sábado, 14 de septiembre de 2013

José M Puga

José Mercedes Puga Valera

Nació en Cajamarca el 24 de setiembre de 1836, en una familia acomodada formada por don Nicolás Puga y doña Manuela Valera Carrera.

Niño aún fue conducido a la hacienda de Huagal, de propiedad de su padre, donde pasó su infancia, recibiendo la educación por maestros particulares, perdiendo a su padre a temprana edad.

En su hacienda permaneció hasta los 16 años, en 1852 regresó a Cajamarca para dedicarse a los estudios, ingresando al  colegio San Ramón, que estaba por entonces dirigido por Toribio Casanova. Los sucesos políticos de 1854, en los que Casanova formó parte, tuvieron como consecuencia la clausura temporal de dicho colegio. Pasó luego al colegio Guadalupe en Lima.

Al enterarse que su madre estaba muy enferma, decidió regresar a Cajamarca, estando en camino, se enteró del fallecimiento de su madre, decidió encomendar sus intereses a sus hermanos mayores y quedarse en Trujillo para estudiar en la Universidad de  dicha ciudad.

Graduado de la Facultad de Jurisprudencia, en 1860 volvió a Cajamarca con el grado de Doctor. Poseedor de una considerable fortuna patrimonial, y con el prestigio de ser uno de los jóvenes mas distinguidos de la sociedad cajamarquina.

Se recibió de abogado en 1862, prestando el juramento de estilo ante la Corte Superior de Cajamarca ingresando a trabajar en dicha institución, además fue profesor de Economía Política en el colegio San Ramón.

Contrajo matrimonio con su prima Carolina Puga Chavarri,  en febrero de 1865.
La fortuna de la familia del doctor Puga se incrementó por su buena administración y teniendo como base las Haciendas de Huagal y Pauca.

La revolución iniciada en 1865 contra el Gobierno del general Pezet, que fue secundada en Cajamarca por el doctor Casanova, teniendo al doctor Puga entre sus partidarios. Cuando se efectuó la revolución de 1867 contra el Gobierno del general Prado, el doctor Puga ya estaba organizando un partido político, el cual se enfrentó en las elecciones para Diputado contra el partido formado por la familia Iglesias. El día de las elecciones tuvo un altercado con Lorenzo Iglesias, quien le hirió con un disparo.
De todos modos fue elegido Diputado, y representó a Cajamarca en el periodo de 1868 a 1870.
Desde 1871 fue miembro del Partido Civil (encabezado por Manuel Pardo), elegido Diputado nuevamente por Cajamarca.

En octubre de 1873 fue nombrado Vocal de la Corte Superior de Cajamarca
Fue elegido representante por la provincia de Pataz en el Congreso de 1878

En abril de 1879 estalla la guerra del Pacífico, y el dr. Puga, convocó a un gran mitin popular, allí se resolvió organizar un batallón que llevaría el glorioso nombre de "Gálvez" y levantar una suscripción para sostenerlo y equiparlo a costa de los ciudadanos y sin gravamen para el estado. Aquella suscripción encabezada por Puga, llegó en el primer momento a cuatro mil soles.
El mismo día quedó igualmente organizado el batallón. El SubPrefecto del departamento, Gumercindo Herrada, asistió al mitin y agradeció a los ciudadanos los importantes y oportunos servicios que le ofrecían y manifestó que podían adiestrarse, en tanto que el Supremo Gobierno, aceptara los procedimientos y les diera su aprobación, pero finalmente Miguel Iglesias fue nombrado Comandante en Jefe de las fuerzas que se organizaban en los departamentos de Cajamarca, Amazonas y Loreto.

Nicolás de Piérola nombra a Montero como Jefe político y militar de los departamentos del Norte, por lo que se dirigió primero a Trujillo y luego a Cajamarca llegando el 20 de febrero de 1881. Colaborando el Dr Puga con la reorganización de un batallón movilizable, bautizado con el nombre de Atahualpa, confiriéndosele el mando inmediato y expidiéndosele los despachos de Coronel.
Al nombrarse a García Calderón como Presidente, en Chachapoyas depusieron a la autoridad local Pablo Santillán, desconociendo el régimen dictatorial y se adhería al nuevo gobierno creado en Lima. El Coronel Puga salió el 20 de julio de 1881 a Chachapoyas a restablecer el orden  en dicho departamento. Siendo luego nombrado Prefecto de Amazonas, ocupando dicho cargo hasta fines de octubre que regresa a Cajamarca.

