sábado, 4 de mayo de 2019

Luis Carranza

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 04 de mayo de 1889)

Dr. D. Luis Carranza

El Dr. Carranza que comparte con D. Antonio Miró Quezada la dirección de "El Comercio», nació en Ayacucho el Octubre de 1843.

Completó sus estudios de instrucción media en Guadalupe el año de 1859. En 1861 se matriculó en la Escuela de Medicina, recibiendo el diploma de Doctor en 1868.

Siendo estudiante, figuró entre los practicantes que asistieron á los heridos  del combate del «2 de Mayo» y prestó sus servicios en los hospitales de Bellavista y Guadalupe, bajo la dirección de los Doctores Bambarén y Arosemena.

En 1868, por asuntos de familia, tuvo que regresar á Ayacucho, siendo elejido entonces Diputado suplente por la provincia de Huamanga, de la cual era Diputado propietario el Dr. Velarde Alvarez. Concurrió algunos días á la Legislatura ordinaria del 70 y á la extraordinaria del 73, oponiéndose en ésta á la desmembración del Departamento de Ayacucho para formar el de Apurimac y defendiendo con ardor la liberación de derechos al carbón de piedra.

En el mismo año volvió á Ayacucho con el Dr. Velarde Alvarez, nombrado Prefecto del Departamento y con él hizo la campaña contra la revolución que estalló en esa época.

Fué también durante la campaña, Cirujano de la División Silva, mereciendo de este jefe muy honrosos encomios por sus servicios.

En Setiembre del mismo año elejido para combatir la epidemia que grasaba en Andahuaylas, fué tan abnegada su conducta que la provincia le encomendó su representación para la Legislatura del 74, en la que sostuvo la política del Gobierno y presentó varios proyectos de importancia, sobre reforma de las listas pasivas.

En el mismo año de 1874, como miembro de la Junta de inmigración á Chanchamayo, en un informe que tuvo ocasión de expedir sobre la colonia, reveló notable rectitud é independencia, poniéndose por consiguiente, muy á la altura de su delicada misión.

Miembro del Congreso de 1878, defendió con energía los intereses del Estado, con motivo del asunto de las salitreras del Toco.

En la Legislatura del 79, el Dr. Carranza, tanto para arbitrar recursos para la guerra, como para poner un freno á la ambición de Chile, presentó un gran proyecto sobre entrega inmediata de la administración del guano y el salitre á los Tenedores de la deuda externa.

Ese proyecto que debió aprobarse y que tal vez hubiera mantenido nuestra soberanía sobre esa opulenta y codiciada sección del territorio nacional, tuvo que luchar contra intereses que no eran los del país y aunque muy modificado y sólo en parte se aprobó en el Senado, no surtió efecto por resultado de los acontecimientos que sobrevinieron después del 21 de Diciembre de ese año 79. Pero el Dr. Carranza puede ofrecer ese proyecto como uno de los más bellos actos de su vida pública.

En 1876 celebró una compañía con D. José A. Miró Quezada para tomar á su cargo «El Comercio» y es, desde entonces, uno de sus propietarios y Directores.

Cuando en 1880 se clausuró «El Comercio», como lo indicamos en los apuntes referentes al señor Miró Quezada, el señor Carranza se retiró con su familia á Tarma, donde permaneció un año, más ó menos.

Perseguido después por los chilenos, volvió á Tarma y desde ese tiempo hasta la terminación del Gobierno que presidía el señor General Iglesias, prestó su activo contingente á la causa proclamada por el señor General Cáceres de quien fué Ministro de Gobierno y Guerra, durante algunas semanas, antes del contratiempo de 27 de Agosto de 1884. Después de este combate, se retiró á Ayacucho y el Cuzco, desde donde continuó como particular, prestando buen apoyo al General Cáceres, quien al organizar en Arequipa su nuevo Ministerio, le honró por segunda vez con la cartera de Gobierno.

Después de algunas persecuciones que le ocasionó su oposición al orden de cosas establecido entonces en esta capital, el Dr. Carranza tuvo que abandonarla y logró reunirse con el ejército del General Cáceres, que en esa fecha ocupaba Canta. De ahí marchó á Tarma y de ésta á Ayacucho, con el carácter de Jefe Superior de ese Departamento y de los de Huancavelica, Apurimac é Ica. En ese difícil cargo, prestó buenos servicios á la causa que servía, renunciándolo cuando ocurrían los sucesos del 2 de Diciembre á que ya nos hemos referido.

En Junio de 1884 en unión del Dr. Serpa, discutió con el General Iglesias las bases de un arreglo para pacificar la República, aunque sin obtener el resultado apetecido por el país, pues, continuó la guerra civil hasta el año 85.

Después de esa larga campaña publicó interesantes notas sobre sus viajes por el interior del Perú, notas que, junto con otros artículos escritos por él sobre ciencias y política, se han publicado en tres series el año último. En esta obra, como lo dijo oportunamente la prensa, revela el Dr. Carranza su vasta inteligencia y sus variados y sólidos conocimientos.

En 1886 fundó en Ayacucho «El Debate» que hasta hoy se publica y desempeñó durante algún tiempo en Tarma, la dirección de «El Perú».

Elejido Senador por Ayacucho, asistió á las últimas Legislaturas en las que hemos podido juzgar su conducta.

Nombrado miembro de la «Sociedad de Geografía» que ha poco creara nuestro Gobierno, ha merecido ser designado para la presidencia de esa ilustrada institución que tanto debe contribuir al progreso nacional.

También fué nombrado miembro de la Junta Consultiva de Gobierno.

Además de estos servicios prestados por el Dr. Carranza, ha hecho ver en otros y muy diversos ramos sus dotes notables como repúblico y, como periodista, así en «El Comercio» como en otras publicaciones, ha colocado su nombre bien alto entre los que dan lustre á la prensa latinoamericana.

***********************
Texto e imagen tomados de "El Perú Ilustrado" núm 104, Lima, 04 de mayo de 1889.

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GDP1879 Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...