sábado, 9 de marzo de 2013

Carlos Wood


Esta anécdota según el libro Bala en boca, de Enrique Bunster. ocurrió el 17 de enero de 1881, mientras las tropas chilenas desfilaban preparándose para ocupar Lima

"Centenares de curiosos habían entrado por las bocacalles y se acercaban cautelosamente, después de cerciorarse de que no había peligro. Luego se llevaron un buen susto: una zamba borracha gritó a toda boca:
-¡Viva el Perú! ¡Mueran los chilenos!

Siguióse un pequeño tumulto entre los mirones. Los que no sabían si aquello era una señal, echaron a correr; otros daban excusas a los oficiales, hablando en aquel lenguaje no escuchado todavía por los nuestros:
-¡Excusen ustedes, señores! ¡Está mareadita!

Y viendo que nadie mataba a la negra, empezaron a elogiar su intrepidez.
-¡Mire usted que tal laya de morena, hombre!
-¡Qué disforzada!
-¡Caray la zamba!

El desfile continuó sin más contratiempos. A la cabeza iba el general Saavedra con su estado mayor; seguían tres baterías de campaña, la de tordillos de J. M. Ortúzar; la de mulatos de Guillermo Nieto, que le heredó del capitán Flores, y otra de caballos blancos, al mando de Santiago Frías. Después Buin, Zapadores, Bulnes, Carabineros de Yungay y Cazadores, cerrando la retaguardia.

La banda del regimiento N.º 1 de Artillería, no pudiendo tocar francamente la Canción Nacional, ejecutaba la marcha Adiós a los oficiales, composición del sargento director, y como era sobre temas de aquélla y de la Canción de Yungay, ya saltaban por aquí, ya por allá, las notas de la una y de la otra, sin lugar a reclamo; porque cuando el general volvía la cabeza, ya la banda iba tocando cosa muy distinta.

Carlos Wood, al frente de las baterías, llamaba mucho la atención de los curiosos. Sus patillas, rubias como sus galones, provocaban miradas de reojo, casi insultantes. Para todos era un mercenario.

Por fin, uno le gritó, no pudiendo contenerse:
-¡Alemán!
-¡Tu madre! -le respondió el comandante, por lo bajo; pero en tan buen español, que no le dejó lugar a dudas.

Las casas estaban cerradas; pero puede asegurarse que por cada rendija echaba llamas un brillante negro.
El general se detuvo en la plaza de Lima y las tropas desfilaron en su presencia, tomando enseguida el camino de sus cuarteles."

*************
Saludos
Jonatan Saona

4 comentarios :

Luis Diaz dijo...

No cabe duda que esa versión contiene la intención racista que hizo del complejo chileno su sentido de "superioridad" estas "anécdotas" no deben alentar a chilenos de hoy su nacionalismo barato No se presten a la propaganda. Hay si muchos hechos donde ingleses e Inglaterra prestaron su ayuda extraordinaria. Un oficial alemán dirigió las baterías Krupp

Lobo Solitario dijo...

http://www.archivonacional.cl/616/w3-article-8084.html

Carlos Labarca dijo...

Luis La ignorancia es peor que el fanatismo. Mi tatarabuelo nació en Valpo y su madre era Chilena y su padre Inglés anarquista y republicano. Y se incluyo en las filas militares desde su juventud y mucho antes de la guerra. Eso por ser de familia militar y no mercenario. Ya que su padre fué procer de ka ondepwndencia y restauración peruana combatiendo en Yungai con Blanco Encalada, San Martin y Bulnes

Anónimo dijo...

Por lo demas, la ignorancia del Sr. Diaz no le hace comprender que la nacionalidad Chile esta hecha de el aporte de muchos inmigrantes que se han mezclado con la sociedad criolla e indigena de Chile. Chile es un pais que se formo con esa contribucicón de muchas Nacionalidades de inmigrantes , y eso ocurre hasta el día de hoy.

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...