domingo, 22 de junio de 2014

Niñez de Chocano

Niñez de José Santos Chocano

José Santos Chocano Gastañodí, poeta internacionalmente conocido como "El Cantor de América", nació el 14 de mayo de 1875 en Lima.  Hijo de don José Félix Chocano y Zela. Este era nieto del prócer peruano Francisco Antonio de Zela, quien diera en Tacna el primer grito de independencia del Perú. La madre, María Aurora Gastañodí de la Vega de Chocano, fue hija de un acaudalado minero que luego perdería sus propiedades.

La familia vivía en una casa de la calle Argandoña 27, altos, hoy perteneciente al jirón Cailloma, a dos cuadras de Palacio de Gobierno y a una de la iglesia de Santo Domingo.

Su infancia la transcurrió en plena Guerra del Pacífico, cuando los chilenos ocupaban la capital del Perú, hecho que marcó su niñez tal como lo mencionaría en sus Memorias. Las mil y una aventuras

Haciendo un balance de sus primeros años, José Santos Chocano escribe en sus Memorias: "Mi niñez se descompone en guerra fratricida (la contienda del Pacífico y la ocupación de Lima por el ejército chileno), estudio inútil y amor doliente"



A fines de 1880, José Santos tenía 5 años, recuerda la despedida de su padre, don José Félix Chocano, Capitán de ejército, (nacido en Tacna en 1837y fallecido en Lima en 1909), quien participó en la campaña de Lima.
"Uno de los recuerdos más vivos de mi infancia es la despedida de mi padre, vestido con sus viejos arreos militares, a cumplir el deber. Es una estrofa viva de la "Iliada" que nunca olvidaré. 
Estoy yo en brazos de mi madre. Mi hermana mayor reza, arrodillada ante un bello calvario que impone su sobrio misticismo en el dormitorio paternal. Mi padre mudamente nos abraza, a mi hermana primero, a mi después, a mi madre finalmente. Mi madre no derrama una lágrima, mientras mi hermana solloza".

Su madre doña Maria Aurora Gastañodí, (nacida en Otuzco - Trujillo y  fallecida en Lima en 1931), también tuvo participación en esta campaña,  Ella formó parte de los hospitales de sangre, dedicándose a la atención de los heridos, actividad en la que su menor hijo le acompañaba.
En uno de los hospitales de sangre - recuerdo bien que denominado de la Cruz Blanca - mi madre asiste, hasta la muerte a un jefe chileno apellidado Supper, uno de cuyos hijos - Carlos - hace constar, con gentileza marcial, su mas profundo reconocimiento por la prolijidad de la asistencia. Es éste el primer contacto en que mi niñez se halla con el ejército vencedor: un viejo y bravo jefe chileno que se muere bajo el cuidado de mi madre, ante la que me parece estoy viendo inclinarse con respeto a los dos hijos, militares también de gallarda y en aquella ocasión dolorida presencia. En el fondo del cuadro, se me antoja ahora que ha de haber pasado el Maestro de Maestros, balbuceando tal vez: "Amaos los unos a los otros"


Luego de las batallas de San Juan y Miraflores, (13 y 15 de enero de 1881 respectivamente), las tropas del ejército chileno ocupan Lima, Chocano recordaría el sonido de los clarines chilenos como el inicio de vivir en una ciudad ocupada
"Había empezado apenas la ocupación de Lima. Los clarines del ejército que entró a ocuparla sonaron de tal modo en mis oídos cuando me faltaba aún mucho para cumplir seis años, que ensordecieron  para siempre mi niñez. Mi niñez quedó encerrada en casa en el enclaustramiento impuesto por la ley marcial de un ejército vencedor en una ciudad cautiva. Durante dos pasados años cayó sobre mi espíritu de niño la lápida de un silencio sepulcral... Yo no corrí, yo no reí, yo no jugué yo no tuve propiamente niñez....
Los únicos entretenimientos de mi niñez fueron los cuentos de mi madre y los relatos militares de mi padre. Mis únicos juguetes fueron los libros: leí, estudié, supe mucho más de lo que debí saber para mis años. Carecí en cambio, del candor infantil. Precoz mi inteligencia, precoz mi corazón"
 En composiciones como "Oro de Indias" rememora los cuentos que solía narrarle su madre:

¡Oh niñez! Cuentos de hadas de la madre. Gorjeos
de los rubios canarios familiares... Paseos.
Ni cantos ni risas
poblaron mi casa paterna... Un febril
murmullo de cuentos me llenó las noches
apenas de un breve y alado trajín...
(La Maravillosa Lámpara, unas veces,
encendió en poemas mi sangre infantil;
Simbad, otras veces, me enseñó en su nave
a amar siempre lodo lejano país...)
...
Dos. tres, cuatro niños
solían a casa llegar para oir
cuentos que mi madre deshojaba como
las más bellas rosas de nuestro jardín.

