viernes, 3 de noviembre de 2017

Arteaga sobre Pisagua

Parte Oficial de Luis Arteaga sobre desembarco y toma de Pisagua

Comandancia General de Infantería.

Campamento del Hospicio, Noviembre 8 de 1879.

Señor General en Jefe:
Cábeme el honor de dar cuenta a US de las operaciones practicadas por la fuerza de Infantería, que depende de esta Comandancia, en el desembarco y toma de la plaza de Pisagua, que se verificó el día 2 del presente mes.

En cumplimiento de órdenes de su señoría, el que suscribe en unión con el teniente coronel don Diego Dublé Almeyda, el teniente coronel de Guardias Nacionales don Justiniano de Zubiría y el capitán de igual clase don Luis C. Santana, practicó un reconocimiento previo, como a las 8 AM, de los diversos puntos de la Bahía de Pisagua, a donde se pudiera conducir la tropa para su desembarco; y pudimos hacerlo con felicidad, a pesar de los fuegos que se nos hicieron de tierra, y que fueron contestados por un pequeño cañón de que puede disponer para su servicio la lancha a vapor, en que hacíamos este reconocimiento.


Regresado a bordo del crucero "Amazonas", y después de dar cuenta de mi comisión, recibí orden de US de embarcarme en la misma lancha a vapor con el señor Jefe de Estado Mayor para atender al desembarco de nuestras tropas en este puerto, lo que hice, acompañándome de mis ayudantes, los subtenientes don Julián Zilleruelo y don Salvador Smith.

La 2º División de las en que se seccionó el Ejército Expedicionario, compuesta del Regimiento Buín, Batallón Atacama y 2 Baterías de Montaña, fue designada para que desembarcara, desde luego, en la Bahía de Pisagua, y se dio principio a este acto a las 9 h 30 AM.

A esta misma hora, la Brigada de Zapadores, que componía una División especial, recibió orden verbal del señor Jefe de Estado Mayor para desembarcarse; y el Comandante del cuerpo, don Ricardo Santa Cruz, con 300 hombres de la Brigada que estaban a bordo del transporte "Lamar", se dirigió a una pequeña Caleta al costado Norte de la Estación del Ferrocarril. Esta sección con una Compañía del Batallón Atacama, que en esos momentos se le juntó, encontró fuertes resistencias para saltar a tierra, recibiendo un vivo fuego de fusilería que se le dirigía por el enemigo, parapetados tras de grandes rocas y de las trincheras que les ofrecían los accidentes naturales del terreno y de la vía férrea. Con todo, consiguió poner pié en tierra, y principió a mejorar de posición avanzando hacia el lado de la población y por las faldas del cerro, logrando así rechazar a los enemigos que se replegaban en la ciudad, y capturar algunos prisioneros.

Entretanto, un poco más al Norte, en el punto denominado Playa Blanca, intentaban en esos momentos desembarcar, en las mismas desfavorables condiciones, algunas Compañías del Atacama; y venciendo la resistencia que le oponían las fuerzas contrarias, fueron ellas ganando terreno poco a poco, y tomaron algunas alturas que le permitieron desalojar al enemigo de sus ventajosas posiciones. El resto de este Batallón, al mando de su Jefe Juan Martínez, y el Regimiento Buín, bajo las órdenes del Comandante don Luis J. Ortiz desembarcaban al mismo tiempo por otra Caleta, y principiaban a apoderarse de las alturas.

Una pequeña División del Regimiento 2º de Línea, formada de 90 hombres que venían a bordo del "Lamar" y de 68 más a bordo del crucero "Loa", recibió orden del señor Jefe de Estado Mayor para desembarcar, lo que hicieron con algunas pérdidas por la Caleta de la Estación, y se dirigieron hacia el campamento del Hospicio, juntándose entonces al Regimiento Buin que llevaba esa misma dirección. Se incorporó también a este mismo Regimiento una Compañía de 100 Zapadores, que separada del resto de su Brigada por venir a bordo de la corbeta "O'Higgins", se desembarcó por Playa Blanca a las órdenes del capitán Baquedano, y comenzó su ascensión unida a una parte del Batallón Atacama.

