lunes, 30 de septiembre de 2019

Defunción de Baquedano

Defunción de Manuel Baquedano

Manuel Baquedano González, general chileno, comandante en jefe del ejército en campaña desde abril de 1880, y bajo su mando se hizo la campaña de Tacna y Arica, y la de Lima, que terminó con la ocupación de la capital peruana.

viernes, 27 de septiembre de 2019

José Toribio Polo

José Toribio de la Cruz Polo Valenzuela
José Toribio de la Cruz Polo Valenzuela

Nació en Ica, el 04 de mayo de 1841, hijo de don Juan José de Polo y doña María Lucila Valenzuela.

Sus primeros estudios los realizó en Ica. Huérfano desde niño, se mudó a Nasca, al cuidado de su hermano mayor Juan José Polo Manrique, párroco de dicha localidad.  En 1858 se estableció en Lima y estudió varios cursos en el Seminario de Santo Toribio. 

En julio de 1859, ingresó a trabajar como profesor en la Escuela Normal Central, recientemente inaugurada, enseñando geografía y gramática hasta noviembre de 1864. En 1862, hizo su primera publicación “El Parnaso peruano” que recopilaba las biografías y obras de poetas del Perú.

Durante el conflicto con España se alistó como voluntario y participó en el combate del Callao el 02 de mayo de 1866, en la batería Ayacucho comandada por el coronel José Joaquín Inclán.

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Visita a la Covadonga

Virgen de la Covadonga (1865)
"Una visita a la "Covadonga" 

El sábado 28 de Junio, víspera de la fiesta del apóstol del mar, está­bamos sobre la cubierta de la na­ve más batalladora, más aguerrida y más afortunada que ha poseído Chi­le y que haya surcado el Pacifico en la última mitad del siglo. 

domingo, 22 de septiembre de 2019

Manuel Tafur

Manuel Tafur
El coronel Tafur

Quisimos recojer algunos apuntes de la foja de servicios del vete­rano cuyo nombre encabeza estas líneas y nos dirijimos ayer á la ca­sa que ocupaba en el barrio de aba­jo del puente: el portón de la casa estaba cerrado y el postigo entrea­bierto: penetramos y al aguardar en la sala que saliese su respetable esposa vimos pendiente de la pared un cuadro.

Era el retrato cubierto de crespo­nes del viejo soldado de la Patria.

Allí estaba; con aquella fisono­mía abierta á la mirada de cual­quier corazón ¡era él! Tafur: el querido del pueblo, el franco, el senci­llo, el cariñoso, el valiente, el leal; el patriota.

Habíamos tenido la fortuna de conocerle cuando desempeñaba el cargo de Jefe de E. M. G. en el Ejército del Centro y aun nos parece verle con el calzado roto, referir lleno de entusiasmo el combate de Pucará y Marcavalle. Las fatigas de la campaña le habían rejuvenecido: estaba alegre decidor y entu­siasta.

Federico Weber

Federico Weber
Don Federico Weber 
Teniente de Zapadores 

V.
Federico Weber era, en efecto, hijo de un francés de su propio nombre i de extracción alsaciana, como aparece de la estructura de su apellido alemán, i de madre chilena, la señora Ana María Núñez, natural de Constitución.

Dejado huérfano de aquel enlace, encontró el desvalido niño el albergue de centro cariñoso que le sirvió de amparo hasta la edad nubil. Llamóse su protector don Matías Núñez.

VI.
Dióle el último buena educación de primeras letras i tan adelantada en estudios serios que salió del colejio para hacerse diarista.

Weber había nacido en 1857 i ya en 1878 redactaba un periódico político en su pueblo natal que llevó el nombre de El Atalaya.

jueves, 19 de septiembre de 2019

Entrevista a Iglesias

Miguel Iglesias
Entrevista a Miguel Iglesias

En el blog "Fichas históricas" se hace una transcripción de una entrevista hecha a Miguel Iglesias en una ceremonia en el Morro Solar, lamentablemente solo se indica que la fuente es una "revista militar de la década de 1970" sin especificar más datos.

