sábado, 3 de febrero de 2018

Le Memorial Diplomatique


Le Mémorial Diplomatique 1863

El periódico francés "Le Mémorial Diplomatique", especializado en temas internacionales, en su edición del 02 de agosto de 1863, publica un artículo sobre la cuestión de límites entre Bolivia y Chile, que cada vez se iba agravando  y haciendo ver un posible enfrentamiento bélico en el futuro. El autor Ramón López, indica algunos textos y mapas realizados por extranjeros que dan razón a Bolivia.

Traducción libre al español realizado por mi.

"CUESTIÓN DE LÍMITES ENTRE BOLIVIA Y CHILE

Una grave disputa entre Bolivia y Chile sobre su frontera amenaza con perturbar la paz entre estas dos repúblicas. Algunos extractos de los informes del Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia y publicaciones sobre la geografía de estos países informarán al lector sobre esta cuestión.

"MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES DE LA REPÚBLICA DE BOLIVIA.

A Su Exc. el Ministro de Relaciones Exteriores de Chile.
Oruro, 23 de marzo de 1863.

Señor,

Por las comunicaciones oficiales del jefe político de Cobija y de otras opiniones dignas de fe, el Gobierno de Bolivia ha sabido que el de Vuestra Excelencia ha consumado la apropiación del puerto de Mejillones y sus depósitos de guano, y aprovechó la explotación exclusiva de estos, mediante la posesión de hecho que le dieron los dos buques de guerra de la armada chilena, anclados en las aguas del litoral boliviano.

Tal violación flagrante de parte del gobierno chileno del derecho indiscutible de Bolivia sobre ese territorio, violación que me abstengo de calificar, está en abierta contradicción con las mismas afirmaciones del Gobierno de Vuestra Excelencia, registradas en las Notas dirigidas a la de Bolivia, donde confiesan abiertamente que Chile no se arroga  el dominio de esos territorios, ya que la cuestión de límites se encuentra pendiente.

Mi gobierno no puede entender cómo la reputación de lealtad y honor de Chile le permiten apropiarse de la explotación del guano de Mejillones y apoderarse de su considerable riqueza, donde la propiedad (suponiendo que  no pertenezca totalmente a Bolivia, como de hecho le pertenece y siempre le ha pertenecido) sería por lo menos discutible, según sus propias palabras; y, en consecuencia, esta riqueza debe mantenerse intacta hasta que, por el resultado de las negociaciones y el tratado de límites, fuera identificado y reconocido su legítimo propietario.

Mi Gobierno no puede ser persuadido de que el de Chile, que goza de una honorable reputación entre las Repúblicas Sudamericanas, y por quien la gloria de preservar su nombre sin mancha debe importar más que el gran valor de los depósitos recientemente descubiertos en Mejillones, haya resuelto consumar la expoliación más injustificable del territorio de una república vecina y hermana a la vista de todo el continente, haciendo caso omiso de la opinión de América e indignando a la conciencia pública. Si el gobierno de Chile ha decidido actuar con impunidad, confiando en la relativa debilidad de Bolivia, que no tiene armada, su procedimiento sería a todos los ojos indigno de todo el gabinete ilustrado de Santiago, que no puede pisotear con tanta injusticia los derechos de una nación valiente y magnánima, que sus mismas desgracias deben hacer más comprensiva y respetable...
RAFAEL BUSTILLO"
-------

En un despacho anterior, fechado el 6 de marzo, el Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia dijo:

"Esta no es la primera vez que el Gobierno de Vuestra Excelencia ( de Chile) invoca el status quo creado en su opinión, por la posesión real de Chile, para invalidar los viejos títulos de propiedad de Bolivia sobre toda esta costa desde Loa hasta Salado. Sin embargo, la posesión de Bolivia es un hecho que se encuentra en la conciencia de todos aquellos que han frecuentado estos lugares, ya sean nacionales o extranjeros; y la posesión de Bolivia se mantuvo tranquila, pacífica e ininterrumpida desde la época de la dominación colonial hasta 1842, cuando, por primera vez, los actos agresivos fueron cometidos por individuos chilenos contra el derecho y la soberanía de Bolivia, desde el momento en que estos territorios mostraron las riquezas que contienen en su seno en guano y materiales metálicos. Desde entonces ha habido disturbios temporales en esta posesión de Bolivia, como, por nota del 28 de noviembre de 1862, se le expresó al Ministro, el Honorable Sr. Tapia; y disturbios de este tipo, llevados a cabo de vez en cuando, y contra los cuales el gobierno boliviano y las autoridades bolivianas siempre han protestado, de hecho, rechazándolos con energía, cuando el poder de Chile no se ha mezclado con toda su preponderancia, no puede constituir ese status quo que el gobierno de Vuestra Excelencia reclama; es decir, no puede existir a favor de Chile un título posesorio que autorice a sus súbditos a involucrarse silenciosamente, en Mejillones o en otros puntos de la costa, en esas explotaciones de guano que, si operan en depósitos ubicados en el territorio boliviano, constituye una verdadera usurpación de los ingresos nacionales de Bolivia y, por lo mismo, otorga a quienes los ejecutan la acción y la jurisdicción de los tribunales de la República.

