jueves, 28 de febrero de 2019

Alfredo Benavides

Alfredo Benavides Cornejo

Nació en el Puerto de Islay el 10 de junio de 1857. Hijo de don Manuel Francisco Benavides Canduela y de doña Francisca Cornejo del Carpio 

Se educó en Lima y desde joven se dedicó al comercio.

En 1873 fue adjunto a la Legación  del Perú en China y Japón. Al volver a Lima fue empleado de la Casa Lachambre, luego Oficial 1° de la Dirección General de Rentas.

Al iniciar la guerra del Pacífico, se enroló al ejército con el grado de Teniente, participando en la batalla de Tacna, donde fue herido.

En agosto de 1880 ya era Capitán temporal y para la defensa de Lima, fue designado como Ayudante de la Comandancia de la 5° División, (formado por los batallones n° 26, 28 y 30) apoyando a su padre el Coronel Manuel F. Benavides.

Al reorganizarse el ejército en noviembre de 1880, su padre pasó a comandar la 2° división del primer cuerpo del ejército de Reserva (batallones 10, 12, 14 y 16) y en esa disposición participó en la batalla de Miraflores (15 de enero de 1881).

lunes, 25 de febrero de 2019

Luis La Puerta

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 24 de diciembre de 1887)

El retrato del señor General de Don Luis La-Puerta, es el que hoy ocupa la primera página de nuestro semanario.— Bastante conocidos como son los antecedentes de este digno y antiguo jefe de nuestro Ejercito, que por dos veces ha ceñido la banda presidencial; nos limitamos á hacer en el lugar respectivo un líjerísimo estracto de su honrosa foja de servicios al país— los cuales no necesitan el menor encomio.

General Don Luis La-Puerta
El 25 de Agosto de 1811 nació en la importante ciudad del Cuzco el señor General Don Luis La-Puerta. — Fueron sus padres, el noble aragonés Don Ignacio Francisco de La-Puerta, caballero de la Real y Distinguida Orden de Carlos III, Coronel del Regimiento de Abancay y Canciller de la Real Audiencia del Cuzco y la señora Doña Gertrudis Mendoza y Jara de la familia de las condes de Casa Jara, y de los marqueses de Palma.

José A. Rioseco

D. José Antonio Rioseco
Teniente de artillería 

La primera víctima de las pestilencias del Perú, si nuestra memoria no nos falla, fué (febrero de 1882) en la ciudad de Trujillo el brillante capitán de artillería don Jenaro Freire. Pero no seria la última victima de la ocupación en esa arma, porque en mayo del año subsiguiente falleció del mismo mal en Ica, el teniente don José Antonio Rioseco, discípulo en la guerra de su paisano i deudo, el mayor Montoya, muerto también por el clima. 

El teniente Rioseco era nieto de un oficial del rei, i nació en los Anjeles por el año de 1860, por manera que, al sucumbir gloriosamente en una ingrata i pestilente guarnición, había vivido apenas 23 años. 

I esta fué toda su vida sucintamente contada por el fraternal afecto que ha sobrevivido a su prematura tumba i vela sobre ella

domingo, 24 de febrero de 2019

Lizardo Montero

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 10 de diciembre de 1887)

El retrato del Contra-Almirante de la Armada Nacional Don Lizardo Montero, ocupa hoy la 1° cara de nuestro semanario.— Desde 1853 hasta 1883 la vida de D. Lizardo Montero dedicada al servicio del país, es tan conocida, que bien pudiéramos no consignar la biografía de este personaje; pero á fin de no variar nuestro programa, apuntaremos algunas fechas sin entrar en apreciaciones cuya tarea corresponde á los que después de una ó dos generaciones emprendan la labor histórica

El Contra-Almirante Montero.

Natural de Piura, cuna del ilustre Grau y de muchos otros notables marinos, Don Lizardo Montero nació el 27 de Mayo de 1832. Hizo los primeros estudios en su ciudad natal y los terminó en Quito.