La fecha de la entrevista, según dicho blog, es "probablemente en la década de 1920" es errónea pues Iglesias falleció en 1909, (salvo que trate de insinuar que la entrevista fue hecha al monumento de Miguel Iglesias) sin embargo el contenido resulta interesante para compartir, por ello copio aquella publicación:

"Un reportaje al general Miguel Iglesias

Luego de la infausta guerra de 1879, anualmente se llevaron a cabo ceremonias conmemorativas por la Batalla de San Juan en el Morro Solar, a estas actividades asistían muchos sobrevivientes de esa contienda. En un artículo de una revista militar de la década de 1970, encontramos la copia de una entrevista realizada al general Miguel Iglesias, probablemente en la década de 1920, lamentablemente, no consignan la fecha ni el autor de dicho reportaje.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

José Antonio Rueda

José Antonio Rueda
Sargento Mayor José Antonio Rueda

Un digno prócer de la Indepen­dencia, ligado á una respetable ma­trona, dió la existencia á José Antonio Rueda. Fué su padre el capi­tán de artillería don José Antonio Rueda, y su madre es la señora Ma­ría Rivas, viuda de Rueda, de ilus­tración poco común y de virtud acrisolada. Nació en esta capital el año de 1836, y niño aún fué llevado al Cuzco donde marcharon sus padres y recibió esmerada educación en el colegio de Ciencias y Artes.

La marcada predilección que el joven Rueda tenía por la carrera de su padre, vencedor en Junín y Ayacucho, le hizo ceñir la espada el año 1852 en clase de Subteniente, como ayudante de campo del General don José Allende quien conservó durante su vida una marcada distinción por los dos jóvenes Rue­da, José Antonio, del que habla­mos, y Fidel, que vive y tiene el grado de Teniente Coronel. Después fué destinado en el batallón Lima al mando del Coronel don Felipe Rivas, con quien concurrió a la batalla del Alto del Conde y asalto de Arequipa donde fué prisione­ro.

Francisco Muñoz B.

Francisco Muñoz Bezanilla
Don Francisco Muñoz Bezanilla
Coronel del Rejimiento de Granaderos a Caballo

I.
Nació el coronel don Francisco Muñoz Bezanilla, último coronel rejimiento de Granaderos a caballo durante la campaña activa, en Santiago el 2 de abril de 1841, siendo sus padres don Francisco Muñoz Bezanilla, hermano del ciudadano del mismo apellido que en 1828 fuera ministro de la guerra de la administración Pinto, i la señora María de La Puente. Los Bezanillas i los La Puente proceden de Lima, i allí contó en el hogar antiguo, ha ido a extinguirse el robusto renuevo de Chile bajo el artesonado del palacio de los virreyes.

Encuéntrase a la verdad casos harto singulares en la varia vida de los soldados, que es una eterna aventura. El coronel Muñoz Bezanilla, jefe de Granaderos, había nacido, como Rodolfo Villagrán, segundo o tercer jefe de aquel bizarro rejimiento, a la puerta de un cuartel, en su casa tradicional que en la calle del Puente daba vista al Picadero, o cuartel de la escolta presidencial formada por el rejimiento de Granaderos en 1841; i así como Villagrán fué formado para la carrera del honor en la Academia Militar, i salió de ella para servir en el 2° de línea, así Muñoz Bezanilla le había precedido por diez años (lo que le llevaba de vida) en ese establecimiento i en ese cuerpo. Más todavía: el coronel Urízar Gárfias, jefe de ambos i muerto con ellos i por ellos, había comenzado su carrera en ese batallón mártir que se ha extinguido en su propia jenerosa sangre, i fué uno de sus capitanes cuando lo era el inolvidable comandante don Eleuterio Ramírez, hombre de su temple.

domingo, 15 de septiembre de 2019

Juan Luis del Mar

Juan Luis del Mar Márquez
Sargento Mayor Juan Luis del Mar

Cuna ennoblecida por las virtu­des y por el brillo de la posición so­cial recibió á Juan Luis del Mar en Lima, el 25 de Agosto de 1855.

Fué hijo del doctor don Juan M. del Mar y su esposa, la distinguida matrona dona Isabel Márquez de Mar. Desde niño mostró grande afición por la carrera de las armas y apenas terminada su primera educación, en el Colegio de Guadalupe, ingresó en clase de soldado distinguido al Regimiento Húzares de Junín, donde pronto ascendió á la clase de sargento primero, y desde los primeros peldaños subió uno á uno el escalón de los ascensos militares alcanzados por sus méritos.

