sábado, 13 de julio de 2013

Parte de Santillán


Jefe del Detall de la 1° división del Ejército del Norte

San Pablo, 14 de Julio de 1882.
Señor Coronel Jefe de Estado Mayor General del Ejército.
S. C. J. de E. M.

Dada en Chota, por su señoría el Jefe Superior Político y Militar del Norte, la orden de atacar al enemigo que estaba en San Miguel, la 1° división se puso en marcha, con tal propósito, hácia este pueblo, el 6 del actual, habiendo hecho la primera jornada á Bambamarca, la segunda á Hualgayoc, la tercera á la Hacienda de “Quilcate”, la cuarta á San Miguel, en donde se permaneció dos días, y la quinta á la Hacienda de la “Capellanía”, dos leguas antes de San Pablo.

A medio camino de Hualgayoc á Quilcate, se recibió aviso de que el enemigo, así que tuvo conocimiento de que esta división venía sobre él, salió, precipitadamente, de San Miguel á San Pablo, buscando posiciones ventajosas.

Al aviso que se recibió de este movimiento, US. convocó en San Miguel, una junta de Guerra, para resolver sobre si debía buscarse al enemigo en San Pablo, manifestando á la vez que la expresada orden era para buscar y atacar al enemigo donde quiera que estuviese; pero que antes de hacerlo y con el fin de asegurar el éxito, debía pedirse al general en Jefe del Ejército, algunos refuerzos.

Así se hizo, y enviados éstos, como también las nuevas disposiciones del Jefe Superior Político y Militar del Norte, y habiendo avanzado la división á las posiciones de la Hacienda “Capellanía”, resolvió US. el ataque sobre San Pablo, ordenando en la noche del 12, á las fuerzas que habían salido de Cajamarca por la vía de la Hacienda “Chumbil”, y que se encontraban en este lugar á órdenes del Sr. Coronel Prefecto del Departamento don Manuel Callirgos Quiroga, se colocasen en la parte superior de la población de San Pablo y rompiesen el ataque á las 6 a.m. del siguiente día 13. Así mismo dispuso US. que la “Columna de Honor” mandada por el intrépido y recordado Coronel don Eudosio Rabines, marcara á la vanguardia y formase la izquierda de nuestra línea,. Para hacer frente á la derecha del enemigo, llevando como reservas á las columnas “Chota”, “San Miguel” y “Llapa”; y que el Batallón “Callao” N° 2 con las columnas “Libres de Trujillo”, “Hualgayoc” y “Bambamarca” como reserva, formasen nuestra derecha y centro de la línea de batalla.

Al cumplirse las órdenes de US., en la madrugada del 13, pero antes que la “Columna de Honor”, el “Callao” y “Libres de Trujillo”, tomaran el morro llamado “Montón”, para ocupar sus respectivos posiciones, las fuerzas chilenas que, según informes recibidos posteriormente, estuvieron desde las 4 de la mañana apostadas tras los cercos y árboles de las huertas de este pueblo, apenas vieron las nuestras, hicieron sobre ellas una descarga cerrada, que sembró la muerte en sus filas, comprometiéndose de este modo á las 6 y ½ a.m. un reñidísimo combate que duró más ó menos, dos horas, durante el cual el enemigo, que tenía 600 hombres entre Infantería y Caballería, tomó parte del cerro “El Montón”, posición ventajosísima y su caballería había arrollado por completo las columnas de nuestra derecha. En tales circunstancias US. ordenó que se hiciera fuego en retirada, para reorganizar las tropas en el sitio denominado “La Laguna”; pero el enemigo con sus repetidas cargas de Caballería lo impidió introduciendo el desorden en nuestras columnas.

No habría trascurrido una hora, cuando aparecían en la cima del “Cardón” las fuerzas que comandaba el señor Coronel Callirgos Quiroga, rompiendo, inmediatamente, los fuegos la Artillería, que protegió así el descenso del Batallón “Trujillo” N° 1, y del Escuadrón “Vengadores”, que arrollaron al enemigo por todas partes. Fue entonces que los chilenos, llenos de pavor emprendieron precipitada fuga, dejando en el campo de batalla, como elocuente testimonio de su cobardía, muchos muertos, armas, caballos, monturas y otros equipos de guerra. 

Sensibles son las pérdidas que tenemos, siendo justamente lamentable, la del valeroso Coronel don Eudoxio Rabines y la del Comandante D. Julián Cruzado, que han muerto en sus respectivos puestos, defendiendo la Santa causa de su cara Patria; y habiendo salido gravemente heridos el guerrero é intrépido Coronel don Antonio Sánchez, jefe de la columna “Chota” y el Sargento Mayor don Domingo Mejía, jefe de la de “Bambamarca”.

Las bajas que ha tenido el enemigo, entre muertos, heridos, prisioneros y desertores, así como la toma de una gran parte de su equipo de guerra, prueban indisputablemente y testifican el valeroso comportamiento de nuestros soldados, a pesar de la malísima posición en que fueron sorprendidos, como dejo demostrado.

Adjunto á US. los partes dados á la Comandancia General, por los jefes de los Batallones y columnas expresadas, sobre la primera batalla dada en el Norte de la República, desde que principió la actual guerra contra Chile, con la notabilísima circunstancia de haberse buscado, atacado y derrotado al enemigo que locamente trata de enseñorearse en nuestros pueblos.

Me permitirá US. manifestar que en los campos de batalla de San Pablo, acaba de formarse un gran cimiento con la sangre y cadáveres de unos tantos patriotas y que queda plantado en él, un hermoso laurel por los valientes hijos de Cajamarca y demás fuerzas que han contribuido á darnos la inmarcesible gloria del 13 de Julio de 1882, bajo la doble dirección de su Señoría el jefe Superior Político y Militar del Norte y de US. que nunca escasean ni omiten sus esfuerzos y sacrificios toda vez que se trata de la Patria.

Elevo este parte como Jefe del Detall de la 1° división, por ausencia del señor coronel don Justiniano Borgoño, Comandante general de ella, en comisión del servicio, de orden de su Señoría el Jefe Superior.

Dios guarde á US.

PABLO E. SANTILLAN.
********************
Imagen, foto original perteneciente al archivo del CEHM

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...