sábado, 9 de noviembre de 2013

Arequipa es diferente

Arequipa es diferente

Vivía en el pasaje del Combate Naval, en el barrio de San Lázaro, un hombre viejo, zapatero de oficio, cristiano de obra y de nombres pues se llamaba precisamente Lázaro Flores Mendívil. Era un viejo de aspecto cuasi endeble, sencillo y grave como que no cobraba el servicio de remendarles las botas a los pobres y como que no sonreía fácilmente. De todos era conocido y todos lo querían bien. Y las gentes sabían hacer la distinción necesaria entre don Lázaro y san Lázaro.

Don Lázaro no cerró la puerta de su taller por ser día festivo en la ciudad (15 de agosto) sino que además siguió trabajando; tal resistencia provocó que fuera llevado al cuartel de los chilenos, donde no sólo no disminuyó su serenidad sino que pasmó a los oficiales con otras admirables dotes de impasibilidad y dominio. Llegado el asunto a oídos del propio jefe del ejército, el coronel José Velásquez, ordenó éste que trajeran hasta su presencia a don Lázaro; había apostado antes con otros jefes a que muy fácilmente y de primer intento pondría en "quebranto y ridículo la espectacularidad del zapatero". Con semejante propósito y seguridad invitó a don Lázaro a tomar un café; frente a frente los dos hombres, ofreció el uso de la azúcar el chileno, con sonrisa de triunfo anticipado, a don Lázaro, quien rechazó el honor con suave y modesto ademán; creyendo entonces llegado el momento de su disfrute, extrajo el revolver el coronel Velásquez y comenzó a menearlo en la taza, tras haber vaciado al tanteo una porción del azucarero; sus ojillos felinos desorbitados al ver como don Lázaro, a más de no evidenciar asombro ni cosa parecida, extraía su chaveta fina y reluciente por y con contacto con la zuela y con ella disolvía el dulce, arreado del azucarero suavemente con la propia chaveta, en el negro estimulante.

Cuentan los curiosos que el coronel tuvo necesidad de hacer uso, primero en su vida, de sales tranquilizantes proporcionadas por las monjas de Santa Catalina, después de aquel incidente; pero no es cuento de curiosos sino verdad histórica el deseo de Velásquez de tener una segunda entrevista con don Lázaro y su realización:

- Usted es el único y lo único que me ha impresionado de Arequipa. Dijo Velásquez al artesano.
- Arequipa es impresionante. Respondió don Lázaro.
- Bueno, no lo niego. Quiero decir que lo único que ha llegado a alterarme un poco y ... bueno, su valor, lo reconozco también.
- Excúseme su excelencia.
- No es nada. Pero dígame una cosa. ¿Por qué los de Arequipa han tomado la derrota en forma tan distinta del resto de peruanos?
- Arequipa nunca es derrotada. Dijo con orgullo el anciano.
- Bueno, reconozco que no los he derrotado y aún han tomado actitudes de rebeldía que ni el pueblo de Lima ha osado tomar, pero la guerra está perdida para vosotros.¿No es Arequipa el Perú?
- Arequipa es diferente. Contestó don Lázaro mirando a los ojos de Velásquez con serenidad y orgullo rebelde.

Era el 15 de agosto de 1884 cuando se produjo ese diálogo, aniversario de Arequipa durante la ocupación chilena a la ciudad que jamás fue entregada por sus hijos ni derrotada en suelo materno.

*Publicado por Hernán Núñez en la revista Club Departamental de Arequipa, año 1 N° 1.
**********************
Texto proporcionado por Eduardo Tarazona N.

Saludos
Jonatan Saona

21 comentarios :

Anónimo dijo...

¿Nunca fue entregada Arequipa a los chilenos?¿Se olvidan que Montero, después de muchas amenazas, se arrancó con Canevaro a Bolivia, dejando la ciudad a merced del enemigo?
Si los arequipeños hubieran tenido el valor de este viejito, de pronto hubieran presentado alguna resistencia, para salvar el honor por lo menos.

