jueves, 2 de mayo de 2019

Rafael de Izcue

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 13 de abril de 1889)

Ocupamos la primera página de este número con el retrato del que fué D. José Rafael de Izcue, quien durante treinta años y en diversos ramos de la administración pública, ha prestado á la nación los servicios que detallamos en el boceto biográfico inserto más adelante.

José Rafael de Izcue
El señor don José Rafael de Izcue, cuya desaparición tan prematura lamentáramos pocos meses ha,  fue, sin duda , una de las personalidades más distinguidas de nuestra República.

Recto, laborioso é ilustrado, tuvo notable versación en nuestras difíciles cuestiones hacendarías y en  otros ramos del servicio administrativo del país.


El señor Izcue prestó no interrumpidos servicios á la Nación, desde 1857 hasta 1880, en que,  quebrantada su salud por tanta labor y por los ríjidos inviernos de Londres, en cuya capital residiera  algún tiempo representando al Perú, vióse obligado á buscar reposo en el hogar, sucumbiendo después de tres años de enfermedad

El señor Izcue, hijo lejítimo de don Juan Francisco de Izcue y de la señora doña Inés Gutiérrez Cossio, nació en esta ciudad el 11 de Octubre de 1837.

Hizo y concluyó sus estudios en San Carlos, del cual se separaba en 1857 para marchar á Estados Unidos de Norte América y Europa, como adjunto á la Legación que se encomendó á don Toribio  Sanz.

En 1859, de regreso á Lima, fué nombrado Empleado del Ministerio de Hacienda, ascendiendo progresivamente hasta llegar al alto puesto de Director de Administración, que sirvió hasta 1879, en  el cual año se le encomendó la Superintendencia de Aduanas.  Poco tiempo después era nombrado Ministro de Hacienda, cargo que varias veces se había negado á aceptar y que entonces renunció también á los pocos meses, volviendo á la Superintendencia de Aduanas en 1880.

En 1866, fué á Chile como Secretario de don Manuel Pardo, Ministro de Hacienda entonces y á quien se encargó una importante misión en Chile.

En 1880, no obstante su condición de alto funcionario, vistió la blusa de reservista, en clase de soldado del Batallón N° 6.

Al aproximarse los aciagos días de Enero del 81, tuvo la previsión, laudable sobre todo encomio, de depositar en lugar que no podía ser violado, los documentos y cuentas de la Aduana, salvándolos así de correr igual suerte que nuestras Bibliotecas, Museos, Gabinetes científicos etc. etc, que, como es  notorio, nos fueron arrebatados por el enemigo.

La conducta del señor Izcue no pasó desapercibida para el invasor y fué en­juiciado ante el Tribunal marcial, viéndose él, hombre privado de en la obligación de pagar un fuerte cupo; pero su entereza no se doblegó y restablecido el Gobierno nacional después del pacto de Ancón, entregó al entonces  Ministro de Hacienda, doctor Barinaga, los valiosos documentos tan fielmente guardados durante tres años.

Nombrado en 1884 Agente Financie­ro del Perú  en Francia é Inglaterra, permaneció en esos países hasta 1886 trayendo á su vuelta los síntomas de la grave dolencia que el 11 de Enero último puso  término á una vida que aún debiera ser útil al Perú y á su tan digno hogar.

Además de estos empleos tan importantes, en los que el señor Izcue manifestó las no comunes dotes  que poseía, sirvió varios cargos concejiles y fué hasta 1883, Sub-Director de la Sociedad de  Beneficencia de Lima.

También en el magisterio el señor Izcue prestó buenos servicios. 

Fundada la Escuela de Ingenieros, ese plantel casi el más útil de nuestro país, dictó siempre el curso de Legislación y alguna vez el de Economía Política, siendo muy honrosa para su memoria, la referencia que de él hizo el señor Hábich, Director de la Escuela.

Completaremos estos apuntes que tra­zamos al correr de la pluma, haciendo constar que el señor Izcue, apesar de 30 años de servicios y de los cargos que le tocó desempeñar, no dejó á sus hijos otra herencia que un nombre honrado, como se los recordó él mismo, al darles el último adiós.

***********************
Texto e imagen tomados de "El Perú Ilustrado" núm 101, Lima, 13 de abril de 1889.

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GDP1879 Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...