jueves, 3 de julio de 2014

Telegramas chilenos

Telegramas chilenos sobre el hundimiento del Loa
(Recibido a las 12.15 P. M.)

Santiago, Julio 9 de 1880.
Señor Presidente:
Ha llegado el Lámar siendo portador de la siguiente sensible noticia:

El 3 del corriente, a las 5.20 P. M. ha sido echado a pique en la bahía del Callao el crucero Loa por un torpedo oculto en una balandra que se encontró fondeada con velas izadas, cargada con comestibles i sin un solo tripulante.
El Loa estaba de guardia, la tomó, atracó a su costado i aclaró. Al levantar el último bulto tuvo lugar la esplosion, i cinco minutos después el crucero desaparecía.

El Blanco i el Amazonas se dirijieron inmediatamente al lugar del siniestro para salvar los náufragos.
Dos buques ingleses, un italiano i otro francés enviaron también sus botes.

Como ve V.E. por esta relación, el desgraciado accidente del Loa ha tenido lugar en la forma exacta anunciada por V. E., de cuyo anuncio había recibido un duplicado el Almirante i puéstolo en conocimiento del capitán Peña i de todos los demás comandantes de los buques de nuestra escuadra.
La desgracia no ha sido pues casual sino a ciencia cierta. 
Pareciéndome de mui capital importancia el anuncio de V. E. sobre la celada que se preparaba, me valí de los conductos mas seguros para que él llegara a conocimiento del Almirante i, en efecto, por dos conductos recibió el Almirante mi anuncio.

Tan pronto como este anuncio llegó a conocimiento del Almirante, lo comunicó a todos los comandantes de buques, i éstos lo hicieron con los oficiales.
De los oficiales del Loa, se ignora la suerte que hayan corrido el capitán Peña, los guardia-marinas Oporto, Huidobro, Fierro, un cuarto injeniero i un piloto.
De la tripulación se supone hayan perecido, a menos de haber llegado algunos a la playa, 104 individuos.
Hasta el momento de la salida del Lámar se habian salvado en los buques de la escuadra 12 oficiales i 51 marineros i soldados.
Parece que el teniente Señoret hizo presente a Peña que esa debería ser la lancha que V.E. anunciaba por mi conducto, pero que el comandante ordenó con insistencia su descarga.
El teniente Manuel Señoret ha venido en el Lámar, siendo portador de las notas del Almirante.
LYNCH.
_______

(Despacho recibido a las S.1S P. M.)
Santiago, Julio 9 ele 1880.
Señor Ministro de Guerra:

El Almirante, en nota abierta de fecha 4 del que rije dice a V. S. lo que sigue:
"Tengo el sentimiento de comunicar a V. S. que ayer a las 5.20 P. M. ha sido echado a pique el crucero Loa por un torpedo.
A las 4 P. M. se avistó cerca de la costa Norte de la bahía una lancha a la vela en cuya demanda navegó el Loa, que se encontraba de guardia; media hora después paraba su máquina cerca de la embarcación i arriaba un bote para reconocerla.
Teniente Martínez comisionado con ese objeto, notó al abordarla que se encontraba al ancla con velas izadas sin un solo tripulante i cargada de comestibles.

Cumpliendo la orden del capitán Peña de llevarla al costado, cortóle la amarra, temiendo que el ancla ocultara alguna celada, i tomándola a remolque la dejó al costado del Loa, donde espresó al comandante Peña sus recelos por la sospechosa circunstancia en que habia sido encontrada.
Peña dio orden de aclararla, nombrando al guardiamarina Huidobro para inventariar su cargamento.
A las 5 P. M. encontrándose los oficiales comiendo, i cuando se levantaba el último bulto, tuvo lugar la esplosion de un torpedo oculto en la lancha, i cinco minutos después se hundió el crucero en el mar, a seis millas del fondeadero de la escuadra.
Apenas fué notificado el buque de la insignia que el Loa se iba a pique, se puso éste en movimiento acompañado del Amazonas; llegando al lugar del siniestro se enviaron todas las embarcaciones menores en socorro de los náufragos.

Los buques de guerra neutrales surtos en la rada enviaron también sus botes, i a su empeño i actividad se
debe la salvación de una gran parte de los sobrevivientes, i que por su mayor proximidad llegaron antes que los nuestros.
Hasta este momento, 10 A. M., se han salvado en nuestros buques 12 oficiales i 51 marineros, i soldados ocho; a los que habrá que agregar los recojidos en los buques neutrales i los que hayan podido llegar a tierra.

El comandante Peña, bastante herido por la esplosion, pues en el momento que ésta tuvo lugar se encontraba precisamente encima, si bien se le vio hasta las 6 P.M nadando ayudado de un salva-vidas, no ha podido ser habido i se cree fundadamente que haya perecido.
En cuanto a los demás tripulantes, acompaño a V. S . una relación nominal de aquéllos salvados que hasta este momento se encuentran en nuestros buques. Tan pronto como pueda obtener los nombres de los que están en los buques estranjeros o en tierra lo comunicaré a V. S .
Creo de mi deber advertir a V. S. que el capitán Peña tenia conocimiento, como asimismo los oficiales del Loa, de que se preparaba contra la escuadra un torpedo en las condiciones en que se encontraba el que ha causado la pérdida del crucero."
LYNCH.
______

(Despacho recibido a la 1.10 P .M.)
Iquique, Julio 26 de 1880.
El Almirante Riveros dice lo siguiente:
"Continúa sin novedad el bloqueo de este puerto. 
Se han estraido del Loa los dos cañones de retrocarga i el montaje de uno. Los trabajos se continuarán i espero sacar el otro montaje i algunos otros artículos.
Uno de los cañones está ya montado en el Blanco.
La Guadiana fué remolcada desde Panamá por el vapor ingles Bolivia."
LYNCH

***************
Imagen de Patricio Lynch, tomada de "La Ilustración Española y Americana"

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...