Declarada la guerra con Chile pa­só á la columna Salaverry, al man­do del actual Ministro de la Gue­rra, señor Coronel Secada, y disuel­ta aquella por nueva organización que se dió á las columnas, se incor­poró en el batallón Jauja donde pe­leó en San Juan y Miraflores, sa­liendo gravemente herido en el bra­zo izquierdo, y aún no cicatrizada su herida tomó el camino del centro en busca del caudillo que quedaba sosteniendo el pabellón bicolor. 

Juan Vargas Pinochet

Juan Antonio Vargas Pinochet
Don Juan A. Vargas Pinochet
Comandante del Rejimiento Chillán  

I.
El teniente coronel don Juan Antonio Vargas Pinochet, natural de Chillán i comandante del valeroso cuerpo de este nombre en la memorable batalla del Campo de la Alianza, librada el 26 de mayo de 1880, sucumbió pocos meses después de esa gran victoria, de traidora enfermedad i en vísperas de alistarse la expedición final que debía quebrantar a las puertas de su orgullosa capital el poderío i el orgullo del enemigo tradicional de Chile.

I fué ese un doloroso contraste, porque el comandante Vargas conocía bien el derrotero de Lima, i cuarenta i dos años hacía había entrado a ella bajo el arco de ladrillos de la portada de Guías, "a tambor batiente i banderas desplegadas" mandando una mitad del invicto Carampangue.

II.

lunes, 9 de septiembre de 2019

Belisario Barriga

Belisario Barriga Esteves
Coronel F. Belisario Barriga

Este valiente militar á cuya gloriosa memoria le tenemos consagrada una página en nuestro primer tomo de “Tradiciones y leyendas;” á quien tuvimos la fortuna de hospedar en nuestro domicilio, durante su permanencia en el sur cuando se ocupaba de organizar el batallón Huáscar, digno émulo, en tierra, del monitor que deslumbre el océano con sus hazañas; este digno Jefe que al salir del Cuzco se ligó con lazo de juramento á sus compañeros de campaña, obligándose á la muerte ó á la victoria; este buen ciudadano de la República nació en Puno, el 29 de Enero de 1834, y murió con todos los jefes 18 oficiales y tropa del batallón Huáscar citado, que él comandaba en la batalla de Tacna.

Para hacer referencias mas íntimas á cerca de la persona que nos ocupa, consignaremos los siguientes datos, que debemos á nuestra amigo el Dr. D. Felipe S. Durán.

Carlos Samuel Barrios

Carlos Samuel Barrios
Don Carlos Samuel Barrios
Capitán de Zapadores

I.
Extrañas analojías i raras similitudes en el dolor suele ofrecer la vida, la juventud i el destino de los hombres que recordando la edad de hierro nacen asidos al acero i mueren en la batalla o en el lecho sin soltar su férrea empuñadura. Así, para hacer justicia a los que p marcharon hacia la inmortalidad i para ofrecer aliento a los que caminan por el rumbo de las sublimes i postreras abnegaciones, escribíamos ayer la corta pero brillante vida de un joven soldado del ejército, el capitán Francisco Olivos, del 2° de línea, muerto gloriosamente en Tacna, i que llevaba por señas i etapas de su nobilísima existencia las siguientes:— Patria, la Serena.— Edad, 24 años.—Condición, capitán del ejército de línea. —Profesión, lidiar por la causa de su patria.

I así cabe hoi su turno en las pájinas enlutadas de las memorias que fueron, a otro joven capitán del ejército de línea, entusiasta hasta el fanatismo por su bandera, valiente hasta la heroicidad. según el testimonio auténtico de sus jefes, hijo de la Serena, esto es, hijo de la ínclita ciudad de los valientes desinteresados, en el mismo año, tal vez en el mismo mes, acaso en la propia hora que el capitán Olivos, para morir ambos en la lozana flor de años juveniles.

viernes, 6 de septiembre de 2019

José Miguel de los Ríos

José Miguel de los Ríos
Coronel José Miguel de los Ríos.

