sábado, 11 de abril de 2015

Cartas a Daza2

Segunda carta del ex cónsul de Chile en Bolivia, Justiniano Sotomayor Guzmán, al presidente de Bolivia Hilarión Daza


"Santiago, Abril 11 de 1879
Señor don Hilarión Daza
La Paz

Estimado amigo:

Con fecha 8 del corriente, me he tomado la libertad de dirigirle una cartita, sometiéndole ciertas ideas que espero le hayan merecido alguna atención, porque no ha de tardar mucho en llegar el momento deque puedan ser llevadas al terreno de la práctica.

Ud. habrá tenido alguna oportunidad de notar lo que valen sus aliados actuales, que después de conseguir su fin de poner en guerra a Chile y Bolivia, y de gritar y de hablar mucho, todavía nada han hecho en favor de usted, ni harán, ni podrán hacer, aunque lo quisieran.

Hace ya muchos días a la fecha, que la escuadra chilena está bloqueando a Iquique, y la tan ponderada armada peruana no ha salido a proteger ese importante puerto, desentendiéndose así de dar el combate a que nuestra escuadra la provoca.

Espero que al fin se resolverá a salir del Callao y que nuestra escuadra dé buena cuenta de la peruana.

Dueños nosotros del mar, obligaremos al Perú a hacerla paz bajo las condiciones que Chile quiera imponerle, y entonces quedará Bolivia imposibilitada para recuperar su antiguo litoral y aún para pensar en conquistar jamás a Tacna y Arica, Ilo y Moquegua, que es y debe ser su sueño dorado de nación.

El Perú no tardará mucho en dar a Bolivia fundados motivos de quejas porque no le cumplirá ninguna de las promesas que le ha hecho. No extrañe Ud. que me interese por Bolivia y que desee verla unida a mi país estrechamente. He estado en Bolivia ocho años y tengo mi porvenir vinculado a una empresa radicada en ese país, la cual he formado en seis años de asiduo trabajo. Después de Chile es Bolivia el país de más simpatías para mí. Durante mi permanencia en Bolivia he expresado siempre mi parecer de que Bolivia no tiene mejor amigo que Chile, ni peor verdugo que el Perú. Éste hace el papel de vampiro, que chupa a Bolivia toda su savia vital, mientras Chile le ha llevado brazos, capitales e inteligencia para desarrollar su riqueza nacional.

El Perú oprime a Bolivia con sus leyes de tránsitos o de aduanas, y en Chile se ha visto con pena ese estado de cosas, y se ha simpatizado con la aspiración de ese noble país, que lucha en vano por obtener vías propias para ponerse en relación con el resto del mundo.

Buscar esa solución por el Amazonas, por el Plata, o por Cobija o Mejillones, son sueños; porque esas vías serán en todo caso, mucho más caras que la de Tacna y Arica, aún cuando en esta se cebe la codicia del Perú. 

Para Bolivia no hay salvación, no hay porvenir, no hay esperanza de progreso, mientras no sea dueño de Ilo, Moquegua, Tacna y Arica.

Imagínese Ud. a Bolivia en posesión de esos territorios. En muy poco tiempo, una línea férrea uniría a Tacna con La Paz, y el telégrafo la pondría en contacto con el mundo entero. La industria y el comercio tomarían un inmenso desarrollo. Bolivia vería incrementarse rápidamente sus rentas, afluir la inmigración, crecer su población; sus importantes productos agrícolas y mineros irían a competir con los de sus vecinos en los mercados del mundo. Bolivia podría tener marina de guerra y marina mercante. En vez de consumirse en disturbios y revoluciones internas,emplearía su actividad en progresar y enriquecerse.

La posesión de Tacna y Arica sería para Bolivia la varita mágica que todo lo transformaría.

Bolivia, que encierra en su seno tantas o mayores riquezas que Chile y el Perú, y a la que solamente faltan puertos propios en situación conveniente, llegaría, en muy poco tiempo, a competir con sus vecinos en población, rentas, riquezas y adelantos materiales de todo género.

La alianza con el Perú, la derrota de Chile, ¿pueden darle algo parecido?
¿Tendría siquiera gloria?
¿La gloria no sería para el Perú, y los gastos y perjuicios de la guerra no serían para Bolivia?
¿No quedaría Bolivia más oprimida que antes por el Perú y con menos probabilidades de salir jamás de su posición secundaria y avasallada?

Y en caso de vencer Chile por mar (que es lo más seguro) a la escuadra peruana, ¿cómo podría Bolivia pensar en atacarnos en Antofagasta? Todo su valor y decisión ¿no serían vencidos por el desierto aun antes de llegar a las manos? El Perú, que ha sido desleal con Chile y con Bolivia en repetidas ocasiones, no tardará en dar a Ud. algún motivo poderoso de queja que sirva de punto de partida para la alianza con Chile, la cual aquí no encontraría grandes dificultades para ser aceptada, según el espíritu que he podido observar en la generalidad del pueblo, el cual, si odia al Perú, ha tenido simpatías por Bolivia, hasta la última emergencia que nos ha hecho romper relaciones.

