viernes, 2 de septiembre de 2011

Muerte de Ugarte II

¿desde cuándo empieza a circular la versión del salto montado en caballo y con la bandera en mano? ¿hay testimonios peruanos o chilenos que lo respalden? ¿hubieron testigos de aquel hecho o sólo fue conocido de manera indirecta?

A pesar que para algunos aquella versión de su muerte fue creada con posterioridad, se puede apreciar que no fué así, que ya desde el mismo junio de 1880, se tenía noticia del hecho.

El historiador Jorge Basadre en su Historia de la República del Perú, en el capítulo sobre la batalla de Arica, transcribe las que sería las dos primeras fuentes:

Un telegrama oficial fechado en Quilca el 15 de junio de 1880 que recogía los datos suministrados por el vapor inglés Columbia, que acababa de llegar del Sur: 
“El coronel Alfonso Ugarte, como los demás, no quiso rendirse y, habiéndosele acabado la munición, echó mano de su revólver, empleando bien sus tiros; pero como fue acosado por gran número de chilenos, pereció al fin en un caballo blanco”.
El siguiente testimonio recogido por Basadre es un artículo de La Patria de Lima, del día 21 de junio de 1880: 
El último acto de la corta pero interesante carrera de Alfonso Ugarte revela cuanto era capaz esa alma verdaderamente grande. Acosado por innumerables enemigos, vencido ya en la cumbre del Morro histórico, presenciando la mutilación de los caídos, la profanación de esas reliquias sagradas del heroísmo, quiso sustraerse a las manos enemigas y clavando las espuelas en los ijares de su caballo, se lanzó al espacio desde aquella inmensa altura para caer despedazado sobre las rocas de la orilla del mar”.
Pero no fueron las únicas referencias, ya que en El Comercio de Lima, fue publicado en el mismo junio de 1880 el opúsculo escrito por Luis B. Cisneros, el cual señala:
"...nacido en la ciudad de Iquique, había vivido niño y hombre. En esa playa histórica, con el recuerdo imperecedero del noble sacrificio de la roca. Esa visión apareció sin duda a sus ojos en las angustias supremas del honor militar, y superando a aquellos mártires, arrojó centellante su espada al abismo, tornó brida, espoleó su caballo y se lanzó con él en el espacio, siguiendo los vívidos rayos del aceroLa cabalgadura rodó hasta la orilla del mar; el cadáver de Ugarte quedó sobre una roca del despeñadero. Allí está aún a las miradas del enemigo, del navegante extranjero, de nuestros propios hijos, del universo entero.
Esa roca es casi un altar. Constituye de hoy en adelante la más sublime lección para las generaciones peruanas del presente y del porvenir.
-Ah!. Felices los que saben morir engrandeciendo el nombre de la patria."
Estos tres primeros testimonios datan de fines de junio de 1880, mientras que en Arica por aquellos días, ya se comentaba el hecho, tal como en el libro "La Batalla de Arica" de Gerardo Vargas Hurtado, nos dice:
"No habían transcurrido quince días de la ocupación de Arica, por parte de las armas de Chile, y ya el autor de estas líneas, acompañado de sus padres, regresaba a este puerto procedente de Tacna, a donde nos habiamos dirigido huyendo de los diarios bombardeos de la escuadra chilena. Desde el primer instante de nuestra llegada oímos narrar la muerte del valeroso tarapaqueño en la misma forma que lo han hecho los historiadores imparciales. Recordamos con este motivo haber visto la osamenta de un caballo desbarrancado durante muchos días, detenido en los peñascos fronterizos al actual parque, sobre el camino conocido con el nombre de La Cinta. Se decía que ese caballo era en el que el coronel Ugarte se había precipitado desde la cumbre del Morro"
 Tal vez basándose en aquellos testimonios el inglés Clements Markhams, en su libro Historia del Perú, nos señala:
“A este valeroso jefe (Bolognesi) lo acompañaban el valiente More, el joven Ugarte y muchos otros, Bolognesi fue atravesado por una bala de rifle, y después destrozado el cráneo. Ugarte murió precipitándose del Morro; y aunque su desconsolada madre ofreció una fuerte suma porque le trajeran, aunque fuesen sus arreos militares, nada se pudo encontrar”
Todos estos testimonios llegaron de manera indirecta, ninguno de ellos estuvo presente durante la batalla y se basa en relatos de terceros.

