jueves, 28 de febrero de 2013

Cartas de ODonovan


Dos cartas escritas por el Teniente coronel Ricardo O’Donovan Córdova dirigidas a su hermano Enrique:

“Tacna, Marzo 4 de 1880

Ricardo O'Donovan Córdova,
Teniente coronel, jefe E.M.G. 7ma. Div.

S. D. E. O’Donovan
Trujillo

Querido hermano:
En la otra que te escribo no te digo la verdadera situación de las cosas para que no se alarme y sufra mi mamá.
Estamos preparándonos para marchar, puede ser que pronto ó demoremos si el enemigo nos da tiempo. Las condiciones de nuestro ejército no me satisfacen y no entro en pormenores por no pasar por el sentimiento de ocuparme de asuntos que entristecen; toma la idea en conjunto y después de la campaña se deslindarán las responsabilidades que yo las califico hasta de criminales; por otra parte tengo fe en que el acto de la batalla pocos o muchos de los peruanos cumpliremos nuestro deber y llegaremos hasta el último sacrificio que es lo que más puede hacer este ejército del Sur en bien de la patria.

Lo que es yo tengo la seguridad de no sobrevivir a la batalla que demos, mi posición, mi crédito y mi deseo de vencer al enemigo me determinan a buscar el puesto del, peligro y donde más útil pueda ser en el combate.

En previsión del porvenir te indico que al salir de aquí dejaré en poder del Sor. D. Carlos Basadre, Gerente del Banco y muy amigo mío, mi equipaje, la sortija de brillantes y el reloj con su cadena. Entre los papeles dejaré mis determinaciones sobre lo poco que tengo y algo sobre mis juicios respecto a la guerra actual y la responsabilidad de los hombres de Estado que por su ineptitud han contribuido a la deplorable condición en que se encuentra nuestra patria.

En fin hermano, si me toca la suerte de morir en el campo de batalla, trata tú de conservarte para consuelo de nuestra madre y hermanas, lo que tengo en algo contribuirá a aliviar sus situación aunque modestamente.

Consérvate bien lo desea tu hermano.
R. O’Donovan.

“Tacna, Marzo 18 de 1880.
S. D. E. O’Donovan
Trujillo

Querido hermano:
Después que te escribí ayer siguió la ansiedad por el combate de Arica y con la convicción de que la corbeta “Unión” sería perdida. Villavicencio consultó qué haría cuando le rompieron parte del caldero y el andar de la corbeta rebajaba a 10 millas. Montero le autorizó para que no saliera y hasta que varara el buque si fuese necesario y cual no habrá sido el gusto de todos al ver que compuesta la avería emprende su salida y escapa a los enemigos como un águila; la persiguió el “Cochrane”; tuvo que abandonar la empresa regresando al puerto avergonzado. Se dice que el “Amazonas” sigue a la “Unión”.

Villavicencio es pues el hombre llamado a ejecutar estas empresas. Inteligencia, valor y fortuna; yo lo saludé en la orden de la plaza como veras en el santo que di para el servicio del Ejército.

Nuestra situación no ha cambiado de ayer a hoy.

Por la inexactitud de las noticias que se reciben de Moquegua no hay seguridad en lo que se sabe de allá; parece que no es exacto que los chilenos hayan llagado a la población y se dice que en un pequeño encuentro hay unos heridos de nuestra parte y muerto un oficial chileno.

Esta va por el mismo buque que el anterior.

Saluda a todos y deseándoles completa felicidad queda tu attmo. hermano.
 Ricardo.”.
********************
Foto de la colección del Museo Combatientes del Morro de Arica, en Lima

Saludos
Jonatan Saona

2 comentarios :

Anónimo dijo...

hasta ahora nada cambia, la ineptitud de los gobernantes sobre la ignorancia de nuestra poblacion nos haran perder mas batallas

Anónimo dijo...

Se repite la historia
La corrupción de Echenique (bonos de la independencia y contrato Dreifus) y la variopinta de aquella oligarquía ayayera fueron los responsables del desastre del Perú en aquel siglo.
Hoy, la traición de Morales Bermúdez, Fernando Belaunde y Ollanta al reconocer bonos agrarios de supuestos dueños (hacendados) hoy en manos de banqueros, no hacen sino repetir la historia, por tanto son ellos los responsables de alargar el desastre del Perú en este nuevo siglo, y tal como sucedió en aquel siglo pasado, nos demuestra que tenemos gobernantes cobardes que solo sirven para agacharse y arrodillarse ante los grandes capitalistas (mafiosos) no tienen cojones para hacer patria.
Ojo esta maniobra cubierto de un manto de legicidio compromete el futuras de las nuevas generaciones.
La factura del desastre, por supuesto lo pagaremos todos los peruanos, ellos (culpables) como es su estilo, se fugaran del país.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...