miércoles, 27 de agosto de 2014

Parte de Sánchez

Parte de Aureliano Sánchez sobre el segundo combate de Antofagasta

Comandancia del vapor «Abtao.»
—Al ancla, Antofagasta, Agosto 31 de 1879.

Señor Jeneral en Jefe:
Tengo el honor de poner en conocimiento de V. S. todo lo ocurrido en el buque de mi mando el 28 del presente durante el combate habido contra el monitor peruano Huáscar.

El 28 del corriente, a las 11.45 A. M., se avistó un vapor al S.O., i resultando ser el Huáscar, que se dirijia a toda fuerza de máquina con rumbo a la bahía, me preparé para recibirlo, tocando inmediatamente zafarrancho de combate, i presentándole la batería del costado de estribor.

A la 1.15 P.M., estando el enemigo a 4.000 metros de distancia de mi buque, rompí el fuego contra él, disparándole los tres cañonazos de a 150 con granadas de acero, i continué haciéndole fuego con balas de acero con carga de 30 libras de pólvora. Mientras tanto, se estrechaba la distancia hasta quedar el buque enemigo a 2,800 metros, distancia que mantuvo durante lo mas serio del combate.

El Huáscar empezó a hacerme fuego con los cañones de a 300 con granada común i de segmento, dirijiendo todos sus tiros sobre el casco de mi buque con buena dirección i puntería.

Cuando el enemigo calculó con exactitud la distancia al punto en blanco por la inmovilidad de mi buque, en razón de tener la máquina en reparación, logró hacer penetrar en el casco del Abtao en poco intervalo de tiempo dos granadas de segmento de a 300, causándole grandes averías en la cubierta i muchas bajas entre muertos i heridos, como lo comunicaré mas adelante en esta misma nota.

Una de las granadas penetró sobre el puente del comandante, donde me encontraba, i destrozó el piso, barandas de bronce i escalas, atravesando la chimenea de la máquina de parte a parte, rompiendo la amurada de babor en una estensión de seis metros, quebrando las bitas de fierro donde reventó, haciendo una esplosion que produjo un incendio en la amurada, el que fué estinguido por las bombas, i por fin, hirió a siete individuos i mató a cinco, entre ellos al injeniero 1.° don Juan Mary.

La segunda granada penetró por el lado de estribor del palo mayor, atravesándolo de parte a parte, reventó haciendo esplosión sobre la cubierta del combes a babor, destrozándola como un metro cuadrado e internándose en las carboneras de la máquina las rompió en dos partes.

Sufrieron también averías por los cascos de las granadas el cuvichete de la máquina, puente del comandante, la canoa del comandante, elidieras de las balas i armerillos de los rifles. Esta granada mató a cuatro e hirió a cinco de gravedad, i al teniente 2.° don Carlos Krug levemente.

El número de proyectiles disparados por el buque de mi mando fueron 42 de a 150, entre balas i granadas de acero. Hemos sufrido durante el combate de cuatro horas 22 bajas, de las cuales 9 muertos i 13 heridos.
Doi a continuación los nombres de los muertos i heridos:

MUERTOS.
Injeniero 1.° Juan Mary.
Capitán de alto Pedro Padilla.
Marinero 1.° Antonio Villarreal.
Fogonero 2." Samuel Dársena.
Id. id. Augusto Espinosa.
Carbonero Ricardo Bidones.
Grumete Manuel Hudson.
Id. Pedro N. Coutreras.
Id. Juan de D. Amagada.

HERIDOS GRAVES.
Marinero 1° Francisco Palacios, pierna derecha.
Id. 2.° Fidel Orcellana, cráneo.
Id. 2.° Agustín Baez, una pierna i mano.
Fogonero 2.° Belísario Abarca, en la cabeza.
Grumete Juan de D. Arias, pie derecho,
Soldado José Rojas Silva, brazo derecho.
Id. Manuel Escudero, en la cabeza.

HERIDOS LEVES I CONTUSOS.
Teniente 2.° Carlos Krug.
Velero 2.° Juan Bondron.
Marinero 2.° José Manuel Guajarclo.
Grumete Maximiliano Pérez.
Corneta Manuel Gatica.

No debo omitir de comunicar a V.S. que suspendí el disparo de mis cañones cuando el Huáscar se ocultó de nuestra vista, colocándose entre los buques mercantes, dejándome con mis tres cañones cargados i listos para hacer fuego. El Huáscar gobernó en seguida hacia el Norte i i tiró de pasada dos granadas a las fortificaciones de este lado, retirándose inmediatamente de la bahía con el rumbo S. O. hasta perderse de vista.

Creo de mi deber manifestar a V. S. que el monitor Huáscar debe haber sufrido grandes averías en su casco, i sobre todo muchas bajas en su tripulación por los grandes movimientos i carreras que se veian cuando algunas de las granadas de este buque, Magallanes i fortificaciones de tierra barrían su costado i cubierta. 

Me es satisfactorio recomendar a V. S. la buena conducta, calma, valor i enerjía que observaron los oficiales i tripulación que están bajo mis órdenes en el tiempo que duró el combate en defensa de nuestro pabellón.
Recomendaré a V. S. especialmente a los oficiales siguientes del buque de mi mando:
Teniente 1.° Wenceslao Frías.
Id. 2.° Leoncio Señoret.
Id. 2.° Policarpo Toro.
Id. 2." Carlos Krug.
Guardia-marina José L. Silva L.
Id. Luis Artigas.
Id. Pedro N. Martínez.
Id. Patricio Aguayo.
Id. Fernando Gómez.
Cirujano 1.° Pedro V. O'Ryan.
Contador 2.° Eliodoro F. Davenport.
Injeniero 2.° Pablo Rebolledo.
Id. 2.° Francisco Guzmán.
Id. 3.° Teodosio Mariscal.
Id. 3.° Narciso Silva.
Teniente de la guarnición Pio Guerrero B.
Ayudante de detall Malcolm Mac-Iver.

Concluiré haciendo presente a V. S. que el Injeniero 1.° don Juan Mary falleció al pié del cañón número 2, ofreciéndose voluntariamente a servirlo por no estar la máquina en movimiento.

Este Injeniero contaba mas de 25 años de servicios, i durante el tiempo que sirvió en nuestros buques su conducta fué intachable, siendo muí constante en el trabajo.
Este oficial deja a su familia en un estado lamentable i a una viuda con 16 hijos, la mayor parte pequeños.

Es todo lo que tengo el honor de poner en conocimiento de V. S. sobre el particular, a fin de que se digne conceder su aprobación a los procedimientos de que doi cuenta.

Dios guarde a V. S.
AURELIANO T. SÁNCHEZ.
*****************

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...