viernes, 3 de mayo de 2019

J.A. Miró Quesada

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 04 de mayo de 1889)

Don José Antonio Miró Quezada

Aunque oriundo de la culta y noble Colombia, el señor Miró Quezada, hermano del malogrado Capitán de Navío de la armada nacional, don Gregorio Miró Quezada, es peruano porque reside entre nosotros desde su más tierna infancia y porque en la prensa y en los diversos é importantes cargos públicos que le ha tocado desempeñar, tiene probado su sincero y profundo cariño a su desgraciada patria.

El señor Miró Quezada recibió su educación entre nosotros y comenzó a figurar como periodista desde muy temprana edad.

Redactor principal del “South Pacific Times” periódico que se editó en el Callao, ahora años, fué también Secretario de la Municipalidad de ese puerto hasta el de 1874.


El 1872, siendo corresponsal de "El Comercio” en el Callao, fué nombrado por don Manuel Pardo, Teniente Coronel de uno de los cuerpos de Guarda Nacional. ·

A la vez que á sus tareas periodísticas se dedicó al comercio, emprendiendo un viaje á Europa para pedir al Gobierno inglés permiso para traer al Perú inmigrantes indostánicos.

A su vuelta se encargó de la Redacción de “El Comercio”, mejorando notablemente el servicio del diario, siendo él el primer periodista del Perú que estableció la publicación de despachos telegráficos para trasmitir noticias, durante la guerra del 79.

En el mismo año fué comisionado por el Gobierno para traer el armamento detenido en un puerto extranjero del norte, comisión arriesgadísima que desempeñó con notable habilidad y buen éxito, burlando á los cruceros enemigos que perseguían al “Talismán.”

Clausurado “El Comercio” por el Gobierno dictatorial que reemplazó al General La-Puerta, el señor Miró Quezada, desde entónces hasta Octubre de 1883, en que quedó firmada la paz con el enemigo, se dedicó á sus asuntos comerciales, pero una vez restablecida la autonomía nacional, consiguió por sus propios esfuerzos, hacer reaparecer á  "El Comercio.”

El Consejo de Ministros que, por resultado de los acontecimientos del 2 Diciembre de 1885, se encargó del Poder Ejecutivo, confirió al señor Miró Quezada la importante y delicadísima comisión de proseguir en Europa juicios contra Dreyffus, ratificando el nombramiento el Éxcmo. General Cáceres.

El señor Miró Quezada ha llenado su deber en Europa con notable sagacidad y debe, por cierto, agradecer el Perú, menos servicios prestados por el que hoy uno de sus mejores hijos.

El señor Miró Quezada, como miembro de la Sociedad de Beneficencia, estuvo encargado del Hospicio de huérfanos lactantes, durante la época conflictiva que ha atravesado el país y su conducta de entonces le hizo acreedor á la estimación de nuestra sociedad. Concejal del Municipio de esta capital, propuso y consiguió que la Corporación proporcionara fondos para continuar la impresión de la obra del General Mendiburu, evitando así que quedara inconcluso ese monumento de la Historia y la Literatura patrias.

En Enero de 1885 hallábase sólo al frente de “El Comercio”, por estar ausente el doctor Carranza y consiguió para ese diario el premio ofrecido por el Municipio al periódico que publicase el mejor artículo sobre las batallas de San Juan y Miraflores.

El “Ateneo de Lima”, apreciando debidamente el talento é ilustración del señor Miró Quezada, lo ha inscrito entre sus socios.

Tal es el señor don José Antonio Miró Quezada, que si como periodista es uno de los más notables de la América española, como hijo adoptivo, como ciudadano hoy del Perú, merece los elojios que sin reserva ninguna le tributamos en nuestras columnas, considerándonos muy honrados al enviarle ahora con motivo de las “Bodas de Oro” de “El Comercio"  nuestro saludo cordial y respetuoso.

***********************
Texto e imagen tomados de "El Perú Ilustrado" núm 104, Lima, 04 de mayo de 1889.

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GDP1879 Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...