Anónimo dijo...

donde creen que Cáceres reorganizó su ejército cuando fue derrotado en Lima por la indiferencia de la población como el mismo dice, en Arequipa! donde fue recibido con entusiasmo por el pueblo y formó el ejército que luego tomo Lima derrocando a Iglesias, lo que falto a Montero fue liderazgo en tan dificil momento

Anónimo dijo...

Y si tan valientes son los arequipeños (acaso no repiten eso de "Arequipa revolución"), la gran pregunta es ¿por qué no pelearon como sí se hizo en el resto del país (Tacna, Lima, Junín, etc.) contra los chilenos?

Buena broma esa de que Arequipa nunca fue derrotada en batalla ni entregada por "sus hijos", pues no hubo derrota simplemente porque "sus hijos" se rindieron al enemigo sin pelear, entonces, eso significa que entregaron cobardemente su ciudad a los chilenos.

Jose Antonio dijo...

Con el respeto que se merecen me dirigiré a ustedes, antes de emitir un juicio o una opinión sobre Arequipa o algún ciudadano Arequipeño, sería bueno y recomendable que revise la versión Peruana de la GDP y la versión Chilena. Para que sepa realmente que sucedió en la ciudad de Arequipa durante la GDP y el proceder de los ciudadanos Arequipeños.
Atte.
Jose Antonio Tupac Yupanqui Santos

Raúl Olmedo D. dijo...

He tratado de investigar lo que se sugiere, en relación al proceder de los ciudadanos arequipeños durante la GDP.

Y ocurre que en este mismo Blog GDP 1879 encuentro el trabajo que suscribe la señora Clorinda Matto de Turner (publicado 23.09.2011) en relación al prócer arequipeño José Antonio Morales Alpaca.
Señala en ese texto la autora, en el capítulo V "Corría el año 1879" lo siguiente :

" perdidas las esperanzas de la defensa armada, ocupada militarmente la plaza de Arequipa, después de la poco honrosa capitulación de octubre del 83, el doctor Morales Alpaca....."

Lo que, tratándose de una autora peruana, quizás ahorra otras investigaciones sobre el tema.

Raúl Olmedo D.

Anónimo dijo...

que linda fantasia..pero en verdad nada de eso ocurrió, Arequipa se rindió cobardemente, sin batalla de por medio, casi al nivel de traidores, cobarde ciudad de cobardes ciudadanos, mientras el resto de Perú se desangraba ,esta vergonzosa e indigna ciudad hacia tratos con el enemigo.

Ariel Martinz dijo...

ESTA CLARO, Arequipa no es el Perú, Perú no es Arequipa.
Arequipa es diferente.

AQP dijo...

los tridores fueron
Con la derrota de Salaverry y la definitiva creación de la Confederación PERU BOLIVIA , el general Agustín Gamarra (Cusco) no cejó en su empeño de destruir la Confederación se dirigió a Chile para buscar apoyo y desalojar a las tropas bolivianas del Perú. Gamarra contaba con seguidores como Bujanda, Torrico, Negrón, Frisancho, Frías, Lasarte, Arrisueño; además de lograr por medio de Diego Portales (chile) de reconciliarse con el general Antonio Gutiérrez de la Fuente, quien llevaba tiempo exiliado en Chile y se unió a la causa, al igual que otros peruanos como Ramón Castilla, Manuel Ignacio de Vivanco, Andrés Martínez y Felipe Pardo y Aliaga que gestionó incluso la intervención de Chile en la independencia del Perú respecto de la invasión boliviana de Santa Cruz.

Estos hombres pasarían a formar parte del Ejército Unido Restaurador que organizaba Chile con la misión de restaurar el estado peruano que había sido dividido por Santa Cruz.

Hay que agregar por otra parte que las élites del norte del Perú y de Lima vieron este proyecto con bastante hostilidad al ver que en esta nueva Confederación se imponían los altiplánicos sobre ellos y por qué los tomaban como unos invasores. Es por eso que tomaron un mayor acercamiento con Chile por ese motivo y por ser este también uno de sus más importantes socios económicos.

AQP dijo...

