lunes, 9 de enero de 2017

carta de Vargas4

Carta del coronel Mariano Vargas a N. de Piérola

"La Rinconada á 6 de Enero de 1881
Excmo Sr. Dr. D. Nicolás de Piérola
Chorrillos

Muy respetado Señor:
La primera diligencia que practiqué cuando llegué a este lugar, fué estudiar minuciosamente los diferentes puntos por donde puede atacar el enemigo, y aquellos que pueden servirnos de defensa. El portachuelo de Manchay puede considerare como punto estratégico, si hubiese una cantidad de fuerza suficiente para impedir que el enemigo aproveche de las muchas quebradas, que son otros tantos caminos que conducen á distintas direcciones por las cuales pueden hacer gran daño; se necesitaría, en fin, un poderoso ejército para dar un serio combate.

Pero impedir en ese punto la entrada del enemigo con escasas fuerzas y sin elementos de artillería y suficiente caballería, sería sacrificar inútilmente esas fuerzas, sin el mas insignificante resultado positivo, sin llevar al ánimo a los contrarios el temor que inspira la existencia de mayores fuerzas y de resistencia que en pocos instante podrían presentarse en combate. Inútil es, pues, pensar en la defensa de este lugar, aprovechándose del portachuelo.

No pudiendo disponerse de mayores fuerzas, solo queda un medio de defensa, y este no es otro que el concluirse la larga zanja que he principiado ayer, la colocación de cañones de gran calibre y de obuses en las eminencias que dominan una estensión de cuatro mil metros más o menos, es decir, hasta la base del portachuelo de Manchay, y la plantificación de minas en la pampa, que es el sitio hasta donde deberá dejarse llegar al enemigo. Por este medio se salva el gran obstáculo de falta de gente bastante para defender este lado de la línea; y con dos ó tres batallones de reserva y el del Coronel Miranda, cuyo servicios son a cada instante mas útiles y necesarios. La defensa de esta parte, Excmo Sr, es la defensa del Ejército entero, es la defensa de la Capital, porque si en las condiciones en que estamos nos invade el enemigo con fuerzas poderosas, estoy seguro que penetrará fácilmente y lucharía después en contra nuestra con gran ventaja y aprovechándose de nuestros naturales parapetos. No insisto sobre esto, porque V.E, no necesita de muchas indicaciones para comprender la magnitud de este asunto.

Probable es que después del gran reconocimiento que el enemigo ha hecho hoy, quiera hacerlo mañana ó pasado por este lugar. Creo, pues, muy necesario que V.E. mande que en el día se remitan aquí tres cañones de grueso calibre y dos ó tres baterías de obuses; así como también se coloquen las minas. Cuarenta y horas me bastan para dejas espeditas las fortificaciones.

Indicaré a V.E. que hoy he mandado al Guia experto D. Manuel Gutiérrez con doce hombres perfectamente bien armados y montados, para que, á manera de descubierta, avancen lo más cerca del enemigo. Confío en que nos traerán importantes datos que se los comunicaré  á V.E. inmediatamente.

Dígnese V.E. considerarme siempre como su verdadero y leal amigo.
S.S.
Mariano Vargas."

******************
Imagen, firma del coronel Mariano Vargas en la carta dirigida a Nicolás de Piérola, original se encuentra en la BNP, archivo Piérola.

saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...