Habiendo conseguido ya un número respetable de nuestra fuerza poner pié en tierra, a pesar de las gravísimas dificultades que hubo que vencer, se emprendió la atrevida ascensión del cerro, para desalojar al enemigo de su propio campamento, por una parte del Regimiento Buin, el Batallón Atacama, 108 hombres del Regimiento 2º de Línea, y los 100 Zapadores a las órdenes del capitán Baquedano.

El combate fue recio; ocupaba el enemigo ventajosas posiciones, en las cuales estaba perfectamente atrincherado, tras de los parapetos que le ofrecían los trabajos de la línea férrea y la formación del cerro. Más nuestras tropas, salvando las dificultades materiales del terreno, y resistiendo el vivo fuego que se les dirigía desde las alturas, obtuvieron un éxito completo después de 5 horas de tan rudo combate, pues dominando la altiplanicie en que estaban acampadas las fuerzas enemigas, se apoderaron del campamento, que estas últimas dejaron abandonado, tan pronto como vieron que nuestros soldados habían llegado a este punto.

Cúpoles el honor de ser los primeros en entrar al campamento enemigo a los soldados del Regimiento Buin y del Batallón Atacama, según informes fidedignos que se me han dado. A las 2 ½ PM el ataque estaba ya completamente rechazado en todas partes, y el campo era nuestro.

Continuó con tranquilidad, desde esa hora, el desembarco de las demás tropas designadas preferentemente y que alcanzaron a efectuarlo en ese día. Siendo la hora un poco avanzada, y después de tomar algunas medidas reclamadas por el estado de incendio producido por el bombardeo, me dirigí a este campamento, en donde he estado atendiendo a las necesidades del servicio en mi carácter de Comandante General de Infantería.

Durante el combate hemos tenido que lamentar las siguientes bajas:

Regimiento Buin - Muerto, el subteniente don Desiderio Iglesias. Heridos: los subtenientes don Belisario Cordobés y don Domingo Arteaga Novoa; además, 12 individuos de tropa, muertos; y 27
heridos.

Regimiento 2º de Línea - 3 individuos de tropa, muertos y 8 heridos.

Brigada de Zapadores - Fueron heridos el sargento mayor don Manuel Villarroel, el teniente don Enrique del Canto y el subteniente don Froilán Guerrero; y en la tropa fueron muertos 20 soldados y 46 heridos.

Batallón Atacama - Han sido heridos el capitán don Agustín Fraga; y los subtenientes don Remigio Barrientos y don Andrés Hurtado; siendo muertos 19 individuos de tropa y 51 heridos.

Aunque el Regimiento 4º de Línea no tomó parte en el desembarco y combate de las primeras horas, ha tenido algunas pérdidas, porque el transporte nacional "Toltén", a bordo del cual estaba embarcado este cuerpo, se acercó demasiado hacia el lado de tierra y recibió del enemigo unos tiros de riflería en circunstancias que la cubierta del buque estaba llena de gente, causando la pérdida de 3 muertos y 13 heridos en la tropa de ese cuerpo.

Por último, haré presente a US que los señores Jefes y oficiales de cada cuerpo han observado una conducta digna de elogio, pues siempre se les vio en su puesto atendiendo sus respectivos cuerpos durante el desembarco y el combate.

Aunque el Regimiento 2º de Línea no formó parte de esta División, su digno Comandante don Eleuterio Ramírez, prestó una eficaz cooperación embarcado en un bote, atendiendo en diversos puntos al transporte de tropas, lo mismo que el capitán de Ingenieros don Emilio Gana, que sirvió durante la acción embarcado en uno de los botes del vapor "Abtao".

Los partes que han sido pasados por los Comandantes de cuerpos dan una relación detallada de la parte que a cada uno de ellos ha correspondido en este glorioso hecho de armas.

Es cuanto tengo que exponer a US.

Dios guarde a US.
Luis Arteaga

************************
Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...