Llegada de las fuerzas restauradoras y firma del Tratado de Paucarpata[editar]
Véase también: Tratado de Paucarpata
Después de organizar la expedición, zarpa el 15 de septiembre de 1837 la que sería la Primera Expedición Restauradora enviada por el gobierno de Chile junto a los peruanos contrarios a la Confederación. La fuerza expedicionaria leva ancla embarcados en 16 transportes y lo convoyaban los buques de guerra Libertad, Aquiles, Monteagudo, Valparaíso, Arequipeño, Orbegoso y Santa Cruz que iban al mando del capitán de fragata Roberto Simpson. La expedición quedó bajo el mando de Manuel Blanco Encalada y estaba compuesta por una fuerza total de 3.20031 hombres entre los cuales figuraba una columna peruana de exiliados compuesta de 40232 hombres al mando del general Antonio Gutiérrez de la Fuente. Las acciones de los restauradores estarían coordinadas con tropas argentinas del general Alejandro Heredia para poner dos frentes al enemigo.


Manuel Blanco Encalada, jefe de la expedición.
La fuerza de expedicionaria al salir de Valparaíso tocó puerto en Iquique el 22 de septiembre, ante la frialdad de la población y de las autoridades, la expedición continua inmediatamente al norte considerando el mando expedicionario el escaso valor estratégico de la permanencia de la expedición en ese puerto, zarpan con destino al puerto de Arica donde arriba el 24 de septiembre. El almirante Blanco esperaba en este puerto la adhesión al bando expedicionario al coronel boliviano López de Quiroz, a la sazón prefecto de la provincia Litoral de Moquegua con sus tropas que ascendían a 900 hombres. López había prometido unirse a él una vez llegada la expedición pero al llegar a territorio peruano no se pudo contactar ni lograr una señal de él.

AQP dijo...

Blanco al llegar a Arica había mandado enviar una fuerza para una acción de guerra sobre el puerto atacameño de Cobija, acción que se verifica el 27 de septiembre con una pequeña escuadra compuesta por el transporte Napoleón y la goleta de guerra Peruviana.

El ejército partió el 15 de septiembre. El 14 había dado la vela para Cobija el transporte Napoleon convoyado por la goleta de guerra Peruviana, llevando un cuadro de reclutas voluntarios (la colunmna del comandante Frijolet) que debian ocupar aquel puerto e iniciar una diversion militar en coordinacion con las tropas argentinas, para lo cual se había prevenido al general Heredia que destaca una columna sobre Atacama.
Campaña del ejército restaurador. El Mercurio de Valparaiso. Enero de 1838.[1]
la toma de Cobija duro 11 días, tiempo que se utilizó para requerir información y abastecerse de algunas vituallas que encontraron en los almacenes, el 8 de octubre se da la orden de zarpe para dirigirse al norte para reunirse al resto de la expedición.

En tanto en Arica ante la frialdad de los escasos pobladores que habían permanecido en la ciudad durante la ocupación expedicionaria, con el engaño manifiesto por parte del prefecto López de Quiroga, el almirante Blanco Encalada da la orden de embarcar y poner proa al puerto de Islay, donde llegan el día 29 de septiembre, las condiciones del puerto eran tan malas que en el intento naufragó el transporte Carmen donde iba la división peruana. No ocurrieron desgracias humanas pero se perdió armamento y una buena cantidad de pertrechos; sólo el 4 de octubre se verifica el desembarco un poco más al norte en el puerto de Quilca, iniciándose de inmediato la marcha para tomar la ciudad de Arequipa.

Las tropas expedicionarias atravesaron el arenal lleno de cuestas que los separa de su objetivo sufriendo algunas irregularidades. Blanco durante la marcha a la ciudad envió parlamentarios hacia Arequipa así como algunas avanzadas militares para vigilar el movimiento del enemigo. Estas avanzadas tuvieron algunos tiroteos con algunas milicias confederadas.33

El 12 de octubre el ejército restaurador ocupó Arequipa (en el Estado Sud-Peruano), pero no encontró la ayuda y adhesión que le habían augurado los agentes peruanos. Mientras los restauradores permanecieron inactivos a la espera de pronunciamientos en su favor las fuerzas confederadas provenientes del norte peruano y de Bolivia al mando del general Santa Cruz lograron reunirse, conformando aproximadamente un ejército de 5.00034 soldados de las tres armas, para luego avanzar hacia la ciudad de Arequipa. Mientras también otra división confederada al mando del general Antonio Vigil proveniente de Lima salió de aquella ciudad por orden de Santa Cruz con el objetivo de ir al sur para cortar las comunicaciones entre la escuadra chilena y el ejército de Blanco.