José A. Castellón

Don José Antonio Castellón
Capitán del batallón Lontué

No tuvo participación el entusiasta chileno que llevó el apellido de Castellón, mitad francés i mitad español, avecindado en Perú en las batallas campales de la guerra, pero fué su heraldo. Nacido en Santiago en 1853, dotado de notable facilidad para hablar i apuesto mozo por su figura, fué uno de los miembros más activos i prestijiosos de aquel comité patriótico que, presidido por el entusiasta curicano Florencio Moreira, predicó la primera cruzada de la guerra en todas las ciudades de la república i contribuyó no poco al alistamiento de los primeros voluntarios.

Enrolado a su turno en el batallón Lontué i destinado a la reserva, cubrió durante una parte de la fatal i pestilente ocupación del Perú la guarnición de varios pueblos infestados i especialmente el de Ica, donde fundo un periódico con el titulo de LA VOZ DE ICA. Gracias a su claro talento le era dado también desempeñar el cargo de secretario del activo jefe político de aquella provincia i comandante del batallón Lontué don Leoncio Tagle.

sábado, 23 de febrero de 2019

J. Sánchez Lagomarsino


José María Sánchez Lagomarsino 

Nació en Cajamarca el 11 de setiembre de 1833. Hijo de don Juan Bernabé Sánchez y doña Josefa Lagomarsino. 

Ingresó a la Escuela Naval Militar en 1856, egresando como guardiamarina dos años después, pasando a servir a la fragata General Plaza, posteriormente es traslado al vapor Ucayali, participando en el bloqueo de la costa ecuatoriana (1858-1859). 

Ascendido a alférez de fragata en enero de 1862, viajó a Inglaterra a bordo del Arica, como parte de la comisión que debía vigilar la construcción de los vapores para la selva. Participó en la debelación del motín de la tripulación del pontón Venus, en Londres, siendo ascendido a teniente segundo en mayo de 1863.

Retornó al Perú a bordo del vapor Morona, acompañado del resto de la flotilla fluvial adquirida en Inglaterra. El 5 de enero de 1864 llegó a Iquitos, donde instaló el apostadero fluvial. Luego pasó al Callao, donde sirvió en el vapor Loa y en la fragata Apurímac.

jueves, 21 de febrero de 2019

La vuelta del recluta


La vuelta del recluta.
Paisaje al lápiz por Paulino Tirado.

Enrique Baeza

Don Enrique Baeza
Coronel del Batallón Victoria

II.
No alcanzó a llegar el batallón Victoria, organizado a las puertas de Santiago, suelo propicio, a las puertas de Lima, porque en Chorrillos tuvo sólo un muerto, cuatro heridos, un contuso i un disperso; i en Miraflores hizo más desairada figura porque perdió un  herido, el capitán Roselot, un contuso i un desaparecido, es decir, apenas un rasguño en la epidermis.

Pero después de las victorias, los servicios que, como cuerpo moral disciplinado i fiel, prestó el Victoria fueron considerables i aún demostró, cuando la ocasión le fué favorable, que sabía conducirse con la misma bizarría que los cuerpos aguerridos i de más renombre del ejército de línea.

III. 
Evidencióse este último, en efecto, en el ataque que su jefe i organizador el coronel don Enrique  Baeza, llevó a los montoneros del valle de Cañete en junio de 1881, empresa peculiar que fué la primera acometida militar de la ocupación, i que por lo mismo merece ser rápidamente contada i sometida a imparcial criterio...

martes, 19 de febrero de 2019

Luis G. Astete

Luis José Germán Astete Fernández de Paredes 

Nació en Lima, el 28 de mayo de 1832. Hijo de don Pedro Astete Núñez y doña María Manuela Fernández de Paredes Noriega.

Estudió en el Convictorio de San Carlos de Lima. Luego ingresó como guardiamarina en la Escuela Naval en enero de 1850, y a fines del mismo año se embarcó en la fragata Algerie y posteriormente en la Serieuse, en la que fue enviado a Europa.

En abril de 1853 obtuvo el grado de alférez, integró la dotación de la recién construida fragata Amazonas, en su regreso al Perú desde Inglaterra. 

En 1854 fue nombrado comandante de la goleta Héctor, pero se amotinó junto con los presos políticos que llevaba a bordo, los cuales iban desterrados a México. Capturado por el Vigilante, fue procesado y desterrado a Chile. Volvió al Perú, radicando en Arequipa, donde permaneció hasta la batalla de La Palma, que puso fin al gobierno de José Rufino Echenique.

