viernes, 7 de diciembre de 2012

Rufino Carrasco


"A propósito del gral. Rufino Carrasco"  
por  José Franz Medrano.


Según el boceto biográfico incompleto e inédito sobre Rufino Carrasco, perteneciente al párroco de Talina Simeón Torres Carrasco (1898-1985), cuyo padre fue el subteniente Hilario Torres (quién figura erradamente como “Hilarión” y oriundo de Padilla en el Diario de Campaña de Manuel V. Alba). Hilario Torres, batalló hombro a hombro junto a Abaroa en el Puente del Topater en 1879, y luego junto a los aliados en San Francisco en 1880.

 El Gral. Rufino Carrasco, nació en Talina (Sud Chichas) el 10 de julio de 1817, siendo su padre Manuel Carrasco, sargento mayor del Escuadrón Guías; extrañamente de su madre no existe ninguna relación. De acuerdo a la biografía señalada, muy mozo se alistó en el Ejército durante el gobierno del Mariscal Santa Cruz, viendo engendrarse y surgir la Confederación Perú-Boliviana. 

Seguidamente, recibió su bautizo de fuego en Yanacocha y Socabaya en 1836. Igualmente, estuvo en las inmemoriales contiendas de Humahuaca, Iruya, Montenegro y en los gloriosos campos de Ingavi. 

A continuación, conjuntamente a Mariano Melgarejo y sus coraceros, rebasando las sanguinolentas barricadas de marzo de 1865, irrumpió en el palacio de gobierno y vio perecer al tata Belzu en manos de sus correligionarios. Gracias a esta delirante e intrépida acción fue ascendido de capitán a mayor. 

En febrero de 1875, Rufino Carrasco, ya como coronel, fue nombrado Jefe del Estado Mayor de Cochabamba. Poco tiempo después, sería protagonista de la proverbial Batalla de Tambillo.

De su ascenso a general, el cura talineño Simeón Torres Carrasco, no revela absolutamente nada en el boceto biográfico indicado; empero, José Franz Medrano, intentando subsanar este vacío, y descubrió que el Senado Nacional, a proposición del Poder Ejecutivo, mediante Resolución Legislativa de 1 de Noviembre de 1888 sustanciada en Sucre, ascendió a Rufino Carrasco al grado de General de brigada del Ejercito Nacional.

A propósito de ascensos militares anecdóticos, O´Connor D´arlach, en su libro que versa sobre el tarateño Mariano Melgarejo, describió que en cierta ocasión, Rufino Carrasco, junto a otro oficial de los afamados Colorados de Bolivia, se plantó impávido frente al presidente Melgarejo para que éste, con su arma de fuego hiciera puntería sobre su kepí. La admirable imperturbabilidad de Carrasco en este acto suicida fue gratificada por el achispado e ignorante déspota con un ascenso militar.         

Desde el 10 de febrero de 1947, los restos mortales de Rufino Carrasco, que casi se extravían en años anteriores, descansan en el mausoleo destinado a los patriotas orureños en la Capital de Sebastián Pagador.  Paradójicamente, el alcalde de esa ciudad, mediante la Ordenanza Municipal de 5 de febrero de 1947, declaró al Gral. Rufino Carrasco “Hombre Notable de Oruro”