Los restauradores había cometido el mismo error que el general Felipe Santiago Salaverry el año anterior, quien con su ejército restaurador expedicionó también a Arequipa donde tras ser rechazado por la población fue derrotado en la Batalla de Socabaya por el ejército unido de Santa Cruz. A esto agregarle la inactividad de Blanco Encalada por hacer algo para cambiar la situación llevaría al pronto desastre de la campaña. Por otra parte, el ejército expedicionario en su camino a Arequipa y en su estancia en ella había sufrido varios problemas por el cansancio y las enfermedades que se produjeron y debilitaron el ejército dejando sin posibilidad de enfrentar con exitó al ejército confederado de Santa Cruz.

AQP dijo...

Mientras esto sucedía en tierra, en el mar algunos buques de la armada chilena empezaron a bloquear puertos peruanos. La goleta Peruviana al mando del teniente primero Tomás Ruedas luego de regresar de su misión en Cobija y al no encontrar al resto de la escuadra en Islay zarpó al norte del Perú con la misión de hostigar sus puertos, interferir el comercio por ellos y capturar los mercantes que encontrara a su paso. En estas andanzas arribó al puerto de Santa el 26 de octubre, creyendo que el puerto estaba desguarnecido mando una lancha tripulada por 15 hombres para hacerse de agua dulce sin embargo el capitán del puerto Juan Seguín reunió y armó a un grupo de milicianos con los cuales atacó a los marinos chilenos venciéndolos después de un reñido tiroteo.35 La goleta se retiró del puerto hacia otra dirección.

Al llegar a la ciudad el ejército confederado maniobró hasta ocupar posiciones favorables en el alto de Paucarpata que Santa Cruz calificó como el balcón de Arequipa.36 Inmediatamente ordenó a las tropas que se movilizaran para un posible combate ante el posicionamiento de los restauradores pero al no realizarse combate alguno, Santa Cruz hizo que pasase rancho a las tropas y se establecieran partidas de vigilancia en diversos puntos, luego Santa Cruz envió una nota a Blanco Encalada proponiéndole el inicio de conversaciones de paz lo que este aceptó.

Ante esta nueva situación y luego de dos negociaciaciones donde Blanco Encalada pidió garantías para sus tropas y para Chile celebraron el 17 de noviembre el Tratado de Paucarpata por parte de la República de Chile: Blanco Encalada y Antonio José de Irisarri y por parte de la Confederación Perú-Boliviana: Anselmo Quiroz y el chileno Ramón Herrera quien era presidente del Estado Sud-Peruano. El tratado establecía la devolución de los barcos apresados por Chile, el restablecimiento de las relaciones comerciales, la retirada de los ejércitos restauradores con todos sus implementos y el reconocimiento de la deuda reclamada por el gobierno chileno por el apoyo brindado a la Independencia del Perú. El cumplimiento del Tratado fue puesto bajo la garantía del Gobierno de Inglaterra.37

AQP dijo...

El 18 de noviembre empezaron a desfilar los cuerpos del ejército sobre Quilca (Arequipa), con escepcion del Portales i del Valdivia, que presenciaron el 19 la entrada triunfal de Santa Cruz en Arequipa i le rindieron honores militares. El cuerpo del ejército chileno que llevaba el nombre de la ilustre víctima del Baron (se refiere al batallon Portales) haciendo honores a Santa Cruz!... Faltaba este nuevo vilipendio para completar sin duda la serie de desaciertos que por resultado de la última campaña, han dado, en lugar de la independencia de dos naciones americanas i de la libertad de dos pueblos hermanos, el tratado de Paucarpata, transaccion tan precaria como indigna de las altas razones politicas i de los justos motivos en que Chile apoya la guerra que ha declarado el tirano del Perú i de Bolivia.
Campaña del ejército restaurador. El Mercurio de Valparaiso. Enero de 1838.[2]
En los días siguientes el ejército chileno se dirigió a la caleta de Quilca de donde se reembarcó para su patria, quedaron en la ciudad, junto al coronel Antonio Irrisari, aproximadamente cien oficiales y soldados enfermos.

