sábado, 29 de marzo de 2008

capitulo VI


NUESTROS HEROES DE LA GUERRA DEL PACIFICO

capitulo VI "COMBATE DE ANGAMOS"

Luego de regresar de Antofagasta, Grau llegó a Arica donde fue recibido apoteósicamente, debido a las hazañas que realizó durante la campaña.

El joven Pablo desembarca en Islay, de allí se dirige a un puesto de reclutamiento para luchar por el Perú.
Williams Rebolledo es cambiado del mando de la escuadra chilena por Galvarino Riveros.

Miguel Grau se entera de la decisión de nombrarlo Contralmirante, pero Grau no desea separarse del mando del Huáscar, que debido a su nuevo grado debía hacer, Grau renuncia a su grado, renunciando también a todas las ventajas que eso traería.
La Familia de doña Carmen recibe noticias de su hijo Pablo desde el Sur.

Grau insiste en su pedido de las granadas Palliser, para poder combatir con eficacia a los buques chilenos.
Grau, sin pedir algo para sí, ofició a su superior, pidiendo el ascenso para su tripulación, y el pago de los haberes que se les debían de varios meses atrás.

Doña Rosa Vernal parte hacia Arequipa, pero antes se despide de su hijo Alfonso Ugarte, a quien no volvería a ver.

En la madrugada del 23 de setiembre, el Huáscar zarpa de Arica, para convoyar al Chalaco que tenía un batallón.
El 30 de setiembre parte nuevamente de Arica el Huáscar rumbo a Iquique, a su llegada al puerto escribe su última carta dirigida a su esposa.
El mando chileno planeaba la forma de terminar con Grau, saliendo su escuadra de Mejillones el 2 de octubre, cruzándose sin verse con las naves peruanas Huáscar y la Unión.

El 7 de octubre la escuadra chilena traza su plan para capturar al Huáscar. Mientras las naves peruanas van hacia Antofagasta, donde no encuentran a las naves chilenas, saliendo entonces del puerto.
En la madrugada del día 8 el Huáscar avista al Blanco, la Covadonga y al Matías, cambiando entonces de rumbo junto con la Unión, cuando parecía que ya estaban lejos de sus captores, y a eso de las 7 am, se cruzan con otras naves chilenas, (Cochrane, O’higgins y Loa).
Grau, de acuerdo a las ordenes de Prado, pretendió salvarse pero al ver la imposibilidad de escapar, inició el combate abriendo los fuegos, y ordenó que la Unión se vaya rumbo a Arica.

Miguel Grau sucumbe heroicamente durante el combate, haciéndose del cargo Elías Aguirre, quien ordenó seguir combatiendo, muriendo también, al final se hizo cargo del buque Pedro Gárezon, quien ordenó abrir las válvulas, pero los chilenos apuntando a los ingenieros hicieron que las cerraran.
El Huáscar jamás se rindió, su pabellón no fue arriado, sino que cayó de la driza cortada por las balas enemigas.
**************
Para este capítulo se contó con el asesoramiento del capitán de Navío José Valdizán Gamio

Parte1


Parte2

No hay comentarios :

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...