En casi todas las acciones de la guerra última, la fortuna negó sus favores al Perú: cada batalla fué un desastre; pero en Tarapacá los peruanos se sobrepusieron á los ca­prichos de la suerte: esa jornada fué un portento.

Allí, era forzoso que pelearan hombre á hombre, brazo á brazo, tropas reducidísimas, diezmadas por una marcha interminable y fatigosa, por el hambre y la sed, por los accidentes del suelo y las inclemencias del tiempo, contra un ejér­cito inmenso y poderoso, provisto de cuanto recurso podía menester y dueño de cuanta ventaja podía ambicionar.

El pigmeo debía luchar con el coloso: la histórica quebrada tenía que ser teatro de la contienda y testigo del éxito.

No era, en suma, tan inevitable el encuentro como segura la derrota.

Roberto Aldunate

Roberto Aldunate Bascuñán
Don Roberto Aldunate 
Teniente de Artillería

IV.
Roberto Aldunate Bascuñán, fallecido en Valparaíso a consecuencia de sus heridas, en la noche del 26 de enero de 1881, a la edad de veintidós años, nació en Santiago el 4 de enero de 1859. Como nieto del jeneral don José Santiago Aldunate, el ríjido i pundonoroso maestro del honor en su carrera de soldado i en su cátedra de la Academia Militar, tenía aquél en ese establecimiento, reservado casi desde la cuna, como los antiguos "cadetes" de la colonia, a quienes al nacer poníanles sus padrinos los cordones de su empleo, otorgados por el reí, cabíale, decíamos, un puesto de honor. En consecuencia, i después de haber adquirido las primeras nociones de su carrera en el Instituto Americano de Valparaíso i en el Nacional de Santiago, el nieto del fundador de la Academia en su planta moderna entró de cadete efectivo el 29 de octubre de 1872, cuando había vivido apenas trece años.

V.

jueves, 5 de septiembre de 2019

Lizandro Tambini

Fallecimiento de Lizandro Tambini

El 07 de marzo de 1915 a las 10:00 am., luego de unos meses delicado de salud, fallece en Huancayo, el ciudadano Lizandro Tambini. En el anuncio de su sepelio se destaca que dicha persona había sido "Vencedor en el combate de Tarapacá".

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Juan Antonio Portugal

Juan Antonio Florencio Portugal Prieto
Capitán Juan Antonio Portugal
(Colaboración)

Nació en Arequipa y fué hijo del señor Mariano A. Portugal y de la señora María G. Prieto de Portugal. Todos los hijos de esta familia sirvieron á la Patria durante la guerra con Chile, muriendo dos de ellos: el valiente cuyo nombre de­jamos escrito, y el Coronel Floren­tino Portugal, quien en varias ocasiones salvó la vida al actual Pre­sidente de la República, y cuyos restos yacen aún en las orillas del Mantaro.
  
Juan Antonio ingresó como Sub­teniente al cuartel de Santa Cata­lina, en el período presidencial de don Manuel Pardo, siendo uno de los primeros jóvenes escogidos por la Comisión militar que se nombró entones para formar una digna y competente oficialidad de artille­ría.

Delfín Carvallo

Delfín Carvallo
Don Delfín Carvallo
Teniente Coronel de Artillería

I.
No son las mayores lástimas de la guerra sus ensangrentados campos de batalla. Eso pasa. Los muertos descansan, los triunfadores cantan, los vencidos duermen en torno del fogón que los vivaques velan. Pero las angustias, los infortunios, los martirios que se prolongan i cubren de eterno luto los hogares, los huérfanos sin guía, las esposas viudas, las macees sin sostén, los inválidos que se arrastran miniados,—ese es el verdadero i fatal inventario de esa cosa atroz que se llama la guerra, nube de fuego que fascina pero que mata i esteriliza. Eso dura i en ocasiones se hace eterno.

