sábado, 13 de julio de 2013

Parte de Carvallo

Comandancia de las fuerzas de ocupación en los Departamentos del Norte

San Pedro, Julio 17 de 1882
Señor General:

Como dije a V.S. en nota particular de 12 del actual, mandé instrucciones a los jefes de las fuerzas de Huamachuco y San Pablo para retirarse a la costa.

El día 14 recibí un telegrama de San Pedro, en el que se me comunicaba haber tenido un encuentro la guarnición de San Pablo con las fuerzas de Iglesias, y que después de un reñido combate, nuestra fuerza se replegaba a la costa en vista del gran número de enemigos.

En el acto dispuse que el Toro saliera en busca de 150 zapadores, y 170 infantes de Trujillo se trasladasen a San Pablo para ir en refuerzo de la tropa de San Pablo. Esas llegaron en buen orden a Tembladera el 14 en la tarde, donde se han acampado junto con el refuerzo.

Por el parte del mayor Saldés, Jefe de la guarnición de San Pablo, que a continuación trascribo, V.S. se impondrá detalladamente del combate...

Por cartas y papeles encontrados a jefes y oficiales peruanos muertos, se ve claramente que Iglesias está decidido a tomar la ofensiva pretendiendo batir en detalle las diferentes guarniciones en que se encuentra distribuida esta división. Para lograr su propósito, cuenta con 1500 hombres y la decidida ayuda que pudiera obtener de los pueblos.

También se ha sabido por conductos que merecen fe, que espera recibir 1000 rifles, y con esto dar comienzo a tus propósitos.

Desde el primer momento comprendí la urgente necesidad de operar contra el enemigo enérgicamente, tanto para cortar sus recursos, como perseguirlos y lograr por este medio destruir todo elemento hostil, que pudiera ser una amenaza para lo futuro.

Para llevar a cabo lo anterior, tendría necesidad de desocupar a Chiclayo momentáneamente y formar una división de 800 a 900 hombres, y con ella marchar sobre Iglesias y perseguirlo hasta lograr destruirlo, aniquilándole todos sus recursos o imposibilitándole por este medio para que forme nuevas tropas.

En caso de no desocupar a Chiclayo, estaría obligado a dejar demasiado reducidas las guarniciones de la costa y esto podría dar lugar a cualquiera emergencia inesperada.

Por otra parte, tomando en cuenta lo que V.S. me ha indicado anteriormente en notas particulares, de no emprender por ahora movimiento alguno contra el enemigo, me he apresurado a poner a V.S. al corriente de lo que ocurre, limitándome a reforzar esta provincia, donde me encuentro desde ayer, por ser el centro de este Litoral.

El vapor Toro es portador de la presente nota, y espero que V.S., en vista de lo expuesto, se sirva indicarme si son de su aceptación las medidas propuestas.

Sírvase V.S., asimismo, ordenar se me remitan por el mismo Toro, 200,000 tiros Comblain, 100,000 Grass y 20,000 Winchester, por estar escasos de municiones.

Igualmente son muy necesarios los abrigos y herraduras que en el vapor pasado se pidieron al Estado Mayor General.

Dios guarde a V.S.
R. Carvallo Orrego

Al señor General en Jefe del Ejército

*******************
Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...