jueves, 2 de julio de 2015

Parte de Amengual

Parte de Severo Amengual sobre el combate de La Oroya

Guarnición de La Oroya.
Oroya, Julio 6 de 1882,

Señor:
En cumplimiento de la orden de V.S. para que diéramos una sorpresa a los montoneros acantonados como a seis leguas de este punto, determiné, con anuencia de V.S., que el teniente Stephan, tomando el camino de Jauja para atacarlos por la espalda, al mismo tiempo que yo, con 60 infantes, debía atacarlos de frente.

Para el efecto, salió el teniente el 2 del presente con 30 jinetes, saliendo la infantería de Tarma, como V.S. tiene conocimiento, a las 9 A.M. del día 3. Llegamos a la Oroya a las 6 P.M., i como la noche era escesivamente oscura, me fué imposible salir hasta las 12 P.M., momentos en que salió la luna. Llegué a Huari a las 8 de la mañana siguiente, dándole un pequeño descanso a la tropa.

Cuando íbamos a salir en dirección a Casapalca, divisamos en las alturas algunos grupos de individuos que, haciéndonos algunos disparos i lanzándonos galgas, se iban retirando con dirección a ese punto; en el acto envié a dos sarjentos para que, con 20 hombres cada uno, tomasen la altura i los persiguieran, pues no llevaban caballería, El teniente Meyer dirijió la persecución, pero fué imposible darles alcance, en atención a llevarles mucha ventaja i encontrarse en la cumbre. Volvió la tropa a Huari, como a las 2 P.M., hora en que iba a emprender la marcha sobre Casapalca, esperando encontrar al teniente Stephan en el camino.

Al emprender la marcha divisé que por una quebrada venían grupos de jinetes, i mandándolos reconocer, supe que era el teniente Stephan con sus Carabineros, i tuve el sentimiento de ver que la mayor parte de los soldados traían sus caballos de tiro por estar completamente estenuados. El estar la caballería completamente inútil i tener solo 100 tiros por soldado de infantería, creí conveniente dirijirme a la Oroya, donde llegué el 5 al amanecer. Temiendo un nuevo ataque al Oroya, dejé en este punto 60 infantes i 20 jinetes, los primeros con 150 tiros cada uno, i los segundos sin ninguno.

Acompaño a V. S. el parte detallado de la espedicion del teniente Stephan,

Lo que tengo el honor de poner en conocimiento de V. S.
Severo Amengual.

Al señor Jefe de las fuerzas en Tarma.
*****************
Documento publicado en la recopilación de Pascual Ahumada y Moreno, tomo VII

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...