domingo, 13 de enero de 2013

Fusilamiento de Bomberos

Contribución de sangre que ha sellado la amistad 
Los fusilados de Chorrillos
Romana Gens ne la terra de "Los Incas"
 Nº34, enero 1937, páginas XII y siguiente.

Conmemorando en este mes el 56 aniversario de la heroica muerte de los valientes bomberos de Chorrillos, los elementos de la bomba "Garibaldi" así como la estación de radio Goicochea commemoraron dignamente a los desaparecidos, cuyo glorioso recuerdo perdura en el tiempo. ROMANA GENS se asocia a este acto patriótico, presentando, esta versión del compatriota Giuseppe Ravenna.


Quien la defendió a cara descubierta. Dante. En voz baja, con las manos abandonadas y los ojos dispersos en un pasado de sombras recordaremos a "ellos". Son trece los féretros alineados, trece piezas de carne nuestra, trece almas que sobrevolaron a la tierra, sin conocer la cobardía.

Los trece, que enteramente tomaron el precepto de Abraham: "Cuando tu seas peregrino la tienda que te alberga arderá en fuego; tu te quemarás con ella". Cantaremos de inmediato los nombres, porque en el recuento hay belleza:
Angelo Cipollina, Giovanni Pali, Filippo Bargna, Giobatta Lionardi, Paolo Risso, Giovanni Ognio, Enrico Nerini, Angelo Descalzi, Luca Chiappe, Giuseppe Orengo, Paolo Marsano, Egidio Valentini, Lorenzo Astrana.

....Un grito desde lejos, tan sombrío como el rugido oscuro que anuncia el terremoto, envuelve el barrio aturdido. Rugiendo y silbando después, las llamas. Una chica, tal vez una mucama "rancho" abandonado, mira desde las barandillas el crepitar del fuego en el extremo de la calle, gritó desesperadamente: "Virgen Santa, los bandidos queman Chorrillos!" y se quiso apartar. Una descarga de balas, sin embargo, la dejó fija en ese lugar. 

Lenguas de fuego y espirales de humo negro nacían por todas partes en el pueblo. La destrucción y la muerte bailaban. Un grupo de muchachos aterrorizados y estupefactos por el terror se volcaron gritando hacia el portón de la “Garibaldi”. "¡Bomberos! ¡Bomberos! nuestra casa arde. Todo arde y a todos matan", una vez que entraron se dejaron caer al suelo como heridos. Bien, respondió el capitán Rossi, ¡Ya vamos! El sonido garibaldino llamó a todos. Un solo orden: salgamos todos con las mangueras; 

Desde el mirador del cuartel donde, sin brillo y sin viento pendía el banderín de la Compañía, se podía muy bien observar los rojos humos, que cada minuto, aumentaban entre tierra y cielo. En las plazas, por las calles, tétrica soledad; sólo los plombos individuos corrían escalofriantes de una punta a la otra. Luca Chiappe, caporal de escaleras, jovencito casi un púber, habiendo visto arder la pulpería de su patrón, en la esquina de la calle, quería a toda costa llevar allí los bomberos y apagar el fuego. Una bofetada del comandante lo paró en el impulso: "¡harás lo que yo diga! ¡Aquí todo se quema, y no sólo la de tu patrón!", el chico calló. Pero, recién salido abandonó la rueda que traía con los brazos y corrió con el aire a contener el fuego que devoraba la esquina. Atrás del vórtice de humo había podio ver la cara enloquecida de Zoraida, encerrada en casa y condenada quemada viva en la hoguera. Zoraida, la encantadora hija de Ognio, de que estaba enamorado desde cuando ella vino de Italia. A Ognio se le habían adelantado. Estaba en el suelo a la entrada de la casa con el cráneo partido.

A Chiappe le cayeron por en cima dos sargentos del “Buín” que le tiraron todas las balas de los fusiles: recogieron lo que quedaba de los muertos, se lo llevaron en frente al coronel Fuenzalida, jurando que habían sido asaltados por diablos vestidos de colorado. 

Al doblar la Calle del Tren, cerca de la maravillosa tienda que antes fue del cogorniense Queirolo, los bomberos empezaron a inundar el enorme incendio que ya se había propagado a toda la manzana. El crepitar del agua humosa sobre las ruinas, fue en seguida recubierto por gritos y disparos. Un gran número de lanceros aun con picos en la mano corrieron. 

Un oficial sucio de vómito y de tierra del saqueo, vio a los bomberos con el gorro rojo, empezó a gritar y hacer ruido con la pistola: "Los (soldados) garibaldinos de Garibaldi nos atacan", y se escondió entre los suyos. Aun eran los tiempos en que el sólo nombre de garibaldinos daba miedo.

Desgraciadamente de nosotros mismos salió la condena: 
"¡No somos garibaldinos, somos bomberos! ¡No atacamos a nadie!," 
Se desnudaron los cuchillos delante de ellos para quitarles la vida. Qué quieren los bomberitos?. Cazadores, militares de artillería, marineros chilenos del equipo, se juntaron.
Aparentemente, no se corría ningún riesgo. La manguera fue volcada.
La manguera se rompió con la caída y la ola de vapor ampolló a los más cercanos. Cipollini, Leopardi, Nerini, asfixiados, llevaron las manos a los ojos. No vieron los corvos que se alzaron debajo de sus gargantas.