Por lo que resulta muy importante el ubicar los relatos de aquellos que presenciaron tal hecho y su relato del mismo.

En el archivo del Centro de Estudios Histórico Militares del Perú, se encuentra el expediente de Dionisio Vildoso, combatiente peruano en la batalla de Arica, en el batallón Artesanos de Tacna n° 27, el cual dice entre otras cosas: 
"seguimos aciendo fuego en retirada al morro para tomar pocecion del parapeto que está a la entrada del morro, nos reconcentramos todos los jefes y tropa aquí se hizo el último esfuerzo... En este grupo estaba el coronel Alfonso Ugarte que llegó momentos antes con su dibición a protegernos, de hai nos retirabamos los pocos que quedabamos al centro del morro siempre aciendo fuego, los chilenos abanzaba por ambos costados de cerro gordo y por la coronacion del mismo. Llegamos al plano donde estaban los cañones yo llegué al mismo borde del morro y retrocedí inmediatamente al ber el abismo que no se beia mas que el mar. Regrecé a donde estaban los estanques de agua… En este momento aparece el coronel Alfonso Ugarte en su caballo con una bandera peruana gritando muchachos viva el Perú y echaba las espuelas a su caballo y desaparece en el abismo. Mi compañero ya estaba herido y a mí me dieron un culataso para acerme botar el rifle y quedé prisionero desde este momento."
Este testimonio escrito algunos años después, (y que es muy importante pues señala que vió aquel hecho) al parecer no fue muy difundida, ya que no se le hace referencia directa en los libros de historia. 

En la recopilación de documentos que realiza don Pascual Ahumada, en el tomo III pag 200 y 201, publica una carta de un oficial del 3° de línea, la que nos menciona lo siguiente:
"Inmediatamente que se restableció la tranquilidad, fuimos en ayuda del 4°, que atacaba el Morro, pues en el otro fuerte el enemigo hizo muy poca resistencia y se replegó a aquél; pero en el Morro la resistencia fue floja por el desaliento que se había apoderado de nuestros enemigos, así en pocos momentos quedó en poder del 4° es formidable obra de la naturaleza. Ahi pereció el bravo Bolognesi, el comandante Moore, el coronel Ugarte, que al huir se despeñó. Por casualidad escapó herido el coronel argentino Sáenz Peña y el coronel La Torre".
Este testigo chileno, afirma que Alfonso Ugarte,  al ser enemigo le atribuye que estaba huyendo, pero lo mas importante que lo vió despeñarse.

En una entrevista realizada a tres veteranos peruanos de la batalla de Arica, publicada en "El Comercio" de Lima, Domingo 7 de Junio de 1953, el sargento primero Juan de Dios Ulloa responde 
"--¿A que cuerpo o batallón perteneció usted, sargento Ulloa? 
al batallón Iquique, Ejército en Arica. El batallón Iquique y el Tarapacá formaron la octava división de la cual era jefe Ugarte. La división de Ugarte estaba encargada de la Defensa de la zona del río San José y sus baterías… 
---¿De tal modo que su batallón no estuvo en el Morro?
Claro que estuvo, Alfonso Ugarte llegó a caballo e inmediatamente movilizó a nuestras tropas. Subimos fatigados los cerros por donde se peleaba y combatimos encarnizadamente, como todos en Arica, pues estábamos decididos a morir…
---¿Combatió Ugarte al lado del Iquique y el Tarapacá?
No que lo recuerde pues más bien creo siguió a caballo en dirección al Morro, desde donde el Estado Mayor impartía las órdenes. Ya después, cuando todo había terminado, el Coronel Ugarte, el bravo entre los bravos, se lanzó desde la cumbre del Morro, envuelto en la bandera de la patria a la muerte y a la gloria. Su alma subió a la inmortalidad junto con las del coronel Bolognesi y demás héroes de esa jornada inolvidable."
Aqui conviene transcribir, una entrevista realizada a un veterano chileno, por la revista chilena Vea, de 1959,
veamos lo que responde Juan Bautista Palma Flores:
"-No recuerdo si fueron 408 chilenos por cada mil peruanos, pero la valentía de los chilenos pudo más y se ganó la batalla, y se clavó la bandera allá arriba en lo alto del cerro
Los vívidos recuerdos hacen saltar lágrimas a los cansados y enceguecidos ojos de Juan Bautista, el héroe desconocido.
-No recuerdo qué superior peruano, cuando se vio acorralado por los chilenos arriba del Morro, no quiso entregarse prisionero y se tiró con su caballo al mar... se hizo pedazos abajo.
La escena, que la historia consigna, impresiona aún hoy a Juan Bautista. El superior peruano, era el valiente coronel Alfonso Bolognesi (sic), que prefirió la muerte  la derrota." 
El reportero, entra en error al señalar que el apellido fue Bolognesi, debiendo haber consignado Alfonso Ugarte, pero los datos que proporciona, coinciden con la versión de su muerte.

