viernes, 30 de noviembre de 2018

Federico Zuazo

Federico Zuazo

— Nació en La Paz el 8 de febrero de 1857.

Hijo del Dr. Juan Federico Zuazo y María Calaumana.

Hizo sus estudios en el Colegio Ayacucho, recibiendo el grado de doctor en 1887. 

Oficial primero del Ministerio de Gobierno en la administración Daza. 

Se encaminó a la guerra del Pacífico en el regimiento Murillo, siendo llamado al Estado Mayor.

Munícipe en 1881, 1884 y 1886, Diputado por Caupolicán al Congreso de 1884, Diputado por Puerto Pérez al Congreso de 1888 nuevamente por el mismo distrito en 1892.

miércoles, 28 de noviembre de 2018

Certificado de muerte

Carta y certificado sobre la muerte de Pedro Urriola

Carta de Martiniano Urriola sobre la muerte de su hijo Pedro.

"Campamento de Dolores, enero 22 de 1880   

Señor don B. Vicuña Mackenna, Santiago 

Querido Benjamín: 
No he tenido suficiente calma de espíritu para contestar tu carta en la que me prodigas un delicado como honroso homenaje al cruel sacrificio de mi infortunado Pedro. 

Cada día que pasa siento más hondo pesar por su pérdida y la manera cruel como sucumbió. Por el certificado que te envié habrás juzgado el género de muerte y prolongado martirio sufriría ese pobre niño. Al ver sus despedazados despojos habría creído  ser los restos de alguien muerto por  lucha con fieras y no con hombres.

martes, 27 de noviembre de 2018

Reconocimiento del cadáver

"Acta de Reconocimiento del cadáver del Comandante don Eleuterio Ramírez.

En Quillaguasa, territorio peruano ocupado por las armas de Chile, los abajo firmados testifican, dan fé haber visto por sus propios ojos i reconocido el cadáver del que fué comandante del rejimiento 2.° de linea, don Eleuterio Ramirez, en una casa de San Lorenzo al sur de Tarapacá. Está medio carbonizado i existe solo la parte del tronco arriba, menos el brazo derecho. El izquierdo está atado con un pañuelo en forma de venda, pero la cara i el cabello que aun le quedan demuestran claramente, i sin lugar a dudas, sus facciones se reconocerán a primera vista los que lo conocieron en vida.

También hemos visto sacar del bolsillo de un pedazo de chaleco de lana que el comandante don José R. Vidaurre encontró entre las cenizas que hizo reconocer en el sitio donde estaba el cadáver, un par de colleras de oro con el anagrama de su nombre i cinco fichas de las que se usan en las oficinas salitreras. Hemos visto igualmente una brújula de bolsillo, un tirabuzón con pito i una sortija de oro con esta inscripción: "Recuerdos, 1874."

Última espedición a Tarapacá

Última espedición a Tarapacá.
Se encuentra el cadáver del comandante Ramírez.

"Comandancia de la división espedicionaria en el valle de Tarapacá.
Campamento de Quillaguasa, enero 25 de 1880.

Señor Jeneral en Jefe:
El 22, a las 4 P. M., salí de Dibujo con la infantería de mi mando en dirección a Tarapacá, según orden de US. habiendo mandado adelante dos estanques con agua para el provisionamiento de la tropa.

A las 4 h. 45 A. M. del día 23 se reunió la caballería en el alojamiento que a las 12 P.M. habíamos tomado. Ordené a la caballería siguiera adelante a las 7 A. M. i después de proveer de agua suficiente toda la división emprendimos la marcha primero la caballería i después la infantería, llegando a Tarapacá el 23 a las 5 P. M.

lunes, 26 de noviembre de 2018

F. García Calderón

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 16 de julio de 1887)

Es para nosotros un honor, y hallamos en ello verdadera satisfacción, enriquecer hoy la primera página de nuestro presente número con el retrato del ilustre ciudadano Doctor Don Francisco García Calderón.