Federico Valdivieso

Federico Valdivieso Huici
Subteniente del Melipilla

Federico Valdivieso Huici, jeneroso espíritu, soldado de 20 años, voluntario del Melipilla, herido mortalmente en las filas de su cuerpo al ascender el morro Solar por la ribera del mar, nació en el estío de 1858 en la chacra de Chuchunco que arrendaba su padre. Allí bautizóle una noble matrona chilena que lloró su anticipado fin: la señora Mercedes Cafias de Arrieta.

Encaminóse resuelto a las batallas, i después de haber sostenido en sus brazos a su moribundo amigo Alberto Pérez Gandarillas, espiró a su turno pocas horas mas tarde en el trasporte Veintiuno de Mayo que lo recojió moribundo de la arena. El infortunado niño habíase incorporado en el Melipilla solo una semana antes de morir, pues su despacho de subteniente de ese cuerpo tiene fecha 7 de enero de 1881.

Elías Mujica

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 26 de noviembre de 1887) 

Don Elías Mujica

Aunque natural de Paita, por su larga residencia en el Callao y los constantes servicios que há prestado á ese pueblo, Don Elías Mujica es uno de sus predilectos hijos.

Dedicado al comercio, fué primero socio de la conocida firma J. G. García y Ca. y es hoy uno de los comerciantes principales del vecino puerto y dueño de una fortuna muy regular.

Como Alcalde Municipal, como Presidente del Concejo Departamental, como Director de Beneficencia, há prestado positivos servicios al pueblo de su adopción.

Cuando Don Manuel Pardo, de quien fué muy estimado, organizó la Guardia Nacional, se le nombró, con la clase de Coronel, 1er. Jefe del Batallón No 4 y con ese cuerpo hizo la campaña del Sur contra Piérola.

lunes, 18 de febrero de 2019

José M. Villarreal

Don José María Villarreal Silva
Subteniente del Colchagua

II.
En el lugar oportuno al hacer memoria de los brillantes servicios del capitán Vivar i en pájina aparte de los del capitán Reytes, ambos del Colchagua, hicimos debida recordación de la intrepidez de muchos otros oficiales de este rejimiento, que al fin quedó mandado en el campo de batalla por un simple capitán, el intrépido soldado mestizo don Adolfo Krugg, hijo de alemán avecindado en San Fernando.

Perdió también en el Perú la vida un valentísimo muchacho llamado M. A. Palacios, escapado por el amor de las aventuras a su hogar del Nuble, como también los subtenientes Pedro Nolasco Contreras, Jenaro Molina i M. J. Carrasco, que merecieron especiales elojios de sus jefes, i el subteniente don José María Villarreal Silva, esforzado mozo santiaguino que había comenzado su carrera junto con la guerra, entrando de soldado al Buin, cuando este cuerpo se embarcaba en Valparaíso para Antofagasta, en abril de 1879.

domingo, 17 de febrero de 2019

Manuel I. Chamorro

Manuel Isaac Chamorro Carrera

Nació en Yunguyo (Puno) el 13 de abril de 1843. Hijo de Vicente Chamorro y Manuela Carrera, residentes en Puno. (sobre su apellido materno algunos dicen que es Cortez, pero consta que María Manuela Carrera recibía una pensión por ser viuda del coronel Vicente Chamorro)

Inició su carrera militar en 1862, como Sargento 1° en el batallón "Cazadores de Puno" Nº 12. Ascendiendo a Subteniente desde setiembre de 1862.

Participó en el combate del Callao del 2 de mayo de 1866.

Tenía el grado de Capitán desde mayo de 1870, ese año pasó a comandar la guarnición de la corbeta Unión, a bordo de la cual apoyó a los monitores Manco Cápac y Atahualpa en su viaje del Atlántico al Pacífico.

Arturo García

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 26 de noviembre de 1887) 

Doctor Don Arturo García

Inteligente Abogado y notable periodista, el Doctor García llega muy pronto al elevado puesto que ocupa, pues, su carrera pública data de fecha reciente.

El Doctor García, nació en esta Capital el 10 de Junio de 1854. Sus primeros estudios los hizo en Guadalupe, luego entró á San Carlos y á la Universidad recibiéndose de Abogado en 1875 ó 76.