La muerte de Alfonso Ugarte quedó grabada en el conciente chileno de fines del siglo XIX, tanto así que hace poco fue descubierto una pieza teatral chilena impresa años después de la Guerra del Pacifico y que representa la acción del coronel peruano en los precisos momentos en que se arroja del morro de Arica. La imagen es bastante clara (en el 2010 fue portada de la reedición del libro "Arica Sus Fortificaciones, asalto, defensa y ruina por un testigo y actor")


Alfonso Ugarte, es un héroe peruano, no por la forma en la que murió, sino por toda su actuación durante la guerra. Todos estos relatos de los que participaron en la batalla, tanto de origen peruano como chileno, nos hacen ver que el salto desde el morro de Arica, se encuentra dentro de lo posible, coronando de esta forma, aquella destacada labor en defensa de su Patria.
***************
Saludos
Jonatan Saona

17 comentarios :

Anónimo dijo...

Impresionante, digno de reconocer, de seguro la inmolación del Coronel Ugarte no es solo un recuerdo, sino una constancia para el pueblo peruano que la lucha aún esta viva y que el valeroso espíritu del Coronel descansará cuando se restituya la heredad peruana, VIVA PERU¡¡¡ GLORIA A UGARTE ¡¡¡

ALVARO dijo...

Al fin podemos leer testimonios directos de como murió Alfonso Ugarte, asi no se hubiera tirado del morro para no caer prisionero, su ejemplo es digno de imitar, fue un peruano total que sacrifico su interés pesonal por defender el suelo que lo vio nacer. Notable el testimonio del peruano Dionisio Vildoso y conmovedor del chileno Juan Bautista Palma

Anónimo dijo...

Asi es Jonatan, desde que no fugó del país pudiendolo hacer, desde que sacrifico su fortuna personal y familiar para vestir y armar a sus soldados, heroe porque conociendo la superioridad númerica y material del adversario y sabiendo que su muerte era inminente, no se rindió, heroe porque entregó su vida en la flor de la juventud a su amada patria.

Juan Saavedra dijo...

Hace poco, leyendo el libro Adiós al Séptimo de Línea, de Jorge Inostrosa, que trata sobre la guera del pacifico desde el punto de vista chileno, conocí cómo había muerto Ugarte, pero en ese momento pensé que era un truco que usaba el autor para dar más dramatismo al libro, pero ahora me entero de que fue un hecho histórico que realmente ocurrió.

Rodrigo Barrenechea dijo...

Me permito agregar narración del capitán del 4º de Línea Ricardo Silva Arriagada, quien participó en la gesta, fue testigo presencial, y reconocido por Saenz Peña ,de la Torre y Fancisco Chocano a quienes salvó de la muerte a manos de la infantería chilena.
"al coronel Ugarte lo mataron en una cocina de rieles y caliche que hay al lado Norte. Una chola me dice: este es el coronel Ugarte, que acabamos de recoger, estaba con traje de tropa;era bajo con bigotes canos, picado de viruelas, y dientes orificados ,como me asistieron dudas llamé al doctor King. Quien luego de examinarlo lo reconoció y exclamó:
¡ pobre coronel Ugarte!. Al coronel Inclán lo mataron en una quebrada que hay antes de llegar al Morro,cayó muy cerca mío."
Bolognesi y Moore murieron a manos de los soldados.
Este comentario no pretende quitar heroísmo, y como señaló un soldado chileno "mientras más brava fue la defensa mayor es nuestro mérito"...
Gloria a quienes ofrendaron su vida por la Patria.

