viernes, 2 de octubre de 2015

Teatro sobre Arica 1912

Teatro sobre la batalla de Arica, 1912

En la revista chilena "Sucesos" de Valparaíso de febrero de 1912, aparece la puesta en escena de la obra "El Jirón de la bandera" cuya música y letra fue compuesta por el músico español Luis F. de Retana.

Ambientada en la guerra del Pacífico, los protagonistas participan en la batalla de Arica, cuya toma del morro aparece en escena.

Años después la obra "El Jirón de la bandera" sería llevada al cine con el nombre de "Todo por la Patria"

Transcribo el artículo de la revista Sucesos:

"“El jirón de la bandera”
Un gran éxito ha sido, á pesar de Yañez Silva, la representación de “El Jirón de la Bandera" melodrama lírico que se ha entrenado en el Teatro Santiago por la Compañía de D. Joaquín Montero y cuya letra y música se deben  al Sr. Luis F. de la Retana. 
La obra, está basada en  un episodio de la guerra  del Pacífico y ha sabido el autor mezclar con gran armonía la nota  amorosa y la patriótica.

Esta clase de producciones no deben juzgarse desde el punto de vista literario, sino su aspecto emotivo. Las obras patrióticas deben de ser cálidas, vibrantes. No debe buscarse en ellas concepciones poéticas, ni galanura; de estilo, pues llevan el sólo objeto de causar en  el público hondas emociones y despertar dormidos entusiasmos.
actores de la obra, al centro representa a Juan J. San Martín

El Sr. Retana ha conseguido su propósito y el éxito ha sido franco, espontáneo. 
A la mitad del primer acto, cuando Roberto tiene con su novia una  hermosa escena, en que aquél en bellas  frases,  antepone la patria á todos los amores, el público rompió en una verdadera ovación y obligó al autor á salir á escena.  El dúo que cantan Roberto y Rosa es muy hermoso y fué muy aplaudido. Los coros cantan en el primer acto una preciosa marcha. 

En el segundo acto toca la orquesta, una magnífica fantasía descriptiva. Dura quince minutos y el público la escucha  con verdadera religiosidad. Es grandiosa. Describe el autor con mucha inspiración la toma del Morro de Arica y traducido en notas musicales sentimos todo el fragor de un combate encarnizado. El público vuelve á aplaudir entusiasmado. Sube el telón y aparece un cuadro plástico, con preciosa decoración, en que ya los chilenos coronan la altura del Morro. 

El telón vuelve á caer en seguida y el  público, como enloquecido, tributa á la obra una de la más grandes ovaciones que jamás hemos visto. Algunos caballeros arrojan sus sombreros al escenario, el telón sube y cae  varias veces,  y en el tablado el autor saluda al público que lo ovaciona. (Una comisión de jefes y oficiales acude entonces á felicitarlo y un Jefe retirado de la Armada dirige la palabra al público desde el escenario, presentando al autor de la obra y aplaudiendo la hermosa producción). En el tercer acto descuella el parlamento de Roberto, que Aristi declama con todo el fuego y el arte de un gran actor dramático. En esta obra viene á revelar Aristi excepcionales disposiciones para el drama. El saludo á la patria que canta Aristi, cuando llega de la guerra, es sin duda la parte musical más bella  de la obra. 

Al terminar la función vuelven á repetirse las mismas manifestaciones de entusiasmo y el autor es nuevamente obligado á presentarse en la escena unas cuantas veces. Fué, en fin, un triunfo grandioso é indiscutible. La obra se  siguió dando algunos días con el mismo éxito que el primero y el autor ha recibido diariamente sinnúmero de felicitaciones

Una nota muy simpática es sin duda la dada por una numerosa representación del elemento de la galería y anfiteatro, que acudió á felicitar al autor en nombre de todos los concurrentes á aquellas modestas localidades. Al autor le fué  más grata esta felicitación que muchas otras que había recibido, sin dejar de agradecer sinceramente á todas ellas."