El acuerdo de Paucarpata estipulaba que los barcos de guerra confederados apresados antes de la guerra por orden de Diego Portales: la barca Santa Cruz, el bergatín Arequipeño y la goleta Peruviana debían ser devueltos pero esto no se concretó. La goleta Peruviana al arribar a Pisco el 22 de diciembre se le impuso la firma del Tratado de Paucarpata. Apremiado por el gobernador de Pisco, al no entregarle más víveres que los necesarios para llegar a El Callao, recaló en ese puerto, donde se le exigió la entrega de la nave. Como el Comandante de la Peruviana, Tomás Ruedas no había recibido instrucción alguna del Gobierno de Chile, trató de zarpar inmediatamente después de una reunión con el Ministro de Guerra, pero la falta de viento lo impidió, siendo capturado junto a su tripulación luego de un combate en su cubierta.38 39

En diciembre, cuando Blanco Encalada legó a Valparaíso, los términos del acuerdo no sólo no convencieron sino que fueron ampliamente rechazados por gobierno chileno y a la opinión pública en general que ahora estaban totalmente a favor de la guerra. Tanto Blanco Encalada como Antonio José de Irisarri fueron acusados y juzgados como responsables de este fracaso, aunque finalmente fueron absueltos.

Se han hecho severas críticas por no haberse derrotado en esta oportunidad al ejército expedicionario que era numéricamente y materialmente inferior, al que se le dejó partir con sus elementos bélicos pudiéndose haber conseguido una victoria decisiva contra los opositores del proyecto confederado. Se cree que debido al americanismo imperante entre los personajes representantes de ambos ejércitos se llegó al acuerdo mutuo de paz.

A pesar del desafortunado final de las fuerzas expedicionarias, al año siguiente se prepararía una segunda expedición que volvería al Perú para destruir la confederación.

AQP dijo...

Fecha 1836-1839
Lugar América del Sur
Resultado Victoria del Ejército Unido Restaurador.
Consecuencias
Disolución de la Confederación Perú-Boliviana tras la nueva Constitución Política del Perú donde el general Agustín Gamarra es nombrado Presidente provisional del Perú.
El Perú pagó a Chile la deuda contraída por el servicio prestado por el ejército chileno en la campaña restauradora y la independencia. 1
El Ejército de Chile estaría acantonado en el Perú para evitar alzamientos contra el nuevo gobierno hasta octubre de 1839.2

AQP dijo...

Pues ya lo había leido hace unos meses el artículo de La República que titula Arequipa y la leyenda “negra” durante la guerra con Chile pero me he reventado de cólera y se me ha llenado el buche de rabia por los comentarios ignorantes hablando de lo cobardes que fuimos los arequipeños con lo de la guerra con Chile pùes cuanta ignorancia con esto, es insoportable leerlos y peor aún quedarme en silencio y no dejar por escrito que esto no es mas que una blasfemia y un insulto a todos los ilustres arequipeños que cayeron defendiendo este putrido y miserable país llamado PERU, que acaso no saben que miles de arequipeños murieron en Arica y en Tacna, acaso nosotros fuimnos cobardes y nos quedamos sentados a esperar a que los chilenos llegaran a nuestra tierra para recién alsarnos en armas por este Peru que lo único que hace es ignorarnos y sangrarnos, voy a copiar los nombres de los batallones de arequipeños que cayeron en Tacna y Arica para que quede registrado que estos peruanos desagradecidos vean como los más ilustres hijos de la tierra del Misti cayeron ante las fuerzas chilenas defendiendo a PERU como ese país nunca lo hizo:

Batallón Libres de Arequipa Nº 9
Batallón Chiguata Nº 14
Batallón Pocsi Nº 15
Batallón Comercio
Columna de Abogados Nº 1
Columna Inmortales de Salaverry Nº 13
Columna de Honor Universitaria
Columna Artesanos
Columna de Panaderos y Molineros Nº 12
Columna de Empleados (–>Columna de Honor y de la Guardia de S. E.)
Escuadrón Paucarpata
Escuadrón Socabaya
Escuadrón Uchumayo
Escuadrón (o Regimiento) Sachaca
Escuadrón Palomar
Escuadrón Sabandía
Escuadrón Tiabaya
Escuadrón Characato
Escuadrón Vítor
Escuadrón Yura
Unidades de Guardia Civil/Gendarmería/Celadores (Policía):
Batallón Guardias de Arequipa
Compañía de Guardia Civil
Columna A de Guardia Civil
Columnas de Celadores (2 columnas)
Escuadrón de Gendarmes a Caballo de Arequipa
Unidad del Concejo Municipal Provincial de Arequipa:
Columna Municipal de Vigilancia
Unidades de Guardia Urbana (colonias extranjeras en Arequipa):
Columna Española
Columna Italiana
Columna Alemana
Columna Franco-Suiza

Cuantos de nosotros los arequipeños actuales no somos desendientes de algunos de los que formaban estos batallones, cuantos hijos ilustres de la tierra del eterno cielo azul no cayeron por defender a este Peru que les insulta de forma tal, cuanto rabia tengo en el alma por estos desgraciados que niegan la verdad, que niegan la sangre de mis ancentros derramada en Tacna y Arica, que infámia es la que que han acometido contra AREQUIPA y que buenos somos nosotros los arequipeños que no hacemos de una vez y para siempre un referendum y nos largamos de este puto PERU.

Que vivan los herores que murieron en Tacana y Arica por un país ingrato, que vivan los arequipeños, que viva AREQUIPA,

AQP dijo...

Pues ya lo había leido hace unos meses el artículo de La República que titula Arequipa y la leyenda “negra” durante la guerra con Chile pero me he reventado de cólera y se me ha llenado el buche de rabia por los comentarios ignorantes hablando de lo cobardes que fuimos los arequipeños con lo de la guerra con Chile pùes cuanta ignorancia con esto, es insoportable leerlos y peor aún quedarme en silencio y no dejar por escrito que esto no es mas que una blasfemia y un insulto a todos los ilustres arequipeños que cayeron defendiendo este putrido y miserable país llamado PERU, que acaso no saben que miles de arequipeños murieron en Arica y en Tacna, acaso nosotros fuimnos cobardes y nos quedamos sentados a esperar a que los chilenos llegaran a nuestra tierra para recién alsarnos en armas por este Peru que lo único que hace es ignorarnos y sangrarnos, voy a copiar los nombres de los batallones de arequipeños que cayeron en Tacna y Arica para que quede registrado que estos peruanos desagradecidos vean como los más ilustres hijos de la tierra del Misti cayeron ante las fuerzas chilenas defendiendo a PERU como ese país nunca lo hizo:

Batallón Libres de Arequipa Nº 9
Batallón Chiguata Nº 14
Batallón Pocsi Nº 15
Batallón Comercio
Columna de Abogados Nº 1
Columna Inmortales de Salaverry Nº 13
Columna de Honor Universitaria
Columna Artesanos
Columna de Panaderos y Molineros Nº 12
Columna de Empleados (–>Columna de Honor y de la Guardia de S. E.)
Escuadrón Paucarpata
Escuadrón Socabaya
Escuadrón Uchumayo
Escuadrón (o Regimiento) Sachaca
Escuadrón Palomar
Escuadrón Sabandía
Escuadrón Tiabaya
Escuadrón Characato
Escuadrón Vítor
Escuadrón Yura
Unidades de Guardia Civil/Gendarmería/Celadores (Policía):
Batallón Guardias de Arequipa
Compañía de Guardia Civil
Columna A de Guardia Civil
Columnas de Celadores (2 columnas)
Escuadrón de Gendarmes a Caballo de Arequipa
Unidad del Concejo Municipal Provincial de Arequipa:
Columna Municipal de Vigilancia
Unidades de Guardia Urbana (colonias extranjeras en Arequipa):
Columna Española
Columna Italiana
Columna Alemana
Columna Franco-Suiza