Jonatan Saona dijo...

el relato de Silva tomado del libro de Nicanor Molinare, ya lo he puesto en la primera parte de este articulo. y agregar que no es verosímil que en medio de la batalla, unas mujeres desvistieran a un soldado chileno, y con ese uniforme vistieran a Ugarte.

noto algunas diferencias en el texto.
cual es la fuente?

Rodrigo Barrenechea dijo...

La fuente de información corresponde a la Historia del Regimiento Rancagua (4ºde Línea)prologado por el Brigadier General Mariano Peppi Onetto Cdte.en Jefe de la VI División del Ejército. Lo recibí de regalo y no sé si se puso a la venta.
El relato corresponde al del Teniente Carlos Aldunate Bascuñán (a los 16 años se enroló como Subteniente del 4º) en una entrevista del "El Mercurio" el 7 de junio de 1940. Se le consulta sobre la versión que Ugarte prefirió lanzarse al vacío antes de caer prisionero señala: "Esa es una versión inexacta de los peruanos para enaltecer el heroísmo de sus soldados, para los cuales la falta de ese acto no empaña en nada la fama y heroísmo demostrada el día de la Toma del Morro."
"Ningún chileno puede tener interés en menoscabar esa fama, muy por el contrario, cuando más heroico es un enemigo, tanto mayor mérito hay en vencerlo."
Señalé que estaba vestido de tropa,no que le "cambiaran" las vestiduras.
(Algo similar a la crítica que en su oportunidad se le hizo al Tte.Coronel chileno Bartolomé Vivar 2º Comandante del 2º de Línea,fallecido en la batalla de Tarapacá,quien se encontraba vestido con uniforme de soldado raso).

Jonatan Saona dijo...

Rodrigo, en la version de Silva publicada por Molinare dice textualmente "esas pobres mujeres, tenían oculto el cadáver de Alfonso Ugarte; era un hombre chico, moreno, el rostro picado de viruelas, los dientes muy orificados, de bigote negro. Aquellas mujeres tenían profundo cariño por Ugarte, y para guardar su cadáver, LO HABIAN VESTIDO CON UNIFORME QUITADO a un muerto chileno"

Jonatan Saona dijo...

Rodrigo, si pudieses copiarme el relato de ese libro y enviarmelo mi correo te lo agradecería. joensare@hotmail.com

Nilton Paredes dijo...

Todo estaría bien,sin embargo, Jorge Basadre en su obra "Historia de la República" señala que al cumplirse 100 años de la Guerra del Pacífico,en 1979 fueron exhumados los restos del coronel Alfonso Ugarte que descansaban en la Cripta de los Héroes del Cementerio Presbítero Maestro de Lima, encontrándose un esqueleto intacto en su ataúd. ¿Porqué el esqueleto del coronel Alfonso Ugarte estaba intacto si se había arrojado de gran altura? ¿porqué su esqueleto no está destrozado?

Anónimo dijo...

por favor y no me van a decir que Prat es un heroe solo por saltar a la cubierta del Huascar.Solo lo mataron eso lo hace heroe, para mi solo tuvo un acto reflejo de desesperacion y que lastima en la practica se suicido.

Anónimo dijo...

En mi opinion. El acto de lanzarse al vacio es un mito hecho realidad por las tantas veces que se repitio. No se apoya en documentos escritos ni documentos oficiales. Solo se hace referencias a trascendidos, comentarios escuchados y entrevistas hechas. No hay que olvidar que existe un parte oficial de un combatiente que estuvo en el morro en la fase final del combate. El oficial Espinoza (segundo jefe de las baterias del morro) quien en su parte indica que Ugarte murio en el morro.

