sábado, 9 de julio de 2011

Documentos de Cáceres julio 1882

JEFATURA SUPERIOR, POLÍTICA Y MILITAR DE LOS DEPARTAMENTOS DEL CENTRO.

Apata, julio 13 de 1882.

Señor:
Se impondrá V.S. por el parte que debe habérsele transcrito, de la cobarde retirada del ejército chileno, por consecuencia del ataque que emprendí en Marcavalle y Pucará, lugares donde fue completamente batido y donde dejó gran número de muertos, vestuario, etc., y otros artículos de guerra.

Sucesivamente he ido ocupando hasta este punto y me propongo marchar sobre Jauja, de donde ha salido el enemigo en la madrugada de hoy en la más espantosa y precipitada fuga.
Creo inútil decir a V.S. que los chilenos en su tránsito han cometido los crimenes más horrendos. En Concepción nuestra fuerza no dejó escapar ni uno solo de la guarnición; han saqueado toda la población, incendiándola más tarde y fusilando ancianos, mujeres, criaturas, en una palabra, cuantos se presentaban a su vista por casualidad. Haré notar a V.S. que en este desenfreno no se ha respetado nada, ni los escudos y pabellones extranjeros que se hallaban en las casas y tiendas de neutrales. El respetable médico francés, doctor Luis M. Yournés, ha sido gravemente maltratado a culatazos y saqueada su casa. Los señores Schof y Krignes (alemanes), Giolfo (italiano) y otros españoles han sido saqueados y quemados sus establecimientos. En fin, no hay crimenes que no se hayan cometido; y esto es natural, desde que el crimen es compañero inseparable de los cobardes.

No disponiendo de más tiempo y esperando comunicarle en breve nuevos acontecimientos, que como los anteriores constituirán la base de nuestra reparación.

Dios guarde a V.S.

ANDRÉS A. CÁCERES.

Al señor Coronel Prefecto y Comandante General del departamento de Ayacucho.
___________

Huancavelica, julio 13 de 1882.

Señor:
El benemérito señor General, Jefe superior, político y militar de los departamentos del Centro me dice de Huancayo, en 11 del actual, lo que sigue:

"Por un oficio anterior, tiene V.S. conocimiento del resultado del ataque de Marcabaye y Pucará, punto de donde el enemigo huyó cobardemente. Obligado el mismo día 9 a no continuar la marcha y permanecer en el último punto a consecuencia del furor de que estaban dominados, especialmente los guerrilleros, lo que hacía temer que en su frenético entusiasmo confundieran con el enemigo a los habitantes de esos pueblos y se lanzaran a una carnicería espantosa, ocupé el día en nuevos reconocimientos y en preparar todas las fuerzas para el ataque que debía emprender al día siguiente. Pero muy desgraciadamente para el ejército de mi mando, el chileno abandonaba las posesiones de la Punta en las primeras horas del día 10, y más tarde la ciudad de Huancayo, tan cobardemente como lo hicieron en Marcabaye y Pucará. Apenas tuve conocimiento de este hecho, continué la marcha suspendida por la razón ya indicada, y mis fuerzas ocuparon el pueblo de Zapallanga, al mismo tiempo que tres ayudantes con un piquete de caballería desfilaban a ocupar la ciudad de Huancayo, a la que penetraron a las 6 P.M.

"Con el objeto de tomar las precauciones del caso, ocupó también la población indicada el señor coronel don José M. Frias, al mando de otro piquete de caballería formado de parte de la Columna de Honor de Pampas, organizada por el sargento mayor don Nazario Zúñiga.

"En el día el ejército de mi mando ha ocupado a Huancayo y continúa su marcha en persecución del enemigo, que se halla hostilizado por todos los puntos por donde tiene que transitar. En Concepción ha perecido toda la guarnición chilena, compuesta de 100 hombres, más que menos; y abrigo la seguridad de que todos los pueblos que forman la ruta que debe llevar, procurarán cumplir con su deber, causando a nuestros contrarios tantas bajas como las sufridas en Marcabaye, Pucará, Quebrada Honda y Concepción.

"No dejaré de comunicar a V.S. que la precipitada fuga de los chilenos nos ha puesto en posesión de muchos fardos de ropa militar y otros artículos, entre los que se encuentran 18 cajones de munición.

"Tan fausto acontecimiento alcanzado, por el ejército del Centro y la decisión y entusiasmo con que todos los ciudadanos se han prestado a defender la patria, organizándose en columnas de guerrilleros, hará indudablemente eco en la República toda y hasta me permitiría afirmar que ha comenzado para el Perú la época de la reparación y ha sonado la hora tremenda de la venganza.

"A fin de que llegue al conocimiento de todas las autoridades del Centro y Sur de la República, espero que V.S. transcribirá inmediatamente este oficio, que tan ligeramente le paso, para que llegue a conocimiento de todos los pueblos.

"Acabo de recibir comunicación de la quebrada de Huarochirí, en la que me dan parte que todos esos pueblos se hallan en movimiento para atacar al enemigo y cortarle el puente de Purhuay.

"Dios guarde a V.S.- ANDRÉS A. CÁCERES".

Que tengo la muy grata complacencia de transcribir a V.S. a fin de que haga llegar al saber de todos los vecinos del departamento de su mando.

Dios guarde a V.S.

TOMÁS PATIÑO

Al señor coronel Prefecto y Comandante General del departamento de Ayacucho.

*****************
Imagen, fotografia de Andrés Cáceres, gentileza de Jorge Pino
Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...