domingo, 30 de septiembre de 2012

Serapio Reyes O

Serapio Reyes Ortiz

Abogado, Político y Diplomático.

Nació en Coroico, capital de la Provincia Nor Yungas del departamento de La Paz, el 14 de noviembre de 1822. Hermano del literato y filántropo Félix Reyes Ortiz y hermano político de don Ladislao Cabrera. 

Realizó sus primeros estudios en el colegio Seminario de La Paz en 1835. En la misma ciudad en 1843 se recibió el título de Doctor en Leyes. De la Academia forense pasó directamente a ocupar el cargo de Ministro del Colegio de Ciencias de La Paz. Profesor de Literatura en Oruro e Historia en La Paz

En 1844, concluye su carrera literaria, allí empieza a ejercer el arte de las letras, es un asceta que depura constantemente su materia, produciendo epítetos, a veces, como el acto literario, alusivos a la batalla de Ingavi y a su héroe Ballivián.

En su trayectoria militar fue Capitán de la Compañía Académica de la Guardia Nacional de La Paz en 1861, ascendiendo al grado de Teniente Coronel, y a partir del 7 de mayo de 1862, se desempeñó como Primer Jefe de Columna Cívica.

En los años de consolidación de las instituciones republicanas del país ejerció como Ministro de Instrucción y Culto entre 1862 y 1863 en la administración de Achá. En 1864, es nombrado Prefecto del departamento de La Paz. Durante la revolución de 1864, es nombrado Ministro de Gobierno, resultando pueril al presidente Achá.

Después de haber sido confinado y ejercido su profesión de abogado en las costas del Perú, regresó a Bolivia en 1871, en esas circunstancias es nombrado Ministro de Cámara de la Corte de Justicia de La Paz. Desde 1872 hasta el año 1874, ejerció la abogacía en la localidad de Caracoles, año en qúe fue elegido Diputado y después fungiría como presidente del Congreso. El mismo Congreso Nacional le designó Presidente del Consejo de Estado.
En el transcurso de los años se desempeñó como Ministro del Depacho de Justicia, Instrucción y Culto, en la gestión del presidente Daza, entre los años 1878 y 1879.

La labor de Serapio Reyes Ortiz, en la conducción del Ministerio de Hacienda, antes del conflicto con Chile había tomado la decisión de los legisladores de aplicar la Ley de 14 de febrero de 1878, o sea, el cobro de diez centavos por quintal exportable de salitre a la Compañía Antofagasta. En ese sentido, hizo notar al Encargado de Negocios de Chile, Videla, acerca de este impuesto manifestando que su promulgación como Ley tenía todas las formas legales. Esta medida trajo una serie de protestas por el gobierno y la Compañía Salitrera chilena. La Compañía Salitrera protestó ante este impuesto, se rehuzó a pagar y solicitó el amparo del Gobierno chileno. Como resultado de las negociaciones diplomáticas hechas por Chile, el 8 de noviembre de 1878, se suspendió la aplicación del impuesto. Momentáneamente, se suspendió esta medida. Pero, el 17 de diciembre de ese año el presidente Daza instruyó al Dr. Reyes Ortiz, para que instruya por intermedio de la Cancillería de la República al Prefecto de Cobija, notifique al gerente de la Compañía Antofagasta sobre el impuesto que debe pagar. El Agente Diplomático chileno en La Paz, negó rotundamente acatar tal pago. El presidente Daza dispuso la rescisión del acuerdo del 27 de noviembre de 1873, y consiguiel)temente la suspensión de la Ley de 14 de febrero de 1878, obligó a Chile a declarar el casus belli.

Durante la gestación de esta crisis renuncia el Dr. Lanza al cargo de Ministro de Relaciones Exteriores, el presidente Daza designó a Serapio Reyes Ortiz, Ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores (Decreto 7 de febrero de 1879).