Los apuntes biográficos que respecto á él consignarnos, poco ofrecerán de huevo á nuestros abonados, pues los méritos personales y las virtudes de alto civismo que adornan al autor del “Diccionario de la Legislación Peruana,'’ son harto conocidos de todos, no solo en el seno del país sino también en el extrangero, donde quiera que la civilización del siglo y el progreso de las letras dejan sentir los efectos de su saludable influencia.

Francisco García Calderón.
Arequipa, la histórica ciudad del Misti, cuna de tántos hombres ilustres, que en las letras, en las artes y en la política han llamado la atención descollando como génios por sus notables talentos, por su ascendrado civismo y sus heroicas virtudes, lo es también del señor Dr. D. Francisco García Calderón.

domingo, 25 de noviembre de 2018

Juan Ramón Rivera

Juan Ramón Rivera
Capitán Ayudante del rejimiento Buin

I.
No tuvo suerte ni lucimiento señalado en las últimas campañas, sinó en una ocasión, el mas antiguo i prestijioso cuerpo veterano del ejército de linea que llevaba en su kepi el número 1° i, por, excepción, el titulo lejendario de el "Buin".

Esa ocasión i esa suerte sobrevinieron juntas y aparejadas de luciente gloria (para el impaciente i en varias ocasiones, por adverso destino, desairado rejimiento), el día 13 de enero de 1881, ganando por su solo esfuerzo en las alturas que rodean la campiña de Lima por el sur,  una verdadera i sangrienta batalla, la batalla i victoria de San Juan.

I en ese combate, entre infinitos bravos que llegaron al número de 315 en la tropa, i a 12 oficiales entre heridos i muertos, perdió el rejimiento al más antiguo i talvez al único sobreviviente de sus fundadores, el capitán ayudante don Juan Ramón Rivera que, desde soldado raso a jefe, sirvió en sus filas 21 años, 10 meses, 12 días. 

viernes, 16 de noviembre de 2018

Ricardo Palma

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 9 de julio de 1887)

En primer lugar aparece hoy el retrato del señor don Ricardo Palma, distinguido tradicionista y poeta peruano que se halla al frente de la Dirección de la Biblioteca Nacional de Lima, que tan importantes servicios le debe como á su reorganizador infatigable, después de haber sido destruida por los soldados del ejército chileno.

No obstante que Palma es bastante conocido como literato y poeta de reputación merecida, damos hoy algunos breves apuntes sobre su vida

Ricardo Palma
No tratamos de enlazar una hoja de laurel á la corona del poeta y tradicionista peruano cuyo nombre encabeza estas líneas, pues su nombre es bastante conocido donde quiera que el idioma de Cervantes y las verídicas narraciones de la historia se estiman, como es debido, por los hombres ilustrados. Nuestra labor se reduce únicamente á consignar los ligeros apuntes biográficos que juzgamos oportunos, hoy que damos un lugar de preferencia en las páginas de nuestro semanario al retrato de tan distinguido literato. 

Carta de Urízar

Carta de Silvestre Urízar Garfias

IX.
... quien puso el sello del verdadero heroísmo a aquel grupo de tres hermanos sacrificados en un solo altar, fué el propio ilustre jefe que los había conducido a la batalla, a la Victoria i a la muerte, i que, ¡adverso i singular destino! por aquellos mismos días debía sucumbir un año mas tarde, obedeciendo a la dura consigna de su patria en mortíferos climas.

He aquí, en efecto, la tierna, elocuente i noble carta que el coronel i organizador del rejimiento Talca, don José Silvestre Urizar Garfias, escribió a la jenerosa matrona que había dado su mejor sangre a la bandera de su pueblo, la distinguida señora Carmen Lerelier, madre de catorce hijos, de los cuales fueron varones solo cinco:

”Huacho, marzo 26 de 1881. 

"Señora Carmen Letelier V. de Fernández,
Talca.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Eneas Fernández


Eneas Fernández Letelier
Capitán del Talca

V
Pero aquél de los tres hermanos de Talca i del Talca que despertó más vivas simpatías en su honrosa vida i causó más honda sensación de dolor con su prematuro fin, no sólo en su ciudad i en su provincia, sinó en el país entero, fué el que llevó el nombre heroico de Eneas, i se hizo en la guerra digno de él, sucumbiendo a la edad de 28 años, que es todavía la alborada de la juventud.

