de Martiniano Urriola sobre la batalla del Alto de la Alianza

BATALLÓN CÍVICO DE ARTILLERÍA NAVAL.
Tacna, Mayo 28 de 1880

Señor Coronel:

A las 11 A. M. del día 26 del presente recibí la orden que V. S. me comunicó personalmente, de atacar con mi batallón a las fuerzas enemigas para apoyar al batallón Valparaíso que iba de descubierta y que en esos momentos rompía el fuego, comenzando de esa manera la batalla por parte de la primera división que V. S. dignamente comanda.

La orden fue inmediatamente efectuada, cargando con todo vigor al enemigo y logrando desalojarlo progresivamente de las varias trincheras, lomas y cerrillos en que se defendía, ocultándose hasta el extremo de sobrepasar su línea y tomarle dos cañones de campaña.

Parte de Baquedano

Parte Oficial de Manuel Baquedano sobre la batalla del Alto de la Alianza

CUARTEL GENERAL DEL EJÉRCITO
Arica, Junio 11 de 1880.

Tengo el honor de transcribir a V. S. el parte pasado por el señor coronel, Jefe de Estado Mayor General, don José Velásquez, sobre la batalla del 26 de Mayo en las alturas de Tacna:

“Campamento a la vista de Arica, Junio 6 de 1880.

-Señor General en Jefe: Tengo el honor de pasar a manos de V. S. el parte detallado de la batalla del 26 de Mayo en las alturas de Tacna, y en la cual fueron completamente derrotados los ejércitos del Perú y Bolivia. Y para que el Gobierno y el país puedan darse cuenta exacta de ese importante hecho de armas, voy a exponer a la ligera los trabajos que ha sido necesario ejecutar para poner al ejército en situación de medir sus armas con las del enemigo, trabajos que son como los antecedentes de la victoria obtenida.

Parte de Wood

Parte Oficial de Jorge Wood sobre la batalla del Alto de la Alianza

BATALLÓN CAZADORES DEL DESIERTO.
Campamento de Tacna, Mayo 30 de 1880.

Señor Coronel.
Ya que mi batallón se halla incorporado a la división de su mando, cumplo con el deber de darle cuenta de la parte que le cupo desempeñar en la batalla del día 26 del presente, en la altiplanicie denominada “Campo de la Alianza”, a inmediaciones de esta ciudad de Tacna.

En obsequio de la brevedad omito hacer relación de las diversas causas que colocaron a mi cuerpo en situación muy desventajosa entre los demás y que sería justo se tomaran en cuenta para apreciar debidamente su comportamiento en aquel día.

El batallón que en Ite presentaba un efectivo de 494 hombres de combate, solo pudo formar en línea 364, habiendo tenido que dejar 25 de guarnición en aquel punto, 80 en Buenavista, 20 empleados en el acarreo de provisiones para el ejército y 5 más que fue necesario enviar al Sur por enfermos.

Parte de Robles

Parte Oficial de Eulogio Robles sobe la batalla del Alto de la Alianza

REGIMIENTO LAUTARO.
Tacna, Mayo 30 de 1880

Señor Coronel:
Tengo el honor de dar cuenta a V. S. de las operaciones ejecutadas por el regimiento en la memorable jornada que tuvo lugar el 26 del corriente en las alturas de Tacna.

A las 11 A. M. recibí orden de V. S. para colocar mi regimiento ala derecha del ala enemiga y flanquearlo por ese costado, habiendo ordenado antes que la 1ª y 2ª compañías del 1º batallón marcharan a proteger la artillería.

Para satisfacer dignamente su mandato y mis propios deseos, dispuse que la 3º y 4ª compañías del 1º, y la 1ª y 4ª del 2º tendidas en guerrilla, avanzaran sobre la línea enemiga en posición oculta, con orden de no disparar hasta que las guerrillas estuviesen a 600 metros de distancia para aprovechar de un modo cierto nuestras municiones.
GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...