El 9 de febrero Reyes Ortiz se ausentaba de Bolivia en Misión Especial destinada a hacer efectiva la Alianza Secreta de 1873. "Iba a pedir al gobierno del señor Mariano Ignacio Prado el cumplimiento del Tratado de Alianza". Una vez conseguido esto, debía pasar a Antofagasta a fin de organizar un contingente que inpidiese levantamientos de. la población chilena por la expulsión de la Compañía de Salitres.

El 18 de ese mes, en Chichilaya, a orillas del lago Titicaca, recibió una copia legalizada de la nota ultimátum del señor Videla. Apresuró su marcha. En Puno tomó un tren extraordinario rumbo a Moliendo.

Llego a Lima el 16 de febrero de 1879. Por su parte el Ministro chileno en Lima, Joaquín Godoy, se dirigió a conferenciar nuevamente con el presidente Prado, para conocer los motivos de la misión del Enviado Extraordinarío boliviano. En esa entrevista, memorable para las relaciones de Chile con Perú y Bolivia, Prado le reveló la existencia del Tratado de Alianza peruano-boliviano de 1873. El Perú quiso hacer de mediador en el conflicto, enviando a Chile en Misión Especial, a don José Antonio Lavalle.

En su estadía en Lima, mantenia la convicción de encontrar la predisposición del Gobierno peruano para el cumplimiento del Casus Foederis previsto en el Tratado de Alianza de 1873.

En Tacna, acompañó a Daza para que pudiera comunicarse con la Legación chilena; con este fin el gobierno de ese país puso como "enclave" al intelectual Gabriel René Moreno y al diplomático Luis Salinas Vega: "Salinas Vega se trasladó a Tacna y conferenció con Daza y Reyes Ortiz.,. De vuelta a Chile, Salinas Vega comunicó a Santa María por telégrafo desde Caldera, para que obtuviese la aceptación de Daza". Posteriormente, "Moreno se embarcó llevando autorización oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores para solicitar la alianza de Daza en contra del Perú, y ofreciendo a Bolivia, Tacna y Arica, a cambio de ceder a Chile el territorio situado al sur del paralelo 23°. Nuestro país se obligaba a no firmar la paz con el Perú separádamente de Bolivia, a ayudarle con dinero, armas, elementos militares, i a hacer sancionar su dominio sobre aquellas provincias en el Tratado de Paz".

El año 1884, el entonces presidente de Bolivia Gregorio Pacheco, solicitó sus servicios para enviarlo de Ministro Plenipotenciario en representación de Bolivia a la República Argentina, el ofrecimiento diplomático fue rechazado por Reyes Ortiz. Entre 1886 y 1891, desarrolló labores legislativas como Senador Suplente por La Paz, en ese interin fue elegido Senador Secretario, de la misma manera presidiría el Congreso Ordinario entre 1889 y 1890. El año 1888 presidió el Consejo Municipal, la institución edil le condecoró con la Medalla de Oro. Ejerció la Segunda Vicepresidencia de la República por el período 1888 -1892, bajo la Presidencia de Baptista.

En 1893, Reyes Ortiz es nombrado presidente de la Comisión Extraordinaria enviada a la ciudad de Puno, Perú, para trasladar a Bolivia las cenisas del Gral. José Ballivián.Se encuentra entre los principales fundadores del Colegio de Abogados, después de esta actividad, el año 1896 el gobierno de Severo Fernández Alonso, le encomienda el cargo de Prefecto de La Paz.

Al triunfar la Revolución Federal la Convención Nacional de ese año planteábase en el ente legislativo la necesidad de la introducción del Sistema Federal en Bolivia. Cuando la convención mencionada iba a tratarse el tema, el voto de quienes pedían el inmediato debate se empantanó con el de quienes propugnaron su postergación. El voto del presidente Serapio Reyes Ortiz, para que se postergara, resolvió la cuestión y ya no volvió a hablarse de la implantación del régimen federal.

Por D.S. de 7 de septiembre de 1900, el gobierno de José Manuel Pando, declara duelo nacional en homenaje a la memoria de Serapio Reyes Ortiz, que a sus 78 años de edad dejó de existir en La Paz, el 6 de septiembre de ese año.
****************
Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...