El 15 de Noviembre Lizardo Montero asume en Cajamarca el mando supremo de la República, prestando el juramento legal ante la Corte Superior de dicha ciudad. La Jefatura Superior de los Departamentos del Norte fue ocupada por Miguel Iglesias

El nombramiento de Iglesias no fue bien recibido en las provincias de Chota y Hualgayoc que se sublevaron en enero de 1882 y llamaron al Coronel Puga para ponerlo al frente del movimiento. El 14 de febrero, Puga sale de Cajamarca, trasladándose luego a Chota donde emitió un manifiesto y un acta de protesta.
Establecido el Cuartel General en Chota, se reunió 600 hombres, cuyo sostenimiento costó al coronel Puga s/ 13,000 de su propio dinero.

Con fecha 17 de abril de 1882, envió a Miguel Iglesias una nota proponiéndole unir las fuerzas que ambos podían disponer y que él dirigiría, para proceder a batir inmediatamente las fuerzas chilenas que estaban en Chiclayo. 
Iglesias no contestó la nota y junto a 1200 hombres marchó a Bambamarca, y el coronel Puga manda en su búsqueda una descubierta de 60 hombres, pero en las filas de éste,  hubo un complot como resultado del cual el coronel Puga y varios de sus rebeldes fueron desarmados por sus desleales compañeros, por lo que tuvieron que retirarse. Ocupando Iglesias dicha plaza

Al enterarse que se proyectaba un ataque contra los chilenos en San Pablo, escribió a Iglesias ofreciendo su contingente personal solicitando el puesto de soldado. No fue aceptado
Luego vendría el Manifiesto de Montán, proclamando la Regeneración, Puga suscitó la primera protesta armada que los pueblos de Huamachuco y Cajabamba levantaron.

El coronel Puga estableció su Cuartel  General en su hacienda "Pauca" y junto a los señores Porturas, Cuadra y Marino, quienes organizaron columnas en Cajabamba y Huamachuco, avanzaron sobre Cajamarca el 14 de noviembre de 1882. En la tarde del 17 se enfrentaron contra las fuerzas al mando de Lorenzo Iglesias, pero luego de un par de horas de lucha se retiraron nuevamente a Pauca.

El 15 de enero de 1883, el coronel Manuel Callirgos Quiroga al mando de 500 hombres, fue enviado ocupar las haciendas de Huagal y Pauca, propiedades del coronel Puga.
Puga, enterado de la expedición, preparó a sus hombres y esperó en el camino a Pauca, al llegar las tropas de Callirgos fueron atacadas por sorpresa, pero debido al escaso número de las tropas de Puga, éste y sus hombres tuvieron que retirarse. En la expedición iba el mayor Eloy Callirgos, hijo del prefecto, que murió en la refriega. El coronel Callirgos con deseos de venganza, Pauca y Huagal fueron saqueadas y quemadas. Tampoco en esta oportunidad se logró destruir a Puga, que con la gente que le quedaba se internó en un lugar seguro.

El coronel Puga envió a Huaraz al teniente coronel Romero Flores, para encontrarse con el Jefe Superior de los Departamentos del Norte, sr Jesús Elías, para contarle los hechos referidos y la necesidad de auxilio a sus tropas. El teniente coronel Romero no encontró al sr Elías y tuvo que seguir hasta Cajatambo donde se encontraba con el Comandante en Jefe del Ejército del Norte, coronel Isaac Recabarren, quienes ante la imposibilidad de suministrar auxilios al coronel Puga, se limitaron a nombrarle Prefecto y Comandante General de aquél Departamento. 

En los últimos días de Mayo de 1883, Iglesias mandó a San Pablo una comisión para que ofrecieran a Puga, toda clase de garantías y la indemnización por la destrucción de sus haciendas, con la condición que depusieran las armas y reconocieran al gobierno de Montán, asegurando que Cáceres había sido batido en el Centro por los chilenos y que tanto él como Montero en Arequipa reconocían la autoridad de Iglesias.
El Coronel Puga rechazó el ofrecimiento.

Puga recibió un oficio del sr Elías el 10 de Julio de 1883, comunicándosele se uniera a las tropas peruanas que atacarían en Huamachuco a los chilenos. Al ponerse en marcha junto a sus hombres llegó hasta Cajabamba en la mañana del 11 donde se enteró de la derrota de las fuerzas peruanas. teniendo que regresar  nuevamente.