La posesión antigua e inmemorial de Bolivia es un hecho que, aunque no es apoyado por la fuerza, no deja de ser positivo; y, si no era así, ¿cómo hubiera sucedido que en la conferencia del 2 de julio de 1847, el Sr. Montt había acordado con el Sr. Aguirre que el Paposo fijaría la línea de demarcación, como se muestra en el memorandum extendido, presentado por éste el 15 de diciembre del mismo año, el Sr. Camilo Vial, Ministro de Relaciones Exteriores de Chile? ¿Cómo el señor Vial, a quienes hemos dado cuenta de que los especuladores de Chile, haciendo uso de los permisos otorgados indeterminados por el Gobierno de Chile, explotan de manera ilegal guaneras de Bolivia, puede responder,como parece en otro memorándum, que él ya sabía de la comisión de este abuso y que había tomado las medidas necesarias para contenerlo? cómo podría él, repito, dar esta respuesta, si en su conciencia no pesara el hecho de la posesión por parte de Bolivia del territorio mencionado? . "....

Otra evidencia también directa que podría ser a favor de la posesión de Bolivia, es el hecho de que los capitanes de los buques de Cobija han de viajar constantemente a Mejillones y más al sur, al igual que cualquier otra escala del litoral boliviano, sin haber solicitado autorización o licencia para el cónsul chileno en este puerto, como lo hubieran hecho si Mejillones fuera considerado por los marinos que frecuentan esta costa como un territorio dependiente de Chile.

Por estas razones, mi Gobierno niega categóricamente el status quo basado en esta posesión que Vuestra Excelencia reclama...."
--------

En ausencia de un tratado que resuelva de manera precisa los límites de Bolivia, examinemos de qué manera fueron establecidos por los geógrafos y viajeros.

Fronteras de Bolivia: en el norte, la República del Perú; en el este, el imperio de Brasil; en el sur, Paraguay, la Confederación Argentina y Chile; al oeste, el Océano Pacífico.

Según Alcide d'Orbigny, la costa de Bolivia está limitado: en el norte, el río Loa, cuya desembocadura se encuentra en un 21° 25' de latitud sur, río que separa Perú, y al sur, el río Salado, cuya desembocadura  está ubicada en el puerto de Paposo, a 25° 40' de latitud.

El gran mapa de Brue, que sirve como mapa de ruta para todos los viajeros en América, indica los mismos límites.

El mapa que acompaña al libro del Coronel du Graty, titulado la Confederación Argentina (París, Guillaumin, 1858), también pone a la costa marítima boliviana entre el Río Loa y Paposo.

El Sr. Martin de Moussy, en su interesante Descripción de la Confederación Argentina, t. 1, páginas 51 y 211, indica al Paposo que forma parte de la frontera entre Bolivia y Chile.

El Diccionario geográfico universal (París, Kilian y Picquet, 1825), Volumen II, página 250, marca el territorio que hoy forma la costa de Bolivia entre el río Loa y Punta de Guacho entre 21° 26 ' y 25° 54' de latitud sur.

El Atlas General (por Richard Fisher, Colton y C, Nueva York, 1857), en los mapas n° 60 y 62, marca el límite boliviano: en el norte, en el río Loa, y en el sur, en el Paposo, del cual es establece la latitud a 25 ° 38 '.

El Mapa de La Plata, Uruguay y Chile, publicado por Arrowsmith (Londres, 4 de Junio, 1859), da a Bolivia hasta el sur de una línea de límite que va del río Frío hasta Hueso Parado, punto situado un poco al sur del río Paposo.

Otro mapa, elaborado por los oficiales de Su Majestad Británica las naves Beagle y Adventure, dedicados al capitán Fitz Roy y también publicados por Arrowsmith (Londres 8 de mayo de 1859) marca el límite sur de Bolivia en Punta Taltal en Hueso Parado por 25° 39' 30".

El Mapa de Chile del Sr. Claude Gay, miembro del Instituto, preparado para la inteligencia de su Historia física y política de Chile, marca el límite norte del territorio chileno al río Paposo. Sin embargo, los trabajos del Sr. Claude Gay se realizaron bajo los auspicios y a expensas del Gobierno de Chile.

En el acta de la parte geográfica de la obra del Sr. Gay, leído a la Academia de Ciencias por el Sr. Boussingault, dice: "Desde el grado 25° hasta el grado 41° de latitud sur, Chile ocupa la vertiente occidental de la Cordillera de los Andes"; lo que demuestra que en esa época, en 1848, Chile aún no pretendía llevar su frontera al norte del grado 25°.

El señor Domeyko, científico polaco al servicio de Chile, escribiendo en la Revista de Ciencias y Letras de Santiago, en julio de 1857, que el mapa de Bolivia de El Viaje de D'Orbigny es hasta ahora el mejor mapa de este país. - El Sr. Domeyko no disputa el límite de 25° 40' establecido por D'Orbigny.

Finalmente, el intendente de la provincia chilena de Atacama, en una memoria dirigida al Ministro del Interior, impresa en Copiapó en enero de 1854 después de haber hecho la nomenclatura de treinta y un sub-delegaciones de la provincia, sin hacer mención de Mejillones, expresa que lamenta que ninguna ley determine con precisión los límites que separan la provincia de Atacama de Bolivia al norte y de la Confederación Argentina al este.

En presencia de autoridades tan respetables, que están de acuerdo para establecer los límites occidentales de Bolivia, en el Océano Pacífico, entre 21° 26' y 25° 54', ¿cómo Chile no dudó en apoderarse de Mejillones, ubicado en el 23° grado, precisamente en el medio del territorio boliviano?

RAMÓN LÓPEZ"

*************
Imagen y texto tomados del periódico francés "Le Mémorial Diplomatique", edición del 02 de agosto de 1863

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...