Soy un peruano muy patriota y cuando hay que defender lo nuestro lo hago, pero no se puede negar la verdad. A la luz de los documentos oficiales, Ugarte murio en el morro y luego su cuerpo fue lanzado al mar desde las alturas como los cuerpos de muchos otros heroes.

Mas cabe decir que la forma en que murio no menoscaba para nada su heroismo e integridad como peruano, mas bien la enaltece. Ugarte fue un joven rico que estuvo a putno de migrar a Europa para casarse. Cuando estallo la guerra prefirio quedarse y poner su fortuna al servicio de su patria. El mismo financio la formacion del su batallon.

No dejemos que el patriotismo exhacerbado nuble nuestras mentes

Marcos Moncada Astudillo dijo...

Les escribo desde Chile, como muchos compatriotas visitamos este blog por la seriedad y mesura que lo caracteriza.
Quisiera referirme a la cita de Pascual Ahumada, sobre un Oficial chileno que en relación al coronel Ugarte señala que "al huir se despeño". Claramente es insostenible, ya que el caballo no se hubiese desbarrancado si no hubiese sido intencional.
Yo viví mi infancia en Arica, y lo que recuerdo de la tradición oral, es que Ugarte con la bandera peruana cubrió la vista del caballo y luego lo espoloneó para lanzarse al vacio. Esa versión me parece más congruente con lo que dicen los testigos presenciales.
Respecto a la "desaparición" del cadaver, solo especulo, pero creo que es entendible que si habia una recompensa sobre sus restos, estos se hayan trasladado en secreto, tal como aseguran algunas fuentes citadas.
Saludos desde Chile

Victor César Pinzás Alvarez dijo...

Hay que imaginar como murió el Coronel Ugarte, según los testimonios el peleó ese día a caballo cumpliendo órdenes de Bolognesi movilizó a su compañía a reforzar el morro, lo hizo a caballo,en el momento que llegan a la cumbre sólo la mitad pueden apoyar y si el está arriba es porque lo hace a caballo, entonces porque tiene que morir sin el animal que lo movilizará y está en la parte final del asalto.

Anónimo dijo...

Sres.no blasfemen la memoria de nuestros héroes, el coronel Alfonso Ugarte se lanzó con su caballo del morro de Arica para evitar que la bandera peruana caiga en manos del enemigo y el valeroso coronel Francisco Bolognesi murió luchando "hasta quemar el último cartucho", lo atestiguan los sobrevivientes de esta batalla. ¿Es tan difícil comprender esto?

Fuente CHILENA sobre UGARTE: si salto dijo...

Un oficial chileno del 3º de línea que atacó el morro de Arica en la mañana del 7 de junio de 1880, escribe en una carta como murió Alfonso Ugarte. Este testigo chileno, afirma que Alfonso Ugarte, estaba huyendo del morro y que lo vio despeñarse. Como enemigo le pareció que huía ya que no daba batalla, y lo más importante es que lo vio saltar desde el morro.
En su libro “Guerra del Pacifico: documentos oficiales, y demás publicaciones sujetas a la guerra, que ha dado a la luz la prensa de Chile, Perú y Bolivia” que escribe Pascual Ahumada, tomo III pág. 200 y 201, publica la “Carta de un oficial del 3°” de línea, la que relata lo siguiente:
"Ahí pereció el bravo Bolognesi, el comandante Moore, el coronel Ugarte, que al huir se despeñó. "

Gustavo Torres dijo...

Con tantos testimonios que dejan clara evidencia de cómo murió el Crnel. Alfonso Ugarte, se hace mezquino pretender cambiar la versión que ya es prácticamente oficial: Alfonso Ugarte luchó, salvó la bandera de caer en manos enemigas y se lanzó al vacío desde el Morro de Arica.
Digan que fue huyendo o que cubrió los ojos de su caballo (lo cual pudiera ser porque el animal, por instinto, hubiera evitado el riesgo), el hecho es que su acto engrandece aún más el heroísmo que demostró desde que decidió quedarse a luchar por su patria.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...