domingo, 1 de mayo de 2011

Pedro Dávalos y Lissón

Pedro Dávalos y Lissón, nacido en Lima el 24 de setiembre de 1863 . Estudió en el colegio Nacional de Guadalupe. En 1881, formó parte del 14° batallón de reservistas, estando presente en las batallas de San Juan y Miraflores (enero 1881). En 1882 estudia en la facultad de Letras de San Marcos, dejándolas luego para dedicarse a la minería. Autor de varios ensayos y libros como "La Primera Centuria" y "Porqué hice fortuna?"

En la primera parte de este libro, nos relata un episodio sobre la campaña de Lima.

"I.
Indecisiones
Comienza la anormalidad de mi vida en 1883. No era yo un adolescente en mi primer periodo, pero lo había sido dos años antes, en los meses en que se organizaron los batallones de La Reserva, aquellos que asistieron en Miraflores a la sangrienta batalla donde la derrota humilló a los peruanos el 15 de enero de 1881.
Acompañado de Manuel Moreyra y Riglos y de mi hermano Jesús, entramos a Lima a las doce de la noche de aquel pavoroso dia. Tomó nuestro acompañante el camino que lo llevó a su casa. Jesús y yo entramos en la nuestra. 

Después de efusivos abrazos, subimos al techo para enterrar los fusiles Remington con que nos habíamos batido. Estando en la altura contemplamos las nubes rojizas que a mucha distancia iluminaba el cielo inmediato al miraflorino pueblo, aquella noche incendiado por el invasor chileno.

Mi madre presidió la mesa donde nos sentamos a cenar. Ella, mi padre, mis chiquillas hermanas nos hacían numerosas preguntas acerca del combate. Nuestra calma les hizo mucho bien. Nadie se manifestó desconcertado, siendo grande la fortaleza de espíritu que a todos nos daba ecuanimidad. Más tarde llegaron mis hermanos Enrique y Florencio, y cuando confirmaron la muerte de Carlos Dávalos, ocurrida en la batalla de San Juan el 13 de enero, consideróse lo ocurrido tan insignificante al compararlo con la magnitud de la desgracia nacional y con la noticia de que al dia siguiente los chilenos entrarían a lima, la saquearían y la incendiarían, que nadie derramó una lágrima, ni dejó oir un lamento.

Eramos cinco y cuatro estábamos vivos. ¡que suerte para nosotros, en aquellos dias en que fueron pocas las familias conocidas de Lima que no tuvieran su muerto en la guerra! Ella había comenzado en abril de 1879. Tenia ya cerca de dos años. Lima se dio cuenta de los horrores de ella, al saber que en San Juan y Miraflores, quedaron tendidos por miles los muertos en esos campos de batalla.

Dicho todo esto, volvamos al año de 1883, no siendo lo ocurrido en los años que le precedieron lo que concierne a mi relato. Tuvo tan estupenda magnitud el suceso guerrero de 1881, que sin darme cuenta algo he dicho de él. Las generaciones que comienzan con el siglo no saben nada de esto, y  algunos de sus miembros, en su ignorancia cuando van a Chile se abrazan con los vencedores."
*******************

Saludos
Jonatan Saona

1 comentario :

Arturo Mustango dijo...

Parece igual que la época del terrorismo ¿no? Nadie en Lima se dió cuenta hasta que...

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...