viernes, 6 de mayo de 2011

Parte de Benavides sobre Iquique

ESTADO MAYOR DEL EJÉRCITO DEL SUR
Iquique, mayo 21 de 1879.
Señor General en Jefe del ejército:

Cábeme el honor de dirigirme a V.S. con el objeto de acompañar los partes que el señor coronel comandante general de la primera división y el jefe accidental de la brigada provisional de artillería pasan a este Estado Mayor General, y a la vez narrarle los hechos sobre el movimiento que tuvieron las fuerzas existentes en esta plaza, durante el combate naval que empeñaron las naves peruanas Huáscar y fragata Independencia con las chilenas Esmeralda y Covadonga, que permanecían bloqueando este puerto.

A poco más de las 7 A.M. se avistaron dos vapores que venían del norte y como a las ocho se dejaron conocer que eran las naves nacionales ya indicadas. Avanzadas sobre el puerto, a las ocho y media rompieron los fuegos sobre las chilenas, que lo verificaron también.


Mientras esto sucedía, trató la Covadonga de escaparse hacia el sur, acompañada del transporte Lamar, perseguidos éstos por la Independencia; y aprovechando su poco calado, fueron a guarecerse a la ensenada de Molle. Creyéndose entonces que allí serían rendidos, di orden al batallón Cazadores del Cusco núm. 5 de línea, marchara inmediatamente sobre esa playa a fin de tomar los individuos que pudieran desembarcar huyendo de los fuegos de nuestra fragata. No sucedió así, pues aprovechando, repito, de su poco calado, continuaron muy pegados a la costa y la Independencia en su seguimiento hasta esta hora, que son las 2 P.M., no se sabe el resultado de tal persecución.

Como al norte del puerto estuviese empeñado el combate entre el Huáscar y la Esmeralda, ésta huyendo se acercó tanto a la playa de la ensenada del Colorado, que se supuso también que allí se rendiría. Queriendo aprovechar, como en Molle, si desembarcaban prófugos, se destacó el batallón número 7 Cazadores de la Guardia, que fue situado a la ceja de dicha ensenada, ordenándose además a la brigada de artillería de la primera división viniera inmediatamente a ocupar un puesto desde el que podría dirigir sus fuegos a la Esmeralda con algún provecho. Así se verificó, y en cuanto las piezas rompieron sus fuegos lo mismo que nuestros nacionales que guardaban ese punto, fueron contestados por la artillería de dicho buque y su guarnición por el espacio de media hora, habiéndose visto obligada por esto, a abandonar el puerto, haciendo rumbo al norte. Entonces el Huáscar a toda máquina se fue sobre ella, y después de un rudo choque la echó a pique a las 11.40 A.M., sucumbiendo heroicamente con sus tripulantes.

Indescriptible es, señor general, el entusiasmo y decisión que tanto la fuerza de línea como los guardias nacionales han manifestado al presenciar este combate naval que hará época en los anales de la historia contemporánea.

Testigo presencial V.S. de cuanto dejo referido, habiendo cumplido fielmente las órdenes que me impartió para la situación de las tropas, que ya se encuentran en sus respectivos cuarteles, sólo me resta felicitar a la nación, a nuestra marina y a V.S. por el triunfo alcanzado hoy sobre las naves enemigas que sostenían el bloqueo de este puerto.

Dios guarde a V.S.
ANTONIO BENAVIDES, jefe de Estado Mayor.
*************
fotografía es un subteniente de artillería, tomado en el estudio de R. Castillo
Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...