lunes, 2 de marzo de 2020

Parte sobre Sierralumi


Parte chileno sobre Sierralumi

Num. 120.—EJÉRCITO ESPEDICIONARIO DEL NORTE.

Cuartel Jeneral, Lima, Marzo 9 de 1882.

Señor Ministro:
El señor coronel Comandante de la División del Centro, en nota número 28, de fecha 4 del presente, me dice lo que copio:

"Con el mas profundo sentimiento, doi cuenta a V. S. de que en el día de ayer han sido atacados 30 hombres de carabineros al mando del teniente don Ildefonso Alamos en un desfiladero a inmediaciones del pueblo de Comas. Esta fuerza había sido mandada para traer unos caballos de la hacienda Suitocancha, propiedad del obispo señor Valle, que hasta esta fecha anda prófugo de su diócesis. Se me había asegurado que el número de caballos que había en esa hacienda era cerca de 200, i como tenia necesidad de ellos para atender al servicio de la vanguardia de la división de mi mando, resolví enviar los 30 carabineros.

"El empleado de la Comisaría del Ejército don Fernando Jermain se me ofreció voluntariamente para acompañar a la tropa. Como este empleado no tenia quehaceres i sobre todo creyendo que el hecho de acompañar a la fuerza de carabineros sería una garantía mas para el buen orden, no tuve inconveniente para acceder a su petición.

"La tropa llevaba por guía a un italiano, el mismo que me sirvió para reconocer las fuerzas de Cáceres, i en lugar de conducirlos a la hacienda de Suitocancha los llevó a la de Rumatuyo, perteneciente a los señores Valladares. De esta hacienda traían algunos animales cabalgares i también un número considerable de vacunos, i al pasar por un desfiladero, como he dicho, cerca del pueblo de Comas, fueron atacados desde las alturas por un considerable número de jentes que arrojaban galgas. El resultado de este desgraciado incidente, ha sido la pérdida del empleado de la Comisaría del Ejército don Fernando Jermain, que fue el primero que fue ultimado por una gran piedra; la muerte de los soldados de carabineros Anselmo Vasquez i Feliciano López; habiendo salido heridos los soldados del mismo cuerpo, Isidoro Cisterna, Domingo Alborquenqui, Serzo Hévia, Clodomiro Aliste, Nicanor Fuentes i José A. Quijada.

"Entre los últimos hai tres heridos de bala, al parecer de alguna gravedad.

"Tengo preso, i con un centinela de vista, al italiano que hizo estraviar el camino a la tropa.

"Con escepción de algunos caballos que han sido inutilizados por las galgas i la pérdida de tres carabineros, lo demás no ha sufrido.

"Me permito manifestar a V. S. que la tropa no ha cometido ningún desmán i que trabajó incesantemente por descubrir a los autores de tan inaudito ataque.

"Dios guarde a V. S."

Lo que tengo el honor de trascribir a V. S., haciéndole presente que se han impartido las órdenes del caso a fin ae castigar severamente a los que han cometido semejantes desmanes.

Dios guarde a V. S.
P. Lynch.

Al señor Ministro de la Guerra.—Santiago.


*********************
Texto tomado de: Pascual Ahumada, "Guerra del Pacífico, Recopilación completa de todos los documentos oficiales, correspondencias i demás publicaciones referentes a la guerra que ha dado a luz la prensa de Chile, Perú i Bolivia" Tomo VI, Valparaíso, 1889, pag 488 y 489.

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios.:

Publicar un comentario