Tales experiencias para un niño como José Santos también quedaron también plasmadas en parte de uno de sus poemas modernistas titulado "Íntima"

"ÍNTIMA
Cuando nací, la guerra
llegaba hasta la sierra
más alta de mi tierra;
y al poner de repente
mi pie dentro de un charco de sangre, el charco hirviente
con una de sus gotas me salpicó la frente.

Me arrulló la armonía
de la trompetería,
de la que es sólo un eco toda mi poesía;
y como fueron años de pólvora y fragor
los de mi infancia, el beso de mi madre era flor
de púrpura y su abrazo serpiente de dolor...

Yo no jugué de niño; por eso siempre escondo
ardores que estimulo con paternal cariño.
Nadie comprende, nadie, lo viejo que en el fondo
tiene que ser un hombre que no jugó de niño.

Recuerdo que á su lado
mi madre me tenía,
aquel siniestro día
en que escuché espantado
sonar el destemplado
clarín del vencedor.
— ¡ Escúchalo ! — decía
mi madre,.. Y lo escuchaba, lo escucho todavía,
lo escucharé hasta cuando resuene otro mayor.

Por eso hoy que me inspira
ese recuerdo henchido de la más santa ira,
los nervios de mi madre son cuerdas de mi lira..."

Aquellos fueron los hechos que marcaron la niñez del futuro Cantor de América, y que en 1899 obtuvo el reconocimiento gracias a su obra "La Epopeya del Morro" dedicada a Bolognesi y los héroes de Arica.


Referencias
MORA PONCE, Margarita "Los niños de la ciudad de Lima durante la ocupación del Ejército chileno"
BARBADILLO DE LA FUENTE, María Teresa "Evocaciones de cuentos infantiles en la poesía de José Santos Chocano" disponible en Revistas científicas complutenses http://revistas.ucm.es/ 
ZAVALA MUÑOZ Miguel, "Chocano el Cantor de América" publicado en su blog Baul Literario, disponible en http://stradivariusdetadzio.blogspot.com/

****************
Imagen principal tomada del libro Páginas de Oro de José Santos Chocano, fotos de los padres de Chocano tomados del blog Baúl Literario 
Fragmentos de las Memorias. Las mil y una aventuras de José Santos Chocano, tomado principalmente del artículo de Margarita Mora Ponce.

Saludos
Jonatan Saona

5 comentarios :

Raúl Olmedo D. dijo...

La acción caritativa de doña Aurora Gastañodí, cuidando hasta la muerte al Teniente Coronel Roberto Souper Howard (abatido en Chorrillos) mereció no sólo la gratitud y reconocimiento profundos de sus dos hijos, oficiales chilenos presentes en su lecho de agonía. También de la prensa chilena, que destacó el gesto enorme de amor cristiano y valores superiores que inspirara a aquella dama, al velar por un enemigo herido a las puertas de Lima.
Roberto Souper era inglés, nacido en 1818. Se avecindó en Chile en 1843, y casó con doña Manuel Guzmán de la Cruz.

R. Olmedo

Anónimo dijo...

Igual el invasor saqueo, incendio, violo y humillo a nuestra población. Esa es la humanidad del vencedor?.

Anónimo dijo...

Soy descendiente de José Santos Chocano a través de mi madre Carolina de los Rayos Moller Chocano...mi nombre, Patricio Greve Moller.

Rocio Valencia dijo...

Poeta y cantor. Profeta y actor, porque recitaba apasionadamente sus versos cautivando a cualquier audiencia culta o profana. Eterna es la admiracion que le tenemos a Chocano todos los sudamericanos. De manera especial los poetas. Chocano ha entrado ya en la inmortalidad!

Rocio Valencia dijo...

Poeta y cantor. Profeta y actor, porque recitaba apasionadamente sus versos cautivando a cualquier audiencia culta o profana. Eterna es la admiracion que le tenemos a Chocano todos los sudamericanos. De manera especial los poetas. Chocano ha entrado ya en la inmortalidad!

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...