En octubre de 1883 el coronel Puga avanza hacia Cajamarca y tomó posiciones en Llollón para enfrentarse a las tropas del Coronel Antay, que estaban en su búsqueda, logrando Puga triunfar en este combate el 1 de noviembre de 1883, y ocupando Cajamarca el 4 de noviembre.
Estando allí se enteró del sometimiento de Arequipa, tuvo que abandonar dicha plaza. Posteriormente sería nombrado Jefe Superior Político Militar del Norte.

Cajamarca fue ocupada por las tropas de Lorenzo Iglesias, quien el 16 de diciembre salió en persecución de Puga, enviando una comisión para que depusiera las armas, que no fue conseguido. El 1 de enero de 1884, las fuerzas de Iglesias atacan las posiciones de Puga, no logrando derrotarlo.

En vista de su triunfo, Puga decide ir a Trujillo y combatir al prefecto iglesista José Antonio Alarco, pero la guarnición de Trujillo no dio combate y la plaza fue ocupada pacíficamente el 8 de febrero de 1884.

Al enterarse en Lima Miguel Iglesias, envió fuerzas chilenas que desembarcaron 600 hombres en Pacasmayo. Puga tuvo que retirarse a Cajabamba y reorganizar sus fuerzas.
El 15 de mayo de 1884 se reunió en Huamachuco un Consejo de Guerra en el que se debía resolver si atacar la plaza de Cajamarca o la de Trujillo, se decidieron atacar Cajamarca, enfrentándose el 23 de mayo en un combate de 4 horas en la que las tropas de Puga tuvieron que retirarse.

Puga decide expedicionar a Huaraz, donde se vencen el 25 de junio a las tropas del prefecto Vargas Quintanilla, llegando a ocupar dicha plaza, organizando allí una 3 división del ejercito del norte, cuyo mando encomendó al Coronel Durán y nombró Prefecto del departamento a Pedro J Porturas.

Se encontraba en Casma cuando tuvo conocimiento de haberse pronunciado Trujillo en favor de orden constitucional, por lo que se dirigió a dicho lugar, llegando el 31 de julio. Decidido atacar las fuerzas Iglesistas en Chiclayo, se dirigió para  allá, llegando el 27 de agosto e intimó rendición al jefe de la plaza, quienes se entregaron. Así en breve lapso logró ocupar Ancash, La Libertad y Lambayeque, que unido a Cajamarca reconocían la autoridad constitucional de Cáceres.

Llamado por Cáceres para que ocupe Chancay y asi asegurar el éxito en un ataque a las fuerzas de Iglesias en Lima. Pero llegó la noticia de lo ocurrido el 27 de agosto, la derrota de tropas caceristas en Lima. Luego de su triunfo Miguel Iglesias envió a su hermano Lorenzo con un ejército de 2800 hombres a Trujillo.

Puga tuvo que regresar a Trujillo a reconcentrar sus fuerzas y en Consejo de Guerra fue de opinión de retirarse a Otuzco.   Sus principales lugartenientes  como los comandantes Santos Heredia, Cueto y Otoya deseaban en cambio la resistencia, por lo cual decidieron quitar a Puga de la dirección de la lucha. En la mañana del 27 de setiembre fue depuesto del cargo y tomado prisionero por las tropas del coronel Santos Heredia, le dieron la libertad con la condición de que se interne a la sierra por la vía de Virú

Puga llegó a Cajabamba y dió una proclama al pueblo para reorganizar un nuevo ejército. En vista que Lorenzo Iglesias  tomaba rumbo a Cajabamba para batirlo, tuvo que retirarse al Marañón.

Puga decidió batir al subprefecto Manuel Vera en Huamachuco, entablándose el combate el 17 de marzo de 1885, logra entrar a la ciudad, pero en la misma quedaron francotiradores apostados en tapias y tejados y fue así como avanzaba por una calle que suponía ya controlada cuando una descarga cerrada lo derribó del caballo.  El rebelde quedó herido pero el animal murió en el acto aprisionando bajo él a Puga, que no pudo soltarse y luego es ultimado con un tiro en su cabeza.
El cadáver fue llevado a Cajabamba donde fue sepultado la Iglesia Matriz.
****************
Datos tomados del libro "El doctor José Mercedes Puga y su participación en los sucesos del norte" publicado en Lima en 1886

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...