****************
Texto y fotos tomadas de la revista "Sucesos, semanario de actualidades" de Valparaíso, febrero 8 de 1912, año X, n° 492.

Saludos
Jonatan Saona

5 comentarios :

Anónimo dijo...

Los chilenos viven una falsa conquista, el que ganó fueron los Ingleses son ellos quienes se llevaron el guano y el salitre (esta ultima principalmente), y los chilenos como siempre se quedaron en la ruina..., esa falsa ganacia que hubiera pasado si los Ingleses no los apoyaran quedarían como cobardes huyendo, tal como lo hacen hoy en dia.

Anónimo dijo...

Muy categórica la afirmación de la ayuda inglesa a Chile. Me referiré a la opinión de Don Juan Carlos Herrera, conocido estudioso peruano sobre el tema, el cual tiene una posición de investigar y tratar de formarse una idea más cercana a la realidad, descartando mitos, lo cual es valorable. Hace algunos años, en un foro de la G del P expresó:

“El Perú perdió la guerra porque perdió sus batallas más importantes.

Esa sería sin duda una respuesta terminante y culminante.

Ahora bien la otra interrogante es, ¿y porque perdió esas batallas?

En el Perú decimos que eso se debió a la falta de preparación de nuestra Fuerza Armada en vista que venía en descomposición desde 1873.

También por la falta de logística, ya que no contábamos con la misma calidad de barcos que los chilenos y los fusiles de combate eran de diferentes marcas y calibres que impedían la continuidad de un combate.

Antes de entrar en guerra, el Perú estaba mal visto internacionalmente por la trata de chinos para sus campos y cultivos. Tanto fue el descrédito peruano que las potencias de la época protestaron por la inhumanidad en cómo se trataban a los asiáticos en sus viajes de navegación al Perú.

Antes de entrar en guerra el Perú estaba en bancarrota, su crédito era nulo en el exterior y su tabla de salvación era el salitre y optó por nacionalizar las salitreras, permitiendo un nuevo rechazo de los grandes inversionistas que protestaron sobre este aspecto. Aun así los extranjeros se llevaban el valioso producto sin dejar ni un centavo en el fisco peruano más que el derecho de exportación sin ninguna regalía para el Perú.

Finalmente, otro aspecto por el cual el Perú no estaba preparado, es que Chile estaba más organizado que el Perú, tenía un ejército profesional, y su armamento no era anticuado como el peruano. Sus buques eran modernos cuyas corazas eran casi impenetrables por el armamento peruano. Y Chile tenía una operatividad en su estrategia mejor que la peruana. Mientras Chile hasta celebró elecciones democráticas, en el Perú los sucesos eran por golpe de Estado, los sucedido entre Prado y Piérola es una muestra, que el Perú estaba en manos de incapaces, y nunca estuvo mi nación en peores momentos como lo sucedido en 1879; un presidente que se fue para conseguir barcos, y otro que aprovecha la huida para asaltar el poder. La clase dirigente del Perú en 1879, fue la peor que pudo habernos tocado, y para ello solo me remito a una carta de Francisco Bolognesi, quien escribió días antes de su inmolación a su esposa frases contundentes contra aquellos que huyeron y otros que asaltaron.

No concuerdo con la tesis de la ayuda de Inglaterra incondicional a favor de Chile. Inglaterra hizo solo su negocio, y no le dijo a Chile que apunte bien y mate más peruanos. La responsabilidad de lo ocurrido entre 1879 y 1884, corresponde únicamente a peruanos, bolivianos y chilenos (disculpen el orden); decir que fuimos marionetas de potencias externas, es como creer que otros países nos manejan a su antojo, lo que no se da en esas latitudes. Chile y Perú pelearon, se desangraron y uno gano y el otro perdió y Perú afrontó su derrota y sigue adelante en el contexto de las naciones, y vive sin que se menoscaben sus derechos. De Bolivia que podemos decir, que solo es lo que su pueblo quiere que sea, lo que su mayoría desea y en lo que hoy se ha convertido, por fiestas me limito a poner un adjetivo a ese país.”

