miércoles, 15 de marzo de 2017

Carlos Baca Flor

Carlos Baca Flor Soberón

Nació en Islay, (Arequipa) en 1869, hijo del boliviano Carlos Baca Flor y de doña Julia Soberón.

Siendo niño, viaja junto a su familia a Santiago de Chile donde fallece su padre.

Hizo en Chile sus primeros estudios, y en 1882 ingresó a la Academia de Bellas Artes de Santiago, durante sus años de estudio obtuvo diversos premios.

En 1886, al terminar sus estudios en la Escuela de Bellas Artes, y debido a sus constantes premios, se hizo acreedor del premio "Roma" que era beca para seguir cursos de perfeccionamiento por cinco años en Roma. Dada su nacionalidad peruana, la institución le pidió que se nacionalice chileno para obtener la beca, a lo que Baca Flor se negó rotundamente.

Sobre este incidente transcribiré dos versiones, una de ellas aparece en el libro "Baca Flor hombre singular" de Alberto Jochamowitz, dice lo siguiente:

"La distribución de premios de la Academia constituía un acto solemne, presidido por el Ministro de Instrucción Pública. Por fin Baca Flor ascendió las gradas del estrado para recibir su preciado pergamino. En el momento mismo de hacer la entrega, el Ministro al felicitarlo, le dijo que debía suscribir un compromiso, cuyo texto leyó y en el cual aparecía que el pensionado del Gobierno chileno debía ser de esta nacionalidad. Baca Flor declaró en el acto que él era peruano; entonces uno de los miembros del jurado exclamó: "¿y no le avergüenza a Ud. declararse peruano?" a lo que al punto replicó Baca Flor "ningún hijo puede avergonzarse de su madre porque esté en desgracia", "¿No se hace Ud. ciudadano chileno?" interrogó el Ministro; ¡Nó!, contestó rotundamente nuestro compatriota. "¿Entonces renuncia Ud. al premio Roma?" "Sí señor, renuncio a él" fueron las palabras de Baca Flor y dignamente bajó el estrado..."

Emilio Delboy en "Carlos Baca Flor. Dos crónicas y una charla" refiere que el pintor fue a consultar a su madre lo que debía hacer con la beca y fue ella quien decidió anteponer la nacionalidad peruana al premio de Roma: 
"La primera línea del contrato del pensionado empezaba.  El suscrito, ciudadano chileno…. Baca Flor se detiene, pálido -  ¿Qué  ocurre? - Antes debe consultar con su madre… 
En efecto, el pintor vuela  en busca de la noble señora. Le explica que para resolver su porvenir debe pasar por chileno. 
¿Qué has contestado?- interroga-
Nada, que debía consultar contigo, que… No esperó la orgullosa señora que el joven acabara de hablar. Una bofetada sonora selló la orden de la madre: 
-“Vaya usted inmediatamente a decir que es peruano y que no puede renegar de su patria”. 
Esta anécdota, digna de una madre espartana, y rigurosamente cierta, tiene el mérito de que me fue relatada por el mismo Baca Flor en los Estados Unidos, en una hora de esparcimiento. Jamás reveló en Lima. Aquí se me ha dicho que Baca Flor, por sí mismo, se negó a firmar el contrato..."

Sea con intervención de la madre o sin ella, lo cierto es que Carlos Baca Flor no se nacionalizó chileno y no se le otorgó el premio Roma, enterado del caso, el embajador del Perú en Chile, Carlos M. Elías, informó al gobierno peruano y el presidente Andrés Cáceres, lo invita a regresar a su patria, con la intención de otorgarle el mismo premio que había rechazado (una pensión para estudiar en Roma) por mantener su nacionalidad.

**********************
Saludos
Jonatan Saona

1 comentario :

Aland Denny Chumpitazi Francia dijo...

VIVIR SIN HONOR NO ES VIVIR. SABIA ELECCIÓN...LA PATRIA ANTE TODO!

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...