VI.
Nacido en Talca en 1852, educado en su liceo provincial; después empleado publico notablemente intelijente, oficial entusiasta del batallón cívico de su ciudad, mostró siempre el mas acendrado pundonor, hasta que, lleno de vida i rebosando de patrióticas esperanzas, marchó a la guerra.

Su primer ensayo fué el ascenso del Morro Solar, empresa de titanes, que impasible presenció otro titan, i allí cayó mortalmente herido en sus propias filas su hermano menor.

César Canevaro


(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 04 de junio de 1887)

El retrato del señor General de Brigada de los ejércitos del Perú y Bolivia, Don César Canevaro, que en la actualidad preside el Concejo Municipal de Lima, es el primero de los grabados de nuestro presente número.

La biografía de este distinguido patriota está escrita en la conciencia de todos; no obstante daremos en seguida algunos apuntes sobre su vida y la manera cómo se ha comportado en el servicio de su patria

El General Canevaro.

Íntimamente relacionado con lo más distinguido de la sociedad limeña, dueño de las simpatías del pueblo por su carácter liberal y franco, el señor General Don César Canevaro es uno de los personajes más, conspicuos que tiene actualmente el Perú, entre sus hombres públicos que merecen el dictado de verdaderos patriotas.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Carlos Fernández

Carlos Manuel Fernández Letelier

IV. 
En contraposición, el hermano menor de los Fernández Letelier, el llamado  Carlos Manuel, al morir de diezinueve años, fué una  esperanza tronchada en flor que, al caer al suelo, llenó de luto a su ciudad natal. 

Estudiante en el liceo de Talca, no arrojó sus libros como otros, sinó que los llevó consigo en su sobrio equipaje. 

Cuando el coronel Urízar Garfias marchóse desde su tranquilo  puesto de oficinista en Santiago  a organizar el rejimiento Talca, a mediados de 1880, el alumno del liceo, Carlos Manuel Fernández Letelier, había terminado, en efecto, a la edad de dieziocho años sus humanidades, i preparábase para entrar en el bachillerato con la vehemencia de un espíritu que arrancaba sus primeros bríos de una  temprana ilustración; i por esto, para mejor conseguirlo, empaquetó sus libros de estudio, a fin de repasar su exámen colectivo en medio de los campamentos.

Milcíades Fernández

Milcíades Fernández Letelier
Teniente de Buin

Fué el mayor del grupo, si bien no el que ostenta mayor mérito en su versátil carrera, el que se llamé Milcíades, oficial de línea, i he aquí como un amigo de su familia, al tenerse noticia de su lamentable fallecimiento en Locumba, camino de Pacocha a Tacna, en abril de 1880, resumió los cortos rasgos de su breve i azarosa existencia:

"Habiendo comenzado su carrera militar en el rejimiento de Artillería, como soldado distinguido,— dice su biógrafo.— fué ascendido en breve a oficial, sólo en atención a sus méritos. Oficial de la intendencia de Talca por algún tiempo, pasó a formar parte del 4.° de linea i figuró con honra en la expedición que hizo este cuerpo a la frontera araucana.

"De vuelta a ésta, sirvió largo tiempo en este mismo cuerpo, retirándose en seguida a la vida civil.

"Llega la guerra actual, i Milcíades es llamado a incorporarse al Buin.

lunes, 12 de noviembre de 2018

Pedro Paz Soldán

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 28 de mayo de 1887)

La primera  página  de nuestro  número de hoy aparece con el retrato de un estimable caballero, el distinguido diplomático, eminente  literato y poe­ta Doctor D. Pedro Paz-Soldán y Unánue, miem­bro correspondiente de la Real Academia Espa­ñola, y uno de los más fecundos y chispeantes escritores nacionales, á cuya merecida fama nada podría agregar nuestra  pobrísima pluma.

Los lijeros apuntes biográficos que respecto de él consignamos en seguida, son tomados, en su mayor parte, de publica­ciones extranjeras que, tanto en Europa como en las más cultas capitales de la América Española, han hecho justicia á los merecimientos de tan distinguido peruano.

