domingo, 15 de septiembre de 2019

Juan Luis del Mar

Sargento Mayor Juan Luis del Mar

Cuna ennoblecida por las virtu­des y por el brillo de la posición so­cial recibió á Juan Luis del Mar en Lima, el 25 de Agosto de 1855.

Fué hijo del doctor don Juan M. del Mar y su esposa, la distinguida matrona dona Isabel Márquez de Mar. Desde niño mostró grande afición por la carrera de las armas y apenas terminada su primera educación, en el Colegio de Guadalupe, ingresó en clase de soldado distinguido al Regimiento Húzares de Junín, donde pronto ascendió á la clase de sargento primero, y desde los primeros peldaños subió uno á uno el escalón de los ascensos militares alcanzados por sus méritos.

Declarada la guerra con Chile pa­só á la columna Salaverry, al man­do del actual Ministro de la Gue­rra, señor Coronel Secada, y disuel­ta aquella por nueva organización que se dió á las columnas, se incor­poró en el batallón Jauja donde pe­leó en San Juan y Miraflores, sa­liendo gravemente herido en el bra­zo izquierdo, y aún no cicatrizada su herida tomó el camino del centro en busca del caudillo que quedaba sosteniendo el pabellón bicolor. 


Juan Luis fué uno de los que se distinguieron en la acción de Puca­rá, así como en Acuchimay, dando muestras de que era digno subal­terno de aquellas legiones incansa­bles, de hombres hechos de acero para soportar el hambre, la desnu­dez y toda clase de contratiempos, inclusive los que ofrecía la naturaleza con sus lluvias torrentosas y sus precipicios de quebradas. En Marcaballe recibió otra herida con la que conquistó un nuevo ascenso, recibiendo el grado de Sargento Mayor efectivo, y al entrar en la gloriosa batalla de Huamachuco era tercer jefe del batallón San Ge­rónimo, ese batallón que fué digno competidor del famoso Huáscar cuyos jefes quedaron todos en el campo del honor y del deber.

Contaba 28 años Juan Luis del Mar cuando recibió el premio de los mártires, alcanzando muerte heroi­ca, ya que no pudo conquistar el triunfo para su adorada patria.

Sus restos no han sido encontra­dos, ni viene en la nave que con el bicolor al tope ha ido á recoger las osamentas de los defensores, del Perú, esparcidos por todo el territorio de la guerra. Qué importa, sí todos rendimos patriótico culto al que supo vivir como valiente y morir como tal?

El nombre de Juan Luis del Mar vive en la historia de la Patria.

*******************
Texto e imagen tomados de "El Perú Ilustrado" núm 167, Lima, 19 de julio de 1890.

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GDP1879 Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...