Cuantos de nosotros los arequipeños actuales no somos desendientes de algunos de los que formaban estos batallones, cuantos hijos ilustres de la tierra del eterno cielo azul no cayeron por defender a este Peru que les insulta de forma tal, cuanto rabia tengo en el alma por estos desgraciados que niegan la verdad, que niegan la sangre de mis ancentros derramada en Tacna y Arica, que infámia es la que que han acometido contra AREQUIPA y que buenos somos nosotros los arequipeños que no hacemos de una vez y para siempre un referendum y nos largamos de este puto PERU.

Que vivan los herores que murieron en Tacana y Arica por un país ingrato, que vivan los arequipeños, que viva AREQUIPA,

AQP dijo...

Fecha 1836-1839
Lugar América del Sur
Resultado Victoria del Ejército Unido Restaurador.
Consecuencias
Disolución de la Confederación Perú-Boliviana tras la nueva Constitución Política del Perú donde el general Agustín Gamarra es nombrado Presidente provisional del Perú.
El Perú pagó a Chile la deuda contraída por el servicio prestado por el ejército chileno en la campaña restauradora y la independencia. 1
El Ejército de Chile estaría acantonado en el Perú para evitar alzamientos contra el nuevo gobierno hasta octubre de 1839.2

AQP dijo...

El 18 de noviembre empezaron a desfilar los cuerpos del ejército sobre Quilca (Arequipa), con escepcion del Portales i del Valdivia, que presenciaron el 19 la entrada triunfal de Santa Cruz en Arequipa i le rindieron honores militares. El cuerpo del ejército chileno que llevaba el nombre de la ilustre víctima del Baron (se refiere al batallon Portales) haciendo honores a Santa Cruz!... Faltaba este nuevo vilipendio para completar sin duda la serie de desaciertos que por resultado de la última campaña, han dado, en lugar de la independencia de dos naciones americanas i de la libertad de dos pueblos hermanos, el tratado de Paucarpata, transaccion tan precaria como indigna de las altas razones politicas i de los justos motivos en que Chile apoya la guerra que ha declarado el tirano del Perú i de Bolivia.
Campaña del ejército restaurador. El Mercurio de Valparaiso. Enero de 1838.[2]
En los días siguientes el ejército chileno se dirigió a la caleta de Quilca de donde se reembarcó para su patria, quedaron en la ciudad, junto al coronel Antonio Irrisari, aproximadamente cien oficiales y soldados enfermos.

El acuerdo de Paucarpata estipulaba que los barcos de guerra confederados apresados antes de la guerra por orden de Diego Portales: la barca Santa Cruz, el bergatín Arequipeño y la goleta Peruviana debían ser devueltos pero esto no se concretó. La goleta Peruviana al arribar a Pisco el 22 de diciembre se le impuso la firma del Tratado de Paucarpata. Apremiado por el gobernador de Pisco, al no entregarle más víveres que los necesarios para llegar a El Callao, recaló en ese puerto, donde se le exigió la entrega de la nave. Como el Comandante de la Peruviana, Tomás Ruedas no había recibido instrucción alguna del Gobierno de Chile, trató de zarpar inmediatamente después de una reunión con el Ministro de Guerra, pero la falta de viento lo impidió, siendo capturado junto a su tripulación luego de un combate en su cubierta.38 39

En diciembre, cuando Blanco Encalada legó a Valparaíso, los términos del acuerdo no sólo no convencieron sino que fueron ampliamente rechazados por gobierno chileno y a la opinión pública en general que ahora estaban totalmente a favor de la guerra. Tanto Blanco Encalada como Antonio José de Irisarri fueron acusados y juzgados como responsables de este fracaso, aunque finalmente fueron absueltos.

