domingo, 17 de marzo de 2013

Parte de Raygada


Arica, marzo 18 de 1880. 

Señor prefecto del departamento. 
Señor prefecto:

En cumplimiento de mi deber me es satisfactorio poner en conocimiento de U. S. los acontecimientos que han tenido lugar en este puerto el día 17 del presente.

A las 4 hs. 40 ms. A. M. se avistó mui cerca de tierra, hacia el sur, un buque sospechoso por su marcada intención de entrar al puerto; poco después enseñó señal convenida para los buques amigos i la intelijencia de la corbeta Unión, la que al aclarar fué reconocida i entró al puerto dando fondo a las 7 hs. A. M.:
 (Es estraño que el capitán de puerto fije esta hora para la entrada de la Unión al puerto, pues de todos los documentos del caso i del propio tenor de su nota, resulta que la Unión atracó al muelle mucho más temprano. Nota de Vicuña Mackenna)
 inmediatamente me constituí a bordo i poniéndome de acuerdo con su comandante, capitán de navío don Manuel Villavicencio, éste me manifestó la necesidad que tenía que lo proporcionara carbón i lanchas para desembarcar los bultos que traía; inmediatamente se procedió a esta faena i dos horas después ya teníamos en tierra todo el cargamento: al mismo tiempo se le seguía embarcando carbón.

Poco después de haber fondeado la Unión se presentaron el Huáscar i el Cousiño, el último de los cuales, al notar en el puerto a la corbeta salió al Norte, a la vez que se avistaba por el Sur un blindado, i por el Norte, un trasporte chileno; éste se dirijió hacia el blindado i juntos se dirijieron al puerto.

A las 8 hs. 50 ms. A. M. rompió el Huáscar sus fuegos sobre la Unión i a distancia del “Morro” variables entre 6.000 i 4.200 metros, hizo 8 tiros; cuando estuvo a tiro, el “Morro” hizo 2 disparos i poco después hizo otros 2 la Unión.

A 1as 9 hs. 20 ms. suspendió el Huáscar sus fuegos i a las 10 hs. 20 ms. volvió a hacer 3 tiros, contestados por uno de la Unión; poco después se retiró el Huáscar i este junto con los otros dos se situaron aguantados en la medianía del puerto i a una distancia de 6.600 metros, en donde permanecieron hasta las 12 hs. que el Huáscar se puso en movimiento hacia el puerto.

A las 11 hs. se movió el monitor Manco Cápac i salió hasta la parte oeste de la isla del “Alacrán”.
A las 12 hs. 27 ms. P. M. rompió el Huáscar sus fuegos situándose a barlovento del puerto.

A la 1 h. se dirijió, por sotavento el blindado a toda fuerza, hacia la Unión sin hacer un tiro, i cuando estuvo a 4.200 yardas rompió sus fuegos el “Morro” sobre él i desde este momento se jeneralizaron los fuegos, sosteniéndose un combate entre el blindado i el Huáscar de parte de los chilenos i las baterías del “Morro” i Norte, corbeta Unión i Manco Cápac por parte nuestra, hasta las 2 hs. 20 ms. P. M. que los enemigos se pusieron fuera del alcance de nuestros cañones.

Durante el cañoneo los enemigos hicieron 82 disparos, 36 el blindado i 48 el Huáscar, i nosotros 138, 92 el “Morro”, 22 el Norte, 4 el Manco Cápac i 20 la Unión.

Las averías sufridas por el enemigo no se pueden apreciar, a pesar de haberse visto varios proyectiles que les hirieron, pero por sus movimientos i las circunstancias bajo las cuales se retiraron del combate, se presume que no serán de poca consideración.

Por nuestra parte no hubo novedad en las baterías ni el Manco Cápac; la Unión tuvo un muerto i nueve heridos de tripulación i tropa, entre los que se cuentan dos individuos del batallón “Arica” que estaban a bordo ocupados en el embarque de carbón; también tuvo averías en la caja de humo, en el maderaje de la cubierta i en la jarcia i toldilla.

A las 5 hs. 15 ms. P. M. zarpó la Unión i pasando cerca de la isla del “Alacrán” siguió hacia al sur. Cuando los enemigos se apercibieron de su movimiento, se movieron i emprendieron su persecución, pero la corbeta se les escapó sin que pudieran darle caza; cuando estuvo como a diez millas al sur, por la proa de los cazadores, enmendó su rumbo hacia el oeste i siguió así hasta que por la oscuridad se perdió de vista.

A las 6 hs. 20 ms. se regresó el blindado i el trasporte continuó la caza. No se pudo ver si siguió su persecución porque la noche hizo perder de vista los buques.

Réstame únicamente decir a U. S. que los empleados de esta capitanía han cumplido con bastante entusiasmo las diferentes comisiones que se ofrecieron en la bahía durante el combate.
Dios guarde a U. S., señor prefecto.

Eduardo Raygada.

*********************
Grabado publicado en la Ilustración Española y Americana

Saludos
Jonatan Saona

1 comentario :

APLACENCIA dijo...

muy valiente el acto de la CORBETA UNIÓN, Y MAGISTRAL su entrada al puerto de ARICA aún peruano.

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...