Se les tiraron encima como serpientes inutilizando las mangueras cortándolas en piezas, fueron rotas con rabia. Los bomberos que estaban sentados y los que estaban atrapados entre las mangueras rotas y el fuego, fueron rodeados apuntándoles con las bayonetas y puestos presos. Los más alejados, tiraron el uniforme y consiguieron de escapar; la confusión era tal que nadie pudo verles. Un inmenso clamor cubrió los otros inmensos clamores: ¡Los garibaldinos prisioneros! ¡Garibaldi prisionero!

Estas palabras, las repitió tambien Pallora al capitán Renard. Un gran número de oficiales a caballo, que venían desde las defensas de Monterrico, sin saber ni preguntar nada, se pusieron a pegar a los inermes, y después, los ataron a las colas de los caballos y los tiraron por el suelo al galope en frente de Lynch, gritando ¡Francos tiradores Italianos!

De esta infamante acusación, dictada por todas la las iniquidades de la guerra y de la cobardía humana juntas, nunca se ha podido entender mucho. La legación italiana de Lima, el comandante de la Piro Corvetta Colombo, Jefe de la escuadra italiana anclada en el Callao, se enteraron tres días mas tarde. Los ocho sobrevivientes del genocidio: Angelo Descalzi, Guiseppe Orengo. Egidio Valentino, Astrana Lorenzo, Paolo Marsano, Paolo Risso, Giovanni Pali, Filippo Bargna, fueron acusados de alta traición, de haber usado las armas contra los soldados chilenos desarmados; fueron fusilados la mañana del 14 de enero del 1881, atrás las puertas del Panteón del viejo Chorrillos.

*****************
Testimonio del bombero Giuseppe Ravenna, sobre el fusilamiento de sus  compañeros, publicado primero en Rivista Italo Peruviana di scienze, lettere, arti e varietà Anno X, 1922 Lima. Luego publicado nuevamente en 1937 en  "Contributo di sangue che suggella l'amicizia, I fucilati di Chorrillos" Romana Gens ne la terra de Los Incas  Nº34"

Imagen Estado Mayor de la Compañía de Bomberos "Garibaldi" de Chorrillos, años 1910, propiedad del archivo de dicha compañía de Bomberos

Saludos
Jonatan Saona

9 comentarios :

Raúl Olmedo D. dijo...

El episodio fue real, hasta donde sabemos, o al menos en parte. El relato truculento y los detalles macabros, son aporte del autor del texto.
Sería interesante revisar los sucesos ordenadamente .

1. El mando peruano sitúa defensas armadas a escasos metros de una ciudad balneario. Y no evacúa a sus habitantes. Todos siguieron allí, como si no hubiera una guerra de por medio, ni se sospechara - siquiera - que infantería enemiga, luego de chocar con las defensas y superarlas, tendría la necesidad imperiosa de capturar el desembarcadero de ese lugar. Motivo : las fuerzas atacantes estaban recibiendo sus medios de vida y de combate (armas, munición, bastimentos) desde las caletas inmediatas a Lurín, transportados luego en mula al frente de batalla. Una línea de abastecimiento demasiado larga. Y, rota la línea Morro Solar - Santa Teresa - San Juan - Monterrico Chico, era insoslayable, una necesidad militar, tomar el desembarcadero de Chorrillos para empezar a desembarcar allí todo el material necesario. Como ocurrió, por cierto, desde la mañana del 14.01. Un cadete de primer año pudo imaginar aquello, pero parece quedar claro que el señor Piérola y sus ayudantes ni siquiera lo calcularon así.

2. Infantería que venía combatiendo desde las 5 AM, aproximadamente, y que, en ese sector, había debido capturar primero los reductos y colinas artilladas de Santa Teresa, con fuertes bajas - y enseguida los del Morro Solar - irrumpen en Chorrillos hacia las 14 h. y chocan con infantería peruana del C.E. de Suárez, que los enfrenta con decisión.
Chorrillos, dicen todos los relatos de ambos bandos, se transformó en un infierno de balas y fuego. Ciertamente los civiles residentes deben haber caído como moscas. Y posiblemente muchos a manos de tropa exaltada hasta el paroxismo en la "risa roja" que mata todo lo que se mueve. Como en la guerra.
Expulsada que fue la infantería peruana del lugar - con fuertes bajas chilenas en los regimientos Esmeralda, Santiago y 3° de Línea - los combatientes, enceguecidos ( y ya medio ebrios, se ha afirmado), se topan con uniformados que lucen blusas rojas, chapas y distintivos y les hablan en idioma extranjero. Los liquidaron sin muchas preguntas.
A nadie parece llamarle la atención que, en una ciudad en llamas, bomberos y civiles intenten dialogar o razonar con soldados que vienen avanzando, trastornados de matar y morir.

