miércoles, 20 de mayo de 2015

Relato de "La Patria"

El combate naval de Iquique publicado por "La Patria" de Lima

"LA PATRIA 
Lima, jueves 29 de mayo de 1879
(de nuestro corresponsal)


A bordo de la “Independencia”, Iquique, Mayo 24 de 1879
Señor Redactor de “La Patria”

El 21 á las 7.15 de la mañana avistamos Iquique, é inmediatamente nos aprontamos para el combate. En la noche anterior se distinguieron luces, y tuvimos sospechas fuesen algunos de los buques enemigos.

No supimos pues que se hallaban en el puerto de Iquique la “Esmeralda” y “Covadonga”, sino cuando estuvimos sobre el puerto, donde también hallamos al trasporte “Limari” de la escuadra chilena. Al aproximarse nuestros buques el “Limari” y “Covadonga” se largaron á toda máquina con rumbo al Sur, mientras que la “Esmeralda” se acercaba a tierra en la parte de bahía, que es formada desde la estación del ferrocarril al Norte del Cerro llamado el “Colorado”. Trabóse un violento combate entre el “Huáscar” y la “Esmeralda”, por los informes que recibió de hallarse esos pasos cubiertos de torpedos, puestos por los chilenos. Estos informes los dio el capitán de puerto Porras (Salomé) al referido Grau. 

La “Esmeralda” hacía un fuego continuo y desesperado, mientras que el “Huáscar” le contestaba con mucho menos tiros, pero muy certeros; uno de estos traspasó la “Esmeralda”, rompiéndole la maquinaria é imposibilitándola para moverse. Tres veces el “Huáscar” embistió con su proa á la “Esmeralda”; la segunda vez destruyéndole gran techo de su popa: al tercer golpe se abrió la “Esmeralda” por su centro y comenzó a hundirse. Al tocar el “Huáscar” por tercera vez el costado de la “Esmeralda”, el comandante de esta Prat con algunos hombres, saltaron á bordo tratando de abordarlo. De los atacantes solo se salvaron dos, quedando muertos Prat y todos los suyos. Prat con su revólver mató al teniente Velarde, oficial de banderas del “Huáscar”. Al hundirse la “Esmeralda” Grau ordenó bajasen todos los botes y salvasen á los náufragos. De estos se han salvado como cincuenta, incluso ocho oficiales. Todos han sido conducidos á tierra y bien tratados.

Entre tanto esto sucedía en el mismo Iquique, la “Covadonga” y “Limari” huían con toda la fuerza de sus máquinas hácia el Sur. El “Limari” por su superior andar, muy luego logró alejarse, pero la “Covadonga” quedó atrazada y sobre ella dirijió sus fuegos la “Independencia” con el gran cañón de proa, que quedó desmontado al octavo tiro, así como el de popa al segundo.

¡Que tal material el proporcionado en el Callao! Esta circunstancia y lo difícil que era atacar a la “Covadonga” con los cañones de los costados de la fragata, fueron la que decidieron a Moore, comandante de la “Independencia”, á atacarla con el espolón. La “Covadonga” llevaba dos excelentes prácticos, un Pesantes y un inglés Stanley, á quien nuestro Gobierno ha enriquecido nombrándolo único piloto de Iquique y Molle, y obligando á cada buque que entrase á cada buque que entrase a esos puertos á abonarle 20 soles por su pilotage, desainando a varios hijos del país. Llamamos la seria atención al Gobierno sobre los tales Pesantes y Stanley, dueño este de un pontón en Iquique y embarcado el otro en este puerto en tiempo muy oportuno. La “Covadonga” se corrió hacia Molle, perseguida por la “Independencia”. Trató de favorecerse en este puerto, y dirijida por Stanley se arrimó a la costa y huyó hácia la “Punta Gruesa”, 9 millas al Sur de Iquique. Al llegar frente á esa Punta y en esa circunstancias en que acababan  de sondearse 9 brazas al agua [la “Independencia” solo calaba 5]; tocó la fragata sobre una roca, cuya aguda punta le penetró por el fondo, levantando los calderos hasta embutirlos en las chimeneas. La “Covadonga” mal herida, pues llevaba varios balazos, y en especial un boquerón que en vano trataban de tapar sus marineros con embreados. Tan pronto como se vió varada la “Independencia”, viró de borde y comenzó un fuego sostenido contra la fragata, que no podía contestar sino con rifles, pues toda la pólvora de los cañones se hallaba sumerjida en el agua. Como dos horas se entretenía la “Covadonga” en este fuego cuando avistó al “Huáscar”, que después de salvar a los náufragos de la “Esmeralda”, venía en su consorte.

Después de elevada la “Independencia” sobre la roca, fue muerto el oficial Guillermo García y García por las balas de una ametralladora que tenía la “Covadonga” sobre su palo mayor. Este joven á los ocho días de casado, según he sido informado, se embarcó en la “Independencia”. Los botes del “Huáscar” comenzaron a conducir á bordo de ese buque á los oficiales y marineros de la “Independencia” dejando clavado en el palo mayor el estandarte, que había caído destrozado del palo de mesana. Los cañones fueron clavados, rotos los rifles y lanzadas al fondo del mar todas las banderas, porque se creía que la escuadra chilena, cuyo paradero se ignoraba por completo; no tardaría en llegar y posesionarse de los despojos.

Con una lata de kerosene que un marino inglés á nado sacó de la bodega, se prendió fuego á nuestra desgraciada fragata.

La roca sobre la cual se estrelló la “Independencia”, se hallaba como á tres millas de tierra.

Se asegura que la “Covadonga” se perdió frente a Pabellón de Pica, y como a las 22 millas al Sur de Iquique.

La “Esmeralda” se hundió a las 11 3/4 de la mañana: á esa misma hora se perdía la “Independencia”.

Nuestras bajas, la mayor parte, después de corrida nuestra fragata sobre la roca, quizás llegan á 50 hombres entre muertos, heridos y ahogados.

Un perro de Terranova, conocido á bordo con el nombre de “Cholo”, salvó a su amo, conduciéndolo herido á tierra y nadando más de dos millas".
***************
Parte publicado por Ernesto Linares en su blog elinaresm.blogspot.com
Imagen, cuadro de Sommercales sobre el combate de Iquique

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...