Se han hecho severas críticas por no haberse derrotado en esta oportunidad al ejército expedicionario que era numéricamente y materialmente inferior, al que se le dejó partir con sus elementos bélicos pudiéndose haber conseguido una victoria decisiva contra los opositores del proyecto confederado. Se cree que debido al americanismo imperante entre los personajes representantes de ambos ejércitos se llegó al acuerdo mutuo de paz.

A pesar del desafortunado final de las fuerzas expedicionarias, al año siguiente se prepararía una segunda expedición que volvería al Perú para destruir la confederación.

AQP dijo...

Llegada de las fuerzas restauradoras y firma del Tratado de Paucarpata[editar]
Véase también: Tratado de Paucarpata
Después de organizar la expedición, zarpa el 15 de septiembre de 1837 la que sería la Primera Expedición Restauradora enviada por el gobierno de Chile junto a los peruanos contrarios a la Confederación. La fuerza expedicionaria leva ancla embarcados en 16 transportes y lo convoyaban los buques de guerra Libertad, Aquiles, Monteagudo, Valparaíso, Arequipeño, Orbegoso y Santa Cruz que iban al mando del capitán de fragata Roberto Simpson. La expedición quedó bajo el mando de Manuel Blanco Encalada y estaba compuesta por una fuerza total de 3.20031 hombres entre los cuales figuraba una columna peruana de exiliados compuesta de 40232 hombres al mando del general Antonio Gutiérrez de la Fuente. Las acciones de los restauradores estarían coordinadas con tropas argentinas del general Alejandro Heredia para poner dos frentes al enemigo.


Manuel Blanco Encalada, jefe de la expedición.
La fuerza de expedicionaria al salir de Valparaíso tocó puerto en Iquique el 22 de septiembre, ante la frialdad de la población y de las autoridades, la expedición continua inmediatamente al norte considerando el mando expedicionario el escaso valor estratégico de la permanencia de la expedición en ese puerto, zarpan con destino al puerto de Arica donde arriba el 24 de septiembre. El almirante Blanco esperaba en este puerto la adhesión al bando expedicionario al coronel boliviano López de Quiroz, a la sazón prefecto de la provincia Litoral de Moquegua con sus tropas que ascendían a 900 hombres. López había prometido unirse a él una vez llegada la expedición pero al llegar a territorio peruano no se pudo contactar ni lograr una señal de él.

AQP dijo...

los tridores fueron
Con la derrota de Salaverry y la definitiva creación de la Confederación PERU BOLIVIA , el general Agustín Gamarra (Cusco) no cejó en su empeño de destruir la Confederación se dirigió a Chile para buscar apoyo y desalojar a las tropas bolivianas del Perú. Gamarra contaba con seguidores como Bujanda, Torrico, Negrón, Frisancho, Frías, Lasarte, Arrisueño; además de lograr por medio de Diego Portales (chile) de reconciliarse con el general Antonio Gutiérrez de la Fuente, quien llevaba tiempo exiliado en Chile y se unió a la causa, al igual que otros peruanos como Ramón Castilla, Manuel Ignacio de Vivanco, Andrés Martínez y Felipe Pardo y Aliaga que gestionó incluso la intervención de Chile en la independencia del Perú respecto de la invasión boliviana de Santa Cruz.

Estos hombres pasarían a formar parte del Ejército Unido Restaurador que organizaba Chile con la misión de restaurar el estado peruano que había sido dividido por Santa Cruz.

Hay que agregar por otra parte que las élites del norte del Perú y de Lima vieron este proyecto con bastante hostilidad al ver que en esta nueva Confederación se imponían los altiplánicos sobre ellos y por qué los tomaban como unos invasores. Es por eso que tomaron un mayor acercamiento con Chile por ese motivo y por ser este también uno de sus más importantes socios económicos.

Miguel Huerta dijo...

"AREQUIPEÑO , AREQUIPEÑO, QUE EN LAS FALDAS DEL MISTE NACISTE
EN LA GUERRA CON CHILE......
¿DÓNDE TE METISTE?????

Anónimo dijo...

GRACIAS AREQUIPA!!
POR SUS SERVICIOS A CHILE :)

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...