viernes, 29 de junio de 2012

Carta Leoncio Prado

Sobre la muerte de Prado, hay dos versiones, una versión de origen chileno, en la que se relata que Prado ordenó al pelotón chileno su propio fusilamiento, luego de beber una taza de café (versión divulgada por Ricardo Palma en sus Tradiciones Peruanas), y la otra versión difundida por Abelardo Gamarra, en su libro sobre la batalla de Huamachuco, en la que indica que Leoncio Prado fue asesinado sin miramientos con un disparo en la mejilla a boca de jarro.

Para dar mayor credibilidad a la versión chilena, incluso se ha difundido el texto de una carta de despedida, supuestamente escrita por Leoncio Prado a su padre, el ex-presidente Mariano Ignacio Prado.

Esta carta dice lo siguiente

miércoles, 27 de junio de 2012

Petit Thouars sobre Lima

Ministerio de Marina y de las Colonias
(25/01/1880)
El Comandante en Jefe de la División Naval del Pacífico al Ministro de Marina

A bordo de La Victorieuse
Callao 25 de diciembre de 1879

Señor Ministro:

En el momento en que correo del 18 de este mes zarpaba del Callao, se difundió el rumor de que el presidente Prado se había embarcado en el último instante y que había partido hacia Europa.

No obstante lo increíble que fuera este hecho, fue verdad, y de esta manera Prado se marchó del Perú, dejando atrás a su mujer, a sus seis hijos, a la proclamación que encontrará en los documentos adjuntos, y a su país en un estado de desorden indescriptible.

lunes, 11 de junio de 2012

espada arrebatada

De cómo la espada de un jefe chileno le fue arrebatada por un teniente peruano y cómo llegó al Museo de Sitio “Andrés Avelino Cáceres”


Por: Lope Yupanqui Callegari (*)

La única hija del Héroe, que guardó celosamente el trofeo de guerra fue jaujina y el último curador de la espada fundó el Club Jauja y fue el primer Presidente de su Junta Económica.

La Guerra de 1879 es un hecho que no podrá ser borrado de la memoria, por más que eso quisieran algunos antipatriotas, porque esa conflagración no provocada por el Perú dejó fracturas muy grandes, y cuando llegó a su fin con la firma de un tratado impuesto por las armas, Chile no lo cumplió e impidió por la fuerza que el plebiscito que el Tratado de Ancón ordenaba realizar dentro de diez años, para que el pueblo decidiera el retorno de las cautivas Tacna y Arica al seno de la patria.

domingo, 10 de junio de 2012

Francisco Ariztia P

Francisco Ariztia Pinto

Nació en Santiago en 1856.

Hijo de don Ricardo Ariztía Urmeneta y de doña Luisa Pinto Garmendia. 
Estudió en el Colegio Inglés de Santiago y luego en el colegio de Valparaíso. Gracias a su habilidad para las matemáticas fue contratado como Contador en La Serena hasta 1875. Ese mismo año ingresó al ejército y en 1879 ascendió a Teniente del Batallón Cívico "Coquimbo".

Participó en la guerra del Pacífico y estuvo presente en el bombardeo de Antofagasta el 26 de mayo de 1879, y  luchó en el combate de Dolores el 19 de noviembre del mismo año.
Ascendido, en abril de 1880, a Capitán del Batallón Cívico "Coquimbo" participó con este grado, en la batalla de Tacna el 26 de mayo de 1880, en donde fue herido.

Telegramas peruanos

Telegramas peruanos sobre Arica

Pisco, Junio 10 de 1880.

Telegramas chilenos


Telegramas chilenos sobre Arica
(Recibido a las 4 P.M.)

miércoles, 6 de junio de 2012

Teodoro Elmore

Sobre los rumores acerca de que si el ingeniero Teodoro Elmore, encargado de las minas para la defensa de Arica, entregó los planos de éstas e información al ejército chileno, luego de haber sido tomado prisionero, el oficial chileno Augusto Orrego, escribió lo siguiente

Publicada en "El Eco" de Tacna, julio 11 de 1880
Reproducida en Santiago y Lima.

"No es ésta la primera vez que el que suscribe ha tenido que defender del amor propio herido y de la vanidad nacional, a individuos que figuran en el ejército enemigo en mayor o menor escala.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...