jueves, 20 de diciembre de 2012

Justo Arias y Aragüez

José Justo Arias y Aragüez

Militar peruano, nacido en la ciudad de Tacna en 1825. Fue el primer jefe del batallón "Granaderos de Tacna", durante la Guerra del Pacífico.

Su padre fue el coronel Tacneño José Remigio de Arias y Ríos; y su madre, cuzqueña, Francisca de Paula Aragüez. Su padre fue un militar que se desempeñó en las luchas independentistas del Perú, habiendo sido importante apoyo de los próceres de la independencia Francisco Antonio de Zela y Mateo Pumacahua, que protagonizaron importantes movimientos rebeldes en 1811 y 1814 contra las autoridades españolas.

Su educación la recibió en Tacna, en el instituto que regentaba el ilustre sacerdote español Sebastián Sors, ingresó al Ejército del Perú el 5 de marzo de 1842, a las órdenes del coronel Manuel Mendiburú, quien organiza fuerzas en el Valle de Locumba (Tacna), a raíz de la ocupación del departamento de Moquegua por las tropas bolivianas del general Adolfo Ballivián. 

En julio de 1842 fue nombrado subteniente y en septiembre del mismo año ascendió a teniente graduado de infantería del Batallón "Tacna". Participó en la Batalla de Intiorco (Tacna) a las órdenes del general Ramón Castilla, en diciembre de 1842. Algunas de las acciones de armas en que participó, son las siguientes:

Batalla del Desaguadero, agosto de 1843.
Batalla de San Antonio, Moquegua, octubre de 1943. (Lo que le valió su ascenso a capitán).
Batalla del Carmen Alto, al mando del entonces mariscal Ramón Castilla, 17 de julio de 1844.

Obtuvo sus ascensos a: capitán efectivo en mayo de 1846, a sargento mayor graduado en septiembre de 1850, a sargento mayor efectivo en marzo de 1854 y a teniente coronel graduado en octubre de 1854. Ese último año participó en el bloqueo y ocupación del puerto de Cobija, estando a las órdenes del coronel Segundo Leiva.

Es dado de baja del ejército en el año 1855 por ser leal al gobierno del general Rufino Echenique, tras ser derrocado en la batalla de la Palma por el Mariscal Castilla.

En 1863 es llamado nuevamente al servicio por el gobierno del general Juan Antonio Pezet, siendo ascendido a teniente coronel 2 años después, participando en la Guerra contra España.

En  1869 es ascendido a Coronel, tras breves estadías en Arica como subprefecto y Tarapacá como Jefe instructor de la Guardia Nacional de la región

Durante la guerra del Pacífico participó en la Batalla de Arica, el 07 de junio de 1880, combatiendo en el fuerte ciudadela, a decir del historiador chileno Nicanor Molinare, un soldado enemigo se aproximo al coronel pidiéndole que se rindiera con la finalidad de salvarle la vida, a lo que este respondió matando a dicho emisario de un sablazo al grito de : "No me rindo carajo, viva el Perú!!", inmediatamente después, cayó muerto por una descarga de fusileria.

José Justo, tuvo un hermano también militar: Julián, que murió en la Batalla de Miraflores (Lima, 15 de enero de 1881).
*****************
Saludos
Jonatan Saona

2 comentarios :

Ruben Roldan Zavala dijo...

bueños dias Jonatan, muy bueno tu BLOG m esta para sumergirse y aprovechar la cantidad de conociemiesto historicos hay es este espacio..mis sinceras felicitaciones y pornto empezare a comentar algunos items

Raúl Olmedo D. dijo...

Del valor y determinación del coronel Arias comandando a su gente, así como de su negativa a rendirse, optando por caer en su puesto, dan cuenta los partes de los jefes chilenos y algunos relatos de oficiales subalternos que combatieron en ese preciso lugar.
Cuando es el propio enemigo el que destaca el heroísmo del vencido que sucumbe luchando por su patria, la muerte deja paso a lo sublime.
Arias pudo salvar su vida, pero rehusó. Optó por el honor.
Quisiera pensar que, a mas de 130 años de esa gesta, la herencia admirable de este patriota sigue siendo entregada a la juventud peruana como un tesoro que bien les pertenece.

R. Olmedo

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...