miércoles, 12 de junio de 2013

Alberto Adriazola

Alberto Adriazola Azuero

Nació en Valparaíso el 11 de mayo de 1861. Hijo de don Joaquín Adriazola Marín, y doña  Elisa Azuero Correa (natural de  Argentina)

Sus estudios los hizo en Santiago, en 1869 ingresa al Seminario Conciliar de La Serena, y 1874 en el liceo de Valdivia, finalizándolos en el Instituto Nacional de Santiago, donde en 1880 obtuvo su diploma de bachiller en Humanidades.

Ingresó a la Escuela de Medicina ese mismo año. Recién ingresado, el médico Director del Servicio Sanitario, don Ramón Allende Padín, solicitó se le enviara practicantes para participar en la guerra del Pacifico y el joven Adriazola con seis compañeros partieron a los campamentos del norte, ingresando a la 3° Ambulancia, dirigida por el dr Absalón Prado, en la cual asistió a las batallas de Chorrillos y Miraflores.

En marzo de 1881, se dio permiso para que los estudiantes de medicina regresen a Santiago a rendir sus exámenes. Rendidos estos, Adriazola permaneció en la capital en la Escuela de Medicina, hasta fines de 1881, para rendir un año más y luego regresó al norte. 

En 1882, es nombrado secretario del Dr David Tagle Arrate, y se trasladó a combatir la Epidemia de Fiebre Amarilla que azotaba el departamento de La Libertad, en el Perú, que estaba diezmando a las tropas del general Gorostiaga. Allí permaneció hasta mediados de 1883, llevando a Santiago varios heridos y enfermos a su cuidado. Aprovechó su permanencia en la capital para titularse de bachiller en medicina y farmacia.

El 17 de junio de 1884 entra al servicio de la Armada como cirujano de 2° clase. En este cargo le tocó prestar sus servicios en varias unidades de la Armada, Blanco Encalada, Abtao, Chacabuco y O’Higgins.

En octubre de 1886 como Cirujano de Primera Clase, fue destinado al  Huascar  y fue enviado en enero del año siguiente formando parte de una comisión de cirujanos de San Felipe y Los Andes, a estudiar una Epidemia de Cólera Morbus que apareció por primera vez en Chile. Días después se encargó de instalar lazaretos en Quillota, donde permaneció dos meses al cuidado de las víctimas de la epidemia. Vuelto al Huascar, zarpó a Quintero con el propósito de establecer las cuarentenas y efectuar las visitas sanitarias a las naves procedentes de puertos infectados.

En enero de 1888 se embarcó en la Pilcomayo y poco después en el blindado Blanco Encalada, de estación en El Callao. Allí, en 1890 se le transbordó a la Chacabuco y a principios de 1891 pasó al transporte  “Aconcagua”, mandado por el capitán de fragata Emilio Valverde y que había sido requisado por los revolucionarios a la Compañía Sudamericana de Vapores. 

En enero de 1892 se dirigió a Europa para formar parte de la Comisión Naval de Chile en París, a fin de atender las instalaciones sanitarias del blindado  “Capitán Prat” que terminaba su construcción en astilleros franceses. Regresó a Chile a bordo de este buque.

El 6 de mayo de 1893 asciende a Cirujano Mayor de Segunda Clase, el más alto grado en el escalafón de oficiales de sanidad de aquel tiempo, y en 1894, es Cirujano Jefe de la Armada. En 1895 asciende a cirujano mayor de 1º clase.

En 1906 asciende a Cirujano mayor de la Escuadra. En 1910, se embarcó en el O´Higgins como Cirujano Jefe de la División Naval que fue a Buenos Aires a los actos de celebración del Primer Centenario de la Independencia Argentina. En diciembre de 1920 volvió al “O'Higgins” y con el rango de Cirujano Jefe se dirigió a Punta Arenas. 

En 1923 llegó a Contraalmirante y Director de Sanidad Naval, dejando el servicio de la Armada a principios de ese año por haber llegado al límite de edad que fija la ley. 

Por una ley especial se le ascendió a Vicealmirante el año 1934, caso único en la Armada. Pasó el resto de su vida en la capital, hasta el día de su muerte, el 3 de agosto de 1957. Por sus destacados servicios, el Congreso Nacional, creó para él una jerarquía que no existía hasta entonces en el escalafón: la de Cirujano – Contraalmirante.

El doctor Adriazola fallece en Santiago el 03 de agosto de 1957 y la Armada, en reconocimiento a tan fecunda labor, en marzo de 1967 ha perpetuado su nombre denominando al Hospital Naval de Talcahuano como "Almirante Adriazola".
Se casó en  noviembre de 1890, con la señorita Margarita  Costa Pellé, de la cual tuvieron hijos: Elisa, Alberto R, Raquel, Joaquín, Maria, y Alfonso.
**************
Saludos
Jonatan Saona

1 comentario :

maibaco dijo...

Historia desconocida, al igual que el resto de los integrantes des Servicio Sanitario. Héroes anónimos demuestra Patria
Manuel Ibáñez

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...