Pedro Paz-Soldán y Unanue
El Señor Doctor Don Pedro Paz-Soldán y Unánue, conocido generalmente por el seudónimo de Juan de Arona, na­ció en Lima por los años de 1839, siendo hijo legítimo de uno de nuestros más distinguidos é ilustrados compatriotas y nieto, por el lado materno, del sabio Don Hipólito Unánue de celebridad universal.

Tadeo Calderón

Tadeo Calderón

"... Hoi no vamos más allá del propósito de ofrecer una humilde corona a una tumba escondida que en el curso de las campañas se ha tragado, como los antros de la mitolojía, cinco vidas en cinco años: una víctima, es decir, una ofrenda por año. 

IV. 
Esa familia, que hemos denominado "los cuatro Calderón", vivía en condición modesta pero dichosa antes de que el hálito caliente de la guerra tiñese de rojo los horizontes lejanos de la patria libre. 

El padre común, errante como todos los soldados de Chile i del mundo, habíase ido en la víspera (1878) a habitar a Concepción, como ayudante de aquella comandancia de armas, cuando se hizo sentir en todas nuestras ciudades el redoble de los tambores i los alegres repiques que declaraban abierta con una helada fórmula oficial, leída por un escribano, la  era  de las batallas. 

sábado, 10 de noviembre de 2018

Justa Dorregaray

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 21 de mayo de 1887)

Como una ofrenda de estimación y respeto á la memoria de la distinguida matrona Señora Doña Justa Dorregaray, madre de S.E. el señor General D. Andrés Avelino Cáceres, actual Presidente de la República, damos hoy su retrato en la primera página de nuestro presen­te número, á la vez que publicamos algunos ligeros apuntes sobre su vida, seguros de que ellos serán leídos con verdadero interés, en los principales centros sociales de nues­tro país y en muchos del extrangero, donde haya podido llegar la fama de las bellas prendas y numerosas virtudes que la adornaron en vida

Justa Dorregaray
La ciudad de Huancayo, en el Departamento de Junín, es el lugar del nacimiento de la respetable matrona cuyo nombre encabeza estas líneas, habiendo sido sus padres, el señor don Emeterio Dorregaray y la señora doña Benedicta Cueva. Por línea paterna fué descendiente de una noble familia incaica, de la gran Catalina Huanca, que fundó en la misma ciudad de Huancayo varios establecimientos de Beneficencia, y cuyos tesoros se buscan hoy mismo con empeño por los viageros y por innumerables personas.

Arturo Calderón

Arturo Calderón Ruiz

Hijo de Tadeo Calderón y de Manuela Ruiz. Falleció en 1883 como subteniente del regimiento Santiago.

Benjamín Vicuña Mackenna en su "Álbum de la Gloria de Chile" dice sobre él:

"Poco después de él vino también a morir  el tercer subteniente del Santiago,  Arturo, mozo de veinte años, que pocos meses antes había abandonado su quinto año de humanidades para ir a ocupar el puesto de su hermano que el hierro candente de las  batallas había dejado vacío en el rejimiento."

**********
Saludos
Jonatan Saona

Juvenal Calderón

Juvenal Calderón Ruiz

Hijo de Tadeo Calderón y de Manuela Ruiz. Falleció en 1883 como Capitán del Cazadores a Caballo.

Benjamín Vicuña Mackenna en su "Álbum de la Gloria de Chile" dice sobre él:

"Juvenal, que en esos encuentros mandaba honrosamente la escolta del jeneral en jefe, perdió dos caballos i su único par de pantalones de tela grana, raídos por once batallas i perforados en esa ocasión por una bala. La roja grana había subido a su pecho en otras tantas cintas, i aun así no escapó a la garra de la muerte, causada por las inclemencias del clima, en las postrimerías de 1883."

**********
Saludos
Jonatan Saona

Arnaldo Calderón

Arnaldo Calderón Ruiz

Hijo de Tadeo Calderón y de Manuela Ruiz. Falleció en 1881 como subteniente del regimiento Santiago.

