miércoles, 18 de marzo de 2015

DelaTorre sobre ruptura de bloqueo

Parte del Estado Mayor General del 1er. Ejército del Sur sobre ruptura de bloqueo de Arica

Estado Mayor General del 1er. Ejército del Sur
Arica, Marzo 18 de 1880.
Bnmto Sr. Contra Almirante
General en Jefe del 1er. Ejército del Sur
B.S.C.A

Tan luego que se me dio parte en el campamento de que la corbeta “Unión” había fondeado en el puerto, en la mañana de ayer, me constituí inmediatamente a bordo á fin de disponer lo conveniente, para el desembarco de lo que conducía, y atender á la vez, á la provisión de lo que necesitaba. En efecto, así lo verifiqué y habiéndose apercibido a poco rato, que el monitor “Huascar” se dirigía a la rada, ordené al Comandante del monitor “Manco Capac”, que se encontraba en la corbeta, que saliera una y media milla afuera, con el buque de su mando, para cubrir con sus fuegos a la “Unión”; disponiendo á la vez, que el Coronel D. Arnaldo Panizo, que me acompañaba en esos instantes, se constituyera en su puesto como Jefe que era de las Baterías del Norte, con el objeto de atender a la parte que le concernía, en el combate próximo a librarse. En seguida me dirigí a tierra, llegando de transito al monitor “Manco Capac”, á reiterar la órden de salida, de que he hecho referencia, y ordenando á la lancha torpedera “Alianza”, que aprovechase de una ocasión favorable, para aplicar un torpedo, á cualquiera de los buques enemigos.

Una vez en tierra, dispuse que se continuara proveyendo de carbón á la corbeta, en la cantidad que le era necesaria, y dirigiéndose después á las Baterías, adonde dicté las disposiciones del caso para el combate. Este no se hizo esperar, pues avanzando el “Huascar” rompió sus fuegos haciendo 8 tiros sobre nuestra corbeta y monitor, desde las 8.50am, hasta las 9.30am, siendo contestados por dos tiros del “Morro” y dos de la “Unión” y retirándose á la ultima hora preindicada, al lado de los demás buques, el agresor.

A las doce m. se renovó el combate, el cual se hizo general desde ese momento, siendo de notar que dirigiéndose el “Cochrane” á atacar de un modo decisivo a la “Unión”, tuvo que desistir de su empeño, por dos tiros certeros de á trescientos que le dirigió las Baterías del Norte, y por el nutrido fuego que se le hacía de todos nuestros fuertes, marchando á todo su andar á colocarse al frente del “Morro”, de donde también fue rechazado, haciendo apagar el fuego del enemigo á las 2.20pm, hora en que se retiró con los demás buques, situándose fuera de tiro.

Es muy importante y difícil de apreciar la circunstancia de que a pesar de ser atacada con insistencia la corbeta “Unión”, por el blindado “Cochrane” y el “Huascar”, y teniendo los enemigos á mas de un blanco fijo, ocho cañones de a 300, y otros de menor calibre, que hacían fuego incesante sóbre la corbeta, que contestaba con rapidez y energía á los fuegos, no haya sufrido más daño que la muerte de un individuo y ocho heridos, por dos proyectiles caídos en la caja de humo, y en la parte de próa; manifestando a Us. que dos de esos individuos pertenecía al número de los del ejército, que verificaban el cargamento del carbón para el buque, durante el primitivo ataque del “Huascar”, en las frecuentes véces que cruzo por toda la extensión de la bahía, sin que los perturbara el estampido del cañón, y continuando impasible en la ocupación que se les había dado.

Concluido el combate, me constituí á las 4 horas 30 minutos pm. en la corbeta “Unión”, y ordené á su Comandante que zarpara en el acto, aprovechando, de la oportunidad de haberse reconcentrado hacia el Oeste los buques enemigos, pues en la noche creí imposible su evasión, y si prolongaba su permanencia hasta el día siguiente, era inevitable la pérdida del buque, porque el transporte chileno “Cousiño” había marchado en la mañana del día de su llegada, con rumbo al Norte, sin duda con el fin de traer el resto de la escuadra chilena que se hallaba en Pacocha.

Efectivamente, á las 5 y 15’p.m., levó anclas la corbeta, y se hizo a la mar con rumbo sur, entre los hurras de los valerosos combatientes, que la habían defendido con abnegación y entusiasmo; siendo perseguido después de un momento por el transporte “Amazonas”, blindado “Cochrane” y monitor “Huascar”, los mismos que se avistaron en el puerto en la mañana de hoy, en unión del blindado “Blanco Encalada” y trasporte “Angamos”, todo lo cual pone en evidencia el haberse salvado nuestro buque.