Con éxito que nosotros que hemos sido sus discípulos, podemos apreciar, ha sido profesor en el Colegio «Dos de Mayo» y Escuela Naval del Callao, y después en la Universidad y hasta hoy há sido uno de los redactores de «El Comercio».

El Doctor García há ejercido poco su profesión; pero con éxito. Su carácter firme y progresista le ha llevado á la política y á la prensa y en ambas, es bien conocido.

José María Claro

Don José María Claro
Subteniente del regimiento Concepción

I.
Formó el rejimiento Concepción. cuya bravura no necesita más justificativo que su nombre i el de su jefe «Seguel», (de los Seguel del Rei,) en la extrema izquierda de la línea de Miraflores, apoyándose en el mar i dando la mano hacia el Caupolicán que se corría tras un muro hacia su derecha.

I mientras el último cuerpo hacía su valiente arremetida sobre las posiciones enemigas, el rejimiento penquisto peleaba a pie firme desde el primer momento a pecho descubierto...

II.
Perdió así aquel rejimiento, a cuyos hijos, desde la conquista, el Biobio i las tradiciones que arrastran entre arenas sus aguas han dado bríos, no ménos de once oficiales i 125 individuos de tropa en aquel carnicero estreno que para él debía terminar sólo cerca de tres años más tarde en Huamachuco.

sábado, 16 de febrero de 2019

Federico Pflücker

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 19 de noviembre de 1887)

El Doctor Pflücker, pertenece á esa juventud que se levanta llena de vida y de afán para trabajar en bien de la Patria. Tiene cualidades que hacen esperar que, en su carrera cosechará honrosos frutos, Sírvale de aliento la sinceridad de nuestras apreciaciones, que le probamos, publicando. junto con su retrato, los apuntes biográficos que insertamos más adelante.

Doctor don Federico Pflücker

El Doctor Don Federico Pflücker nació el 23 de Abril de 1856, siendo su padre el ciudadano alemán D. Julio A. Pflücker y Doña María de Taramona y Manrique.

Hizo sus primeros estudios en el Colegio Inglés dirigido por el respetado pedagogo señor D. Williams.

Alfredo Valdés

Don Alfredo Valdés
Capitán del Batallón Caupolicán

III.
Señalábase en efecto entre los oficiales del Caupolicán por su consagración al servicio, por su entusiasmo bélico, no menos que por su niñez i su diminuta estatura que le había merecido entre los suyos el sobrenombre de coquito, un adolescente llamado Alfredo Valdés Velasco, natural de Santiago i alumno de su Instituto Nacional, quien, en el propio día en que se declaraba la guerra (4 de abril de 1879) cumplía 17 años. Sus respetables padres, que hoi residen en Bulnes del Ñuble, fueron don Manuel Valdés i dona Dolores Velasco Cotapos, de cuya unión nació aquel niño el 4 de abril de 1862, es decir, ayer.

"Cuando se declaró la guerra que me lo arrebató—dice de él su propio padre en carta íntima,—era mui niño todavía pero de un corazón mui grande; su entusiasmo no tuvo límites i quiso contribuir a toda costa a defender su patria, ofreciéndole su vida, sin ser capaces de desanimarlo ni las lágrimas de su madre a quien idolatraba ni los ruegos de sus hermanos."

Aurelio Denegri

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 26 de noviembre de 1887) 

Don Aurelio Denegri

Natural de Lima é hijo de D. Pedro Denegri, respetable súbdito italiano, Don Aurelio Denegrí há sabido, en algunos años de constante trabajo, labrarse en el comercio una fortuna considerable.

Cuando en la administración de Balta, Don Manuel Pardo organizó la Municipalidad de 100 notables, viendo en el señor Denegrí cualidades utilizables en beneficio del país, le instó para que formase parte de ese cuerpo y fué entonces que el señor Denegrí principió su carrera pública.

Es ella tan conocida que podríamos relevarnos de trazarla aquí.