Es bueno eliminar mitos, ya que cuando aflora la verdad, es más doloroso tener que aceptarla, en contra de lo que se ha creído por tantos años.


Anónimo dijo...

Concuerdo con lo que afirma. Culpar a las potencias es un pretexto para no asumir como eran las cosas en esa época. En Perú gobernaban Caudillos militares, los partidos políticos giraban en torno a estos caudillos, campeaban los cuadrillazos los golpes y la lucha de poder se hacía de esa forma. El estanco del salitre no vino más a empeorar las cosas porque favoreció la corrupción donde las decisiones se tomaban con criterio político y de amiguismos de clase en vez de decisiones técnicas o de carácter productivo. Bolivia quiso hacer lo mismo pero para eso debía expropiar las Salitreras que estaban en manos chilenas y metió a Perú en un "casus beli" todo porque aseguraba que Perú iría en su auxilio. Los gobernantes de Bolivia eran caudillos que llegaban al poder por las armas y desacian todo lo q hacia el Gobierno anterior entre estos cualquier tratado o decreto. Le dio el mejor pretexto a Chile para ocupar la zona de las Salitreras. En Chile gobernaba una aristocracia donde los mismos representantes de esos partidos tenían intereses en la zona de conflicto. Cuando Chile ve amenazada la propiedad de las Salitreras invade ante un decreto de remate por el no pago de los mentados impuestos que Chile se niega a pagar por existir un tratado. Bolivia le da a Chile el pretexto que quizás muchos Chilenos buscaban. Y que iban a hacer las Potencias entonces? Lo mismo que hoy hacer su negocio. Pedirían a Chile que protegiera sus inversiones en Bolivia y después cuando Perú decide no declararse neutral, como consecuencia la guerra estalla. Los tenedores extranjeros de los papeles que les dio Perú por el estanco (muchos de ellos impagos) ven en Chile una oportunidad de recuperar algo. Aquí no se puede eximir de responsabilidad a la forma en que se ejercía el gobierno y el poder en los tres países como tampoco perder la perspectiva que las potencias siempre han hecho lo mismo que es cuidar sus negocios.

Anónimo dijo...

muy buenos comentarios, falto decir si, lo heterogeneo de sus tropas, unas, por uno u otro motivo huian casi sin presentar batalla y otras muy fuertes y decididas luchaban con fanatismo, al final la guerra, fue hombre a hombre, y en eso el chileno estuvo mas a la altura, fue mas firme y afronto el desafió de una guerra.

Mariano Cornejo dijo...

Existen opiniones dadas con muy buena intención, pero hay solo una realidad, en Chile sus historiadores han mentido como Barros Arana Jose Vitorino Lastarria etc. Sobre las causas y desarrollo de la guerra del salitre. Pero existe frases que no dejan dudas sobre la verdad de la guerra y sus reales y autenticas causas como veremos a continuación
"El territorio salitrero de Antofagasta y el territorio salitrero de Tarapaca, fueron la causa real y directa de la guerra". Jose Manuel Balmaceda Ministro de Relaciones Exteriores de Chile 1882.
"Era un completo error hablar de dicho conflicto como una guerra entre Chile y Peru, es una guerra de Inglaterra contra el Peru, utilizando a Chile como intrumento, Asumo la responsabilidad de esta afirmacion" James G. Blaine Secretario de Estado de los Estados Unidos 1881.
Ademas quisiera agregar lo escrito por un historiador chileno.
"La verdadera causa es que Chile era pobre solo tenia los bosques del sur y pequeñas minas de cobre a la altura de Rancagua" Castulo Martinez 2009

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...