Los fusilamientos del siguiente día no constan en parte oficial ni relato oficioso alguno de origen chileno. Y no digo que no hayan existido. ¿ Alguien tiene una fuente seria y oficial al respecto ?
¿ Hizo Italia algún reclamo formal sobre este caso ? ¿ Se conocen los textos de las comunicaciones intercambiadas ?
Agradeceré toda información que permita sustentar una investigación sistemática. La única forma de que la verdad y sus detalles salgan a luz.

R. Olmedo

Anónimo dijo...

el que trabajes para una empresa chilena no tiene nada que ver qui,,,,,, porque igual ai muchos chilenos que trabajan para empresas del peru o como para otros paices ,,aqui tu ganas lo que trabajas y punto asi sea la empresa chilena, brasileña, colombiana o simplemente peruana ....

El punto es que aqui ai muchas cosas que no quedaron claras en este enfrentamiento belico

Como se le puede llamar a un pais que invade a otro y se agarra su territorio ???????????

roberto marzano dijo...

escribistes muy bien Paolo Marsano porque lo escriben erradamente como paolo marzano con Z...felicitaciones

JUan Francisco dijo...

Mi bisabuelo, Rosario Zanca Barone, llegó a Iquique (Perú) en 1875 y llegó a ser el último testigo vivo (en Iquique) del Combate Naval del 21 de Mayo de 1879. Conoció personalmente a Grau y Prat, cuando este último le comunicó que cortaría el suministro de agua a la población del puerto. Jamás se nacionalizó, lo que le mereció la condecoración "Stella della Soliradità Italiana"

Anónimo dijo...

No hay comparacion entre uno y otro pais donde la naturaleza le da la espalda y solo deja cultivar maldad en sus gobernantes que lo unico que hacen es ambicionar lo ajeno y poner escusa alguna para iniciar el robo de ello no hay honor solo un falso sentimiento de querer estar bien con su consiencia validando todo acto atroz para que sus hijos con los ojos tapados sigan pensando en un falso heroismo y patriotismo CHile el gran ladron de america con sus ambiciones lograron ese titulo que toda america conoce bien

Anónimo dijo...

LA INSANIA CHILENA, SERA POR SIEMPRE UN DOLOR ETERNO:

>> Lenguas de fuego y espirales de humo negro nacían por todas partes en el pueblo. LA DESTRUCCIÓN Y LA MUERTE BAILABAN. Un grupo de muchachos aterrorizados y estupefactos por el terror se volcaron gritando hacia el portón de la “Garibaldi”. "¡Bomberos! ¡Bomberos! nuestra casa arde. TODO ARDE Y TODOS MATAN", <<

LA NOBLEZA DEL AUTOR:

>> De esta infamante acusación, dictada por todas la las iniquidades de la guerra y de la cobardía humana juntas, nunca se ha podido entender mucho. <<

QUE GANAS DE VER ARDER SANTIAGO !!!.

TARDE O TEMPRANO LAS DEUDAS SE PAGAN !!!.

Pepe Araujo B. dijo...

INTERESANTE, EL PROBLEMA, ES QUE CADA CUAL O BANDO LLEVA Y TRAE AGUA PARA SUS MOLINOS Y EN VERDAD , LA HISTORIA NO ES ASI, HISTORIA SE ESCRIBE O TE LA CUENTAN Y QUEDA EN TI ASUMIR LO QUE TE CUENTEN O NO, LEERLO ETC TODA HISTORIA TIENE SU VERDADERA HISTORIA, MUCHAS VECES ESTA , EN LO QUE NO ESTA ESCRITO O MAL ESCRITO, TODA HISTORIA , TIENE PERSONAJES QUE ANDAN DETRÁS DE ELLA COMO GENTE ACOMODATICIA CON INTERESES CREADOS , MUCHAS VECES , TRATAR DE CAMBIARLA PORQUE HAY VERDADERAS HISTORIAS QUE PUDIERAN ENSOMBRECER CUALQUIER CUALQUIER ÁRBOL GENEALÓGICO DE RANCIO ABOLENGO, LA HISTORIA REITERO NO ESTA ESCRITA EN LOS LIBROS, MUCHAS VECES QUE SON LAS MAS , SON INTERESES CREADOS QUE ORDENARON QUE SE ESCRIBIERA DE UNA FORMA U OTRA...

Luis dijo...

Es un relato interesante...verdadero en su totalidad??...no lo sabemos. En todo caso era una guerra...donde hay vencedores y vencidos...no conozco ningún hecho o relato histórico ocurrido en una guerra, donde el vencedor trate al vencido con admirable humanidad. Las consecuencias de una guerra nunca son buenas ni para el vencedor ni para el vencido. Lo que debemos de tratar es de evitar en lo posible se repita un hecho bélico, es mejor utilizar el diálogo y la inteligencia.Tampoco recordar a cada momento hechos lamentables producto de una guerra descabellada, es bueno para las personas; puesto que lo único que queremos es vivir en paz y bien.

Anónimo dijo...

los chilenos siempre dudan de los historiales peruanos...pero en cambio sí creen, totalmente, muchos inventos que hicieron sus propios historiadores, para justificar los delitos contra lesa humanidad que cometieron para poder apoderarse de Arica y Tarapacá..ejemplos sobran.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...