En 1873, fué Teniente Alcalde del Concejo Provincial y por fallecimiento del señor Doctor Tejeda, se encargó de la Alcaldía, que desempeñó 9 meses de ese año y todo el 74, para el cual fué electo, en propiedad.

viernes, 15 de febrero de 2019

Aníbal Guerrero

Aníbal Guerrero
Teniente del batallón "Esmeralda"

IV.
Hijo de un antiguo funcionario i actual honorable senador de la república i de una dulce i discreta madre (la distinguida señora Rafaela Vergara) que le amaba entrañablemente, rompió voluntariamente Aníbal Guerrero todos aquellos lazos de ventura i entregóse a los azares de la guerra con levantado corazón. De niño alegre i casi mimado bajo su techo, trocóse en hombre guerrero; i en compañía de su hermano Enrique que elijió la caballería i de su hermano Adolfo que ocupó con acierto puestos civiles, siguieron los tres en grupo a las campañas a su tío materno el coronel i más tarde ministro de la guerra don J. F. Vergara.

Distinguiéronse todos en sus puestos como voluntarios i como patriotas; pero era preciso que alguno contribuyese con su sangre al común sacrificio. I para que esta sentencia quedase fielmente cumplida, el dedo del destino designó al acaso al que llevaba en su nombre dos apellidos de guerra, i he aquí en efecto como uno de sus camaradas, el bizarro capitán don Rafael Ovalle, otro voluntario santiaguino del Esmeralda, cuenta su noble fin en la batalla:

miércoles, 13 de febrero de 2019

Relato de Antofagasta

Relación sobre el asalto de Antofagasta en fecha 14 de febrero de 1879.
(Del Archivo de Nataniel Aguirre).

Autor: Un Diputado por el Departamento del Litoral en la Constituyente de 1878.- (No lleva firma)

domingo, 3 de febrero de 2019

Manuel del Valle

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 19 de noviembre de 1887)

En la página 9 damos el retrato de nuestro Ministro en Bolivia, Doctor Don Manuel María del Valle. El señor Doctor del Valle, como verán nuestros lectores en los lijeros apuntes biográficos que de él publicamos, há prestado en ese elevado puesto, servicios que el país reconoce y estima y por sus probadas dotes, tiene derecho para ocupar preferente sitio entre nuestros hombres públicos.

Doctor don Manuel María del Valle

El periodismo, la diplomacia y la política designan al Doctor Don Manuel María del Valle, nuestro Plenipotenciario en Bolivia, alto y envidiable puesto.

José Ferrer

José C. Ferrer
Subteniente

Preciso es señalar también, antes de cerrar esta pájina i las listas finales del rejimiento Chacabuco durante las campañas a que concurrió, el nombre del vijésimo muerto de su cuerpo de oficiales, el subteniente Ferrer, natural del Tomé, que defendiendo su puesto en la quebrada de la Oroya en 1883 perdió gallardamente la vida a fin de salvar la de sus compañeros comprometidos en aquella guerra fatal de montañas i de montoneros.

**********************
Texto e imagen tomado de "El Álbum de la gloria de Chile", Tomo II, por Benjamín Vicuña Mackenna

Saludos
Jonatan Saona

sábado, 2 de febrero de 2019

Alejandro Arenas

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 29 de octubre de 1887)

Doctor don Alejandro Arenas

Hijo legítimo del notable jurisconsulto peruano Doctor Don Antonio Arenas y de la señora Doña Antonia Villareal, nació en Lima el 26 de Febrero de 1842.

Después de haber recibido la correspondiente instrucción preparatoria, hizo sus estudios profesionales en el Colegio de San Carlos y se graduó de Bachiller en Jurisprudencia, en Febrero de 1860.

Los achaques que por entonces sufría en su salud, por ser de una constitución delicada, le llevaron en el mismo año á la ciudad de Huaráz, en cuyo Colegio dictó, hasta fines de 1863 los cursos de Derecho Natural, Constitucional y Romano.

Regresó después á Lima, y se recibió de Abogado en Abril de 1864, mereciendo desde luego, la confianza de una numerosa y selecta clientela.

Camilo Ovalle

Camilo Ovalle i Barros
Capitán 

Menos dura fortuna que el capitán Sota Dávila tuvo su compañero en grado i en campañas, el capitán don Camilo Ovalle i Barros, porque siquiera este último adolescente alcanzó a morir en los brazos de amorosa madre, que desde el lecho pestilente de un trasporte le arrebató al llegar.

