sábado, 12 de abril de 2014

Carta de Contreras

Carta de Luis Contreras sobre el combate de Chipana

Señor don David Honorato.
Iquique, Abril 14 de 1879.

Mi estimado señor i amigo:
El vapor está a la vista i no tengo tiempo que perder para comunicarle, como le prometí, una noticia de importancia, ya que antes no habia podido hacerlo, pues desde que llegamos la Magallanes se ha llevado en continuo movimiento.

El sábado 12 nos hemos batido con la Unión i Pilcomayo a la altura de Bahia Chipana, a 70 millas al Norte de Cobija.

El 7 salimos de este puerto con el Cochrane para Antofagasta, a donde llegamos el 9 por la mañana. En ese dia i al siguiente cargamos carbón, i el 11 a las 9 i media P.M. dejamos el fondeadero nosotros solos, con rumbo al Norte. Los subalternos no sabemos nunca para dónde vamos ni a qué.

El 12, sábado Santo, como a las 10 A.M. se avistaron humos al Norte i creímos que fueran algunos de. nuestros buques. Cuando se distinguieron los cascos, creímos que eran la Esmeralda i alguna de las corbetas; pero bien pronto el comandante reconoció a la Union i Pilcomayo que salían a cortarnos frente a la boca del Loa. Se mandó activar los fuegos i todos ocupamos nuestros puestos de combate. El enemigo distaría cinco millas. Eramos uno contra dos mas fuertes.

En lugar de volver caras, el comandante prefirió forzar el paso. Da gusto servir a las órdenes de un jefe valiente.

A las 12 los teníamos por la cuadra. A las 12.10, izaron su bandera i rompió el fuego la Pilcomayo. En este instante la posición de los buques era así: ellos al lado de la costa; nosotros a tres mil metros mas afuera, todos rumbo al Norte i a unas cinco millas al Oeste de Bahia Chipana. La Unión izó una señal, i acto continuo la Pilcomayo se hizo afuera como para tomarnos por babor. Al ejecutar esta maniobra parece que temió nuestros fuegos, pues hizo rumbo rectamente al Oeste en lugar de inclinarse algo hacia nosotros; eso la hizo perder camino i se quedó atrás. La Union se nos iba entrando. Cuando la tuvimos a dos mil quinientos metros rompimos el fuego nosotros; eran las 12.15. La Unión ganaba terreno estrechando la distancia; la teníamos algo a popa de la cuadra por estribor i el cañoneo estaba en toda su fuerza. Entre tanto la Pilcomayo nos hacia fuego por la popa. Los tiros de esta última eran mas certeros: uno de ellos rebotó a cincuenta metros de la popa bañándonos en agua, i vino a sacar un astillazo en el costado de estribor cerca la popa i a un metro sobre el agua. Fué el único proyectil enemigo que nos tocó. Los tiros de la Union tenian buena dirección pero mala elevación: no menos de doce tiros pasaron sobre el buque i por entre los palos, i muchos mas cayeron a cien metros de nosotros.

Nuestros tiros fueron con buenas direcciones, pero no podemos apreciar sus efectos. Después de un tiro nuestro se notó un escape de vapor.

Como a las 12.40 la Unión comenzó a disminuir su andar i a las 12.50 se retiró del combate, haciéndoles nuestros íntimos disparos a 4,500 metros. ¿Por qué se retiró la Unión? ¿Qué le sucedió o qué temieron?

Francamente yo no lo comprendo. El combate cesó frente a Bahia Comache (doce millas al Norte de Chipana). Nosotros seguimos en nuestros puestos hasta perder al enemigo de vista. Ellos se dirijieron a la costa.

Total de tiros disparados: nosotros 45, ellos los estimo en mas de 100, pues por cada tiro nuestro nos disparaban ellos dos o tres. A la Pilcomayo no le hemos hecho un solo disparo, pues estaba por la popa.
¿Qué tal?

Ahora si alguno me pregunta si he oido silbar las balas si las he visto caer cerca de mí, ¡medo contestar que sí. Francamente, a usted, como mi amigo, se lo digo: no he tenido temor ni lo he notado en nadie a bordo; al principio serenidad i poco después mucho entusiasmo: cada tiro bueno era saludado con ¡hurras!.......

Luis V. Contreras.
**********************
Imagen oficiales y marineros de la "Magallanes"

Saludos
Jonatan Saona

1 comentario :

Raúl Olmedo D. dijo...

Luis V. Contreras era un joven guardiamarina que cayó en combate pocos meses mas tarde.
Tuvo el mando de una lancha de desembarco del "Cochrane" en la jornada del 02.11.79 conocida como Asalto y Toma de Pisagua.
El fuego enemigo desde la playa lo abatió en su puesto, poco antes de que su bote tocara tierra.
Todas las chalupas y botes de desembarco que actuaron en Pisagua estuvieron mandadas por oficiales subalternos de la Armada y algunos aspirantes. Dos de ellos murieron y varios otros resultaron heridos de distinta consideración.

R. Olmedo

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...