I cuando todo eso se junta bajo un solo techo como una sola calamidad; cuando el mutilado agoniza lentamente meses i años agotando su último dolor i su óbolo postrero; cuando la esposa joven se agota en el insomnio i en la fatiga; cuando los tiernos hijos desvalidos padecen sin cuidados ni sonrisas, haciéndose la botica i sus drogas, competidoras de sus usuales deleites i hasta de su pan,—entonces puede decirse que la guerra i sus obras son cosa maldita, i sus glorias i renombres solo engañosas imposturas.

lunes, 2 de septiembre de 2019

Pedro Silva

Pedro Silva Gil
General Pedro Silva.

El general don Pedro Silva, na­ció en Lima, el 2 de Agosto de 1820, en que arribó á las playas peruanas la expedición libertadora del general San Martín. Fueron sus padres el coronel de caballería don Remigio Silva y la señora doña María Gil.

En bien temprana edad abrazó la carrera de las armas. Sentó plaza de cadete en el ejército del gobier­no legal, en 1840, cuando estalló contra el general Gamarra, la re­volución encabezada por el entonces coronel don Manuel Ignacio Vivanco.

Iniciado así en la profesión, pa­sando uno á uno por todos los gra­dos de la carrera, como lo manifiesta su foja de servicios, ascen­dió hasta la alta clase que investía cuando murió; debiéndo notarse que estuvo en el ejército 18 años para llegar á coronel y 17 más para alcanzar la fa ja de general; manteniendo esta clase con honra, ha tenido 43 años de servicios.

José María Marchant

José María Marchant
Don José María Marchant
Teniente Coronel, Comandante del Rejimiento Valparaíso

I.
Entre las nobilísimas vidas que la segur de la guerra segó, en la sangrienta i gloriosa batalla de Miraflores "batalla i victoria de oficiales", "la batalla de los futres", según llamáronla pintorescamente los pililos, por el caloroso comportamiento de sus superiores, descollará sin duda ante la posteridad, por la alta talla de la víctima, la del comandante del Rejimiento Valparaíso, don José María Marchant, soldado de elevada corpulencia i hombre de jigante corazón que murió a la cabeza de su rejimiento, compuesto casi todo de colosos, medidos por la musculatura de sus anchos pechos.

Don José María Marchant era chillanejo. fornido montañés como tantos denodados capitanes que han sucumbido en la presente guerra i en todas las guerras de Chile. Era de la cuna de pellín i del temple de acero de Juan Martínez, de San Martín i de Vargas Pinochet. Chillán fué fundado para servir de barrera en la abierta llanura al bárbaro araucano, i por eso ha sido en la montaña i la planicie almácigo de bravos.

domingo, 1 de septiembre de 2019

Miguel Luna

Miguel Emilio Luna Peralta
Coronel Miguel E  Luna.

Muchos relatos y varias biografías se han consagrado ya, en distintas épocas á la memoria del  valiente joven Coronel D. Miguel E. Lu­na, que murió en Huamachuco vic­timado por los enemigos, sin que de­cayera la serenidad y el patriotismo que lo distinguieron en una vida re­lativamente corta,  pero, llena de triunfos literarios en los planteles de educación que pisó y de respetos por la dignidad con que desempeñó diferentes cargos  públicos, comen­zando de secretario de la Sub-prefectura del Cercado de Arequipa, y por último coronada con una muer­te gloriosa que muchos de sus jóvenes contemporáneos envidiarán.

Miguel Emilio nació en la ciudad del Cuzco el 8 de Mayo de 1852, de los respetables esposos Dr.  Federi­co Luna y señora  Ruperta Peralta.

Rafael Zorraindo

Rafael Zorraindo
Don Rafael Zorraindo
Segundo Jefe del rejimiento Atacama

II.
Bajo el concepto nacional que dejamos señalado, despertó también en todos los ánimos profundo i melancólico interés, cuando se supo la muerte gloriosa alcanzada por su dos jefes en el campo de Miradores, la del coronel Martínez, que lo había comandado hasta la víspera, i la del mayor don Rafael Zorraindo, que tomó su mando como segundo, en Pisco.—El intelijente i bravo comandante Dublé Almeida alcanzó el señalado honor que le cupo de conducirlo en las dos postreras batallas de la campaña, i desde la última posada de Lurín.

III.
En el mayor Zorraindo el ejército perdió en consecuencia una de sus más brillantes i juveniles Hombradías, el país una esperanza, su anciana madre una Providencia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...