Fué el capitán Ovalle el mas hermoso niño de aquellas lejiones que asombraron por su denuedo a la América española, i al contemplar en las filas su rostro limpio aún del tenue bozo precursor de la juventud, no se habría creído que era un capitán formado en tres campañas i que durante dos años rehusó tenazmente volver ni por un solo día al dulce regazo del hogar. 

viernes, 1 de febrero de 2019

Cristóval Martínez

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 08 de octubre de 1887) 

Cristóval Nicolás Martínez

Hijo legítimo de Don Cecilio Francisco Martínez, de nacionalidad española, y de Doña Ursula Portocarrero, natural de Arica, nació en el puerto de este nombre el día 6 de Diciembre de 1861.

Hizo allí mismo sus primeros estudios, hasta la edad de 14 años, en que pasó á Lima é ingresó como alumno al colegio que dirigía el Doctor Don Melchor García, en el cual permaneció mostrando notable aprovechamiento hasta poco antes de la declaratoria de guerra por Chile al Perú, viéndose obligado á cortar su carrera por motivos de salud.

Ramón Sota Dávila

Don Ramón Sota Dávila
Capitán

Ramon Sota Dávila era en Chorrillos un capitán de 21 años. Nacido de padres, que todavía no se han alejado del todo de los días de la juventud (don Natalio Sota i doña Clara Dávila), después de haber recibido mediana educación militar en la Academia de Santiago, entró al Chacabuco, cuando este cuerpo era solo una brigada lugareña, en clase de subteniente el 14 de mayo de 1879, i herido en Tarapacá ganó allí su próximo ascenso. 

Alcanzó en seguida su tercer galón en la marcha desde Tacna (a cuya batalla apenas recobrado, asistió) hacia Chorrillos. Hiriéronlo  mortalmente en esta segunda etapa como a su segundo jefe, atravesándole el estómago, de cuyas consecuencias murió en el Hospital de sangre de la Academia de Cabos el 15 de enero de 1881 en los momentos en que tronaba el cañón de Miraflores, digna salva anticipada sobre las tumbas heroicas.

Clorinda Matto

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 08 de octubre de 1887) 

Clorinda Matto de Turner

—Clorinda Matto nació en la ciudad del Cuzco, antigua Capital del Imperio de los Incas, el día 11 de Noviembre de 1854, del legítimo matrimonio del señor Don Ramón Matto y la señora Doña Grimanesa Usandivaras, hija de una ilustre familia de abolengos españoles, en tiempos del coloniage.

El señor Don Ramón Matto, caballero de inteligencia é ilustración envidiables, es hijo del respetable magistrado y muy galano escritor, Doctor Don Manuel Torres y Matto, que fue Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la mencionada Capital.

A la temprana edad de siete años, pasó Clorinda por el inmenso dolor de perder á su virtuosa y amorosísima madre, que falleció el 22 de Setiembre de 1862; ingresando, poco después, al Colegio Nacional de Educandas del Cuzco, que por entonces dirigía la ilustrada señora Doña Antonina Perez, cuya pérdida ha sido irreparable para todo aquel departamento.

Belisario Zañartu

Don Belisario Zañartu
Teniente Coronel

I.
Así  como el primero en sucumbir, en los agrestes médanos que coronan i entristecen la solitaria quebrada de Tarapacá, fué el valeroso 2.° jefe del batallón Chacabuco, en la carnicera batalla del 27 de noviembre de 1879, así cumplióse el destino de su segundo jefe en la porfiada i reciproca matanza que se llamó el asalto del morro Solar en 1881. El teniente coronel don Belisario Zañartu, antiguo zapador, cayó en aquella áspera falda escoltado por seis de sus capitanes i cerca de trescientos de sus soldados que él mismo con raro tesón había formado en los campamentos.

II.
Fué el comandante Zañartu un oficial adornado de notables dotes militares, al punto de que el famoso estadista peruano don Manuel Pardo, adivinándolo con su ojo de águila cuando en 1878 le tratara, siendo simple capitán de zapadores en los bosques araucanos, díjonos de él poco antes de morir ambos, que aquel subalterno estaba llamado a ser uno de los jefes mas sobresalientes del ejército de Chile (1).
GDP1879 Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...