Benjamín Vicuña Mackenna en su "Álbum de la Gloria de Chile" dice sobre él:

"Arnaldo, que se inscribió en su propia compañía para ir a vengar al (hermano) caído, cayó, a su turno, en las trincheras de Chorrillos con un fragmento de plomo en el vientre, que en ocho horas de martirio, hízole cadáver en el campo de batalla."

**********
Saludos
Jonatan Saona

Emilio Calderón

Emilio Calderón Ruiz

Hijo de Tadeo Calderón y de Manuela Ruiz. Falleció en 1880 como subteniente del regimiento Santiago.

Benjamín Vicuña Mackenna en su "Álbum de la Gloria de Chile" dice sobre él:

"Emilio, alistado como sarjento del Santiago, recibió, en la carga jeneral de la  segunda división en Tacna, una bala que le quitó instantáneamente la vida, atravesándole de parte a parte la garganta."

**********
Saludos
Jonatan Saona

viernes, 9 de noviembre de 2018

Andrés Avelino Cáceres

(Texto tomado de "El Perú Ilustrado" Lima, 14 de mayo de 1887)

Al  dar  principio,  hoy, á  nuestra  labor periodís­tica,  tenemos  la  satisfac­ción  de honrar las colum­nas de nuestro semanario con el retrato del ilustre General  D. Andrés Avelino Cáceres, actual Presidente  de  la  República.

Andrés Avelino Cáceres
Aunque el nombre de este ilustre personaje equivale, por sí solo, a toda una biografía, en cuyas páginas brillan glorias, honores y hazañas, es deber nuestro trazar, aúnque sea á la lijera, los rasgos más importantes de su vida y su carrera, hoy que honramos con la presencia de su retrato la página principal de nuestro modesto seminario.

El señor General D. Andrés Avelnio Cáceres, actual Presidente de la República, nació en la ciudad de Ayacucho, el día 10 de Noviembre de 1836. Fue su padre el señor D. Domingo Cáceres, hacendado de ese lugar é hijo del conocido caballero español D. Tadeo Cáceres, y su señora madre la inteligente y respetable matrona Señora Doña Justa Dorregaray, dignamente respetada en la sociedad peruana por sus méritos personales y sus preciosas virtudes.

Tristán Chacón

Don Tristán Chacón
Capitán del 3.° de línea

I.

Fué un verdadero sacudimiento eléctrico el que ajitó el alma de Chile cuando la Magallanes condujo a Iquique i el alambre a Santiago, en la mañana del 7 de junio, la espléndida, si bien no inesperada noticia, de que la plaza de guerra de Arica había sido tomada por los chilenos a la bayoneta.

Todas las ciudades se cubrieron de banderas, pusiéronse a vuelo las campanas i durante dos días no se oyeron sino alegres repiques, cantos i las salvas del cañón.

II.

Pero junto con la pública alegría quedaba en el fondo de todos los corazones la punzada de un vivo pesar. I ese dolor era justo, porque entre montones de jenerosos cadáveres, habían caído en la heroica repechada del Morro histórico dos hombres que tenían alma de soldados i que encarnaban entre éstos el espíritu de Chile.

martes, 6 de noviembre de 2018

Paulino Vargas

El combate de Agua Santa
(Revista "Prisma", Lima noviembre de 1906).

Acaba el Congreso de conceder en estos días, una pensión á Paulino Vargas, reliquia única de ese primer combate con que se inició la guerra de 1879, en tierras peruanas. 

Nada hemos encontrado de más relieve, que la interesante relación hecha por el Sargento Mayor don Maximiliano Otihura, del combate de Agua Santa; y reproducimos de esa relación la parte que corresponde á Vargas.

Habla el Mayor Otihura, digno de entera fe, como uno de los sobrevivientes también, del regimiento “Húsares de Junín” en dicha campaña: 

«Paulino Vargas, --tal es el nombre del único héroe sobreviviente de la hecatombe de “Agua Santa” que combatió al lado del indomable Sepúlveda, que sólo dejó de relampaguear su tremendo sable después de segar las gargantas de tres de los enemigos, por haber sido derribado de su cabalgadura de un mortal mandoble, que le dividió el cráneo, dejando ver palpitante la masa encefálica.
GDP1879 Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...