Con gusto me impondré de la comunicación que tenga a bien darme, para seguir trabajando por la difusión de mi idea, dado caso de ser aquella favorable.

Su afectísimo amigo y S. S.
J. Sotomayor"
*****************

Saludos
Jonatan

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Todo lo robado no dura. Los terreno robados por Chile a Perú y Bolivia en el tiempo seran como el desierto, ya no producirá nada y veremos como los ambiciosos chilenos y su jauria buscando como alimentarse de sus vecinos que hace mas de 130 años usurpo territorios legitimamente peruanos y bolivianos.

Anónimo dijo...

Los deseos de Anónimo no son suficientes para hacer un buen pronóstico. No es primera vez que los hacen nuestros vecinos. Hace cien años, unos vecinos decían que las “hordas hambrientas araucanas”, los invadirían. Bueno, Chile tiene ahora buenos índices de nutrición y nuestro problema más bien es de aumento de peso de la población. Y tantos extranjeros que se viene a trabajar entre las “hordas hambrientas”; entre ellos mas de cien mil peruanos.

En todo caso, le sugiero que revise la geografía de Antofagasta y Atacama; ¡ya son desierto!, pero muy ricos. Ahí están los yacimientos de cobre más grandes del mundo, con otras gracias adicionales; también las instalaciones astronómicas mas grandes del mundo ¿Por qué será que las potencias vienen a instalarlos aquí? Parece que aparte de tener buenos cielos, les damos confianza y nos tienen por un país serio.

También buen potencial de energía solar; alternativa que ya se está desarrollando.

Los territorios no fueron robados, fueron una compensación de guerra, por haber sido arrastrados al conflicto, como se acostumbraba en el pasado (ejemplo, el tratado de Versalles después de la Primera Guerra Mundial). Chile hizo todo lo posible para evitar la guerra; incluso se le pidió al general Prado que se declarara neutral, pero tampoco hizo caso.

El que si hizo un buen pronóstico fue el ex cónsul Sotomayor y se lo dice por escrito y con su firma a Don Hilariòn.

Le hace ver que con sus maniobras, ya Perú lo tiene metido en la guerra con Chile; sabiéndose que Bolivia sola no podría abordarla con posibilidades de éxito. Contaba con las promesas del Perú, de ir pronto a la guerra, dándole recursos de armas y abastecimientos. Le pronosticó bien que Perú lo abandonaría; tanto así que firmó la paz sin consultar a su aliado.

Si le hubiera hecho caso, quizás Don Hilarión habría terminado su mandato de una forma mas digna y Bolivia tendría un puerto, quizás por Arica como tanto sueña; claro que me queda la duda si lo habrían podido desarrollar, con el ejemplo de Boliviamar, que Perú les concedió hace unos diez años y donde ahora solo hay un abandonado letrero.

Y los bolivianos nunca entienden o no quieren entender que el verdadero obstáculo a la salida al mar con soberanía es Perú, que siempre la va a boicotear, ya que sabemos que por el tratado de paz, hay que tener su aprobación para cederles terrenos con soberanía. En todo caso, la salida al mar de sus mercaderías la tienen y Chile gasta bastante en mantener el puerto, para darle las facilidades que tiene, incluso de almacenamiento gratis, aparte del ferrocarril que les construyó y que ahora mantiene habilitado hasta la Visviri.

Carloncho dijo...

El ladrón dando consejos a su gusto e intereses. Hay que ser muy sinvergüenza para actuar así. La realidad es que, los chilenos ya lo tenían todo calculado, la estrategia eran dos, la que le ofrecía Sotomayor y la otra era, claro!, ofreciéndoles dádivas, siempre y cuando Bolivia se Mantega neutral, lo cual los hechos lo confirmaron, esto fue después del abandono de Tarapacá por los bolivianos.
Toda esta patraña ya lo tenían muy bien calculado, gracias al apoyo económico y asesoría del poder inglés y el espionaje, sin ese apoyo chile jamás se hubiese atrevido a atacar al Perú y como recurso vital para la subsistencia de Chile.Con respecto al desierto de Atacama en la actualidad y las inversiones extranjera, se dieron porque eso fue un proyecto soñado por Chile de muchos años, pero lamentablemente es esas tierras fueron regalas como una forma de protección futura y así evitar sorpresas. También te olvidas que el desierto de Atacama hay pueblos olvidados y sin agua potable de calidad y dan pena, después del auge del salitre y el guano los pueblos quedaron abandonos, gracias a los ingleses que Chile se los regalo sin cobro alguno.Eso se llama robo y no tiene compensación de ninguna clase.Algo más las resoluciones de la ONU tienen efecto retroactivo, tarde o temprano esas tierras volverán a sus legítimos dueños.

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...