No concluiré sin encomiar la decisión y entusiasmo general de los combatientes; permitiéndome recomendar particularmente á Us., al Comandante General de las Baterías de esta Plaza, Capitán de Navío D. Camilo N. Carrillo, al Coronel D. Arnaldo Panizo y al Capitán de Fragata comandante del monitor “Manco Capac” D. José Sanchez Lagomarsino, á quienes se les debe el que no se haya perdido la corbeta, que hubiera sido destruida por la artillería enemiga, haciendo imposible, por consiguiente su salvación, al no mediar los esfuerzos desplegados en su defensa, por los jefes que hago mención; recomendando también á Us. la solicita actividad del Capitán del Puerto, Capitán de Fragata D. Eduardo Raygada, que en la esfera que le competía cumplió con sus deberes, haciendo rápido á la vez, el embarco de carbón con que se proveía a la corbeta; y al Sub Jefe de este Estado Mayor General, Coronel D. Jacinto Mendoza, y Teniente Coronel D.

Ramón A. Zavala que estuvieron siempre á mi lado durante el combate.
Testigo presencial de los hechos relatados los valorizo en toda su importancia y magnitud haciéndose acreedores á justos y merecidos elogios, el digno y valeroso comandante de la corbeta “Unión”, Capitán de Navío graduado Don Manuel Villavicencio, y su heróica oficialidad, que serenos ante el inminente peligro en que se encontraban, lograron salvarla, ejecutando una gloriosa salida al frente de dos poderosos buques, y un trasporte enemigos, que se halaban concretados a impedir su marcha.

Elevo al despacho de Us. los partes orijinales que sobre tan heróico combate, me han dirigido los comandantes Grales. De las Baterías de esta Plaza, de la Artillería en Campaña Jefe Accidental de la Batería del Norte, del Monitor “Manco Capac”, y de la lancha torpedera “Alianza” incluyendo á la vez las listas de presentes en las Baterías, los de los Jefes y Oficiales de este E.M.Gral que concurrieron á ellos, y la correspondiente á los que se encontraban en el monitor “Manco Capac”.

Dios guie a Us.
B.S.C.A
(Firmado) José de la Torre
____________

Relación de los Sres. Jefes y Oficiales del Estado Mayor General del 1er. Ejército del Sur, que se encontraron en las Baterías del Morro, durante el combate del 17 del presente.
Grados Clases Nombres Destinos
Coronel Tnte. Coronel D. Jacinto Mendoza Sub J. de E.M.Gral
Coronel “ “ José Godines
Coronel “ “ Benigno Ostolaza
“ “ Manuel Santos la Torre
Sgto.Mor Capitán “ Julian Arce
“ “ “ José Matías Salazar
“ “ “ Fernando de la Fuente
“ “ Julian Rojas
“ “ Juan C. Rivero
Teniente “ Cosme Cobos
Teniente “ Manuel Fco. De los Rios
Teniente Coronel “ Ramón Zavala Ayudantes en Jefe de E.M.G.
Capitán Teniente “ Enrique de la Torre “
Arica, Marzo 18 de 1880.
(Firmado) Jacinto Mendoza
Vo.Bo. (Firmado) La Torre.
*********************
Fuente: Archivo Panizo. gentileza de Juan Carlos Flórez Granda

Saludos
Jonatan Saona

2 comentarios :

Raúl Olmedo D. dijo...

De la Torre no habla de "ruptura" del bloqueo de Arica. Tampoco lo hace el propio Villavicencio, quien en su parte usa los verbos "burlar" y "forzar".
Los comandante chilenos de las naves que cumplían ese bloqueo tampoco utilizan el verbo "romper" para referirse a lo actuado por la Unión en la rada de Arica. Y hacen bien, porque en sus más de 20 acepciones, ese verbo no es aplicable a la destreza del capitán Villavicencio. Favor de revisar el diccionario de la RAE.
No hubo "ruptura" del bloqueo ese día, puesto que tal bloqueo continuó y se mantuvo inalterable en los días y meses siguientes.
Lo que logró Villavicencio fue, pues, "burlar" el bloqueo chileno, aplicando la tercera acepción de ese verbo. No así "forzar", en lo que yerran también los marinos chilenos en el uso del idioma, al explicarlo así, puesto que no es tal verbo aplicable a los sucesos de ese día.
El logro de Villavicencio - aunque no haya "roto" el bloqueo - es significativo por la audacia empleada y el refuerzo moral a los suyos que aquello significó.

Notarán que De la Torre se atribuye haber dictado a Villavicencio la orden de zarpar aquella tarde desde Arica, salvando a La Unión de quedar también bloqueada en Arica.
Y que Villavicencio, por su parte, en su propio informe, señala que tal decisión fue solo suya.
Yo le creo al marino, considerando que fue su pericia marinera la que condujo con tanta habilidad su ingreso de amanecida a la rada, burlando a los bloqueadores. Seguramente esa misma pericia y oportuna decisión sacó a La Unión de allí en tiempo oportuno, chasqueando a sus acosadores.

Victoriano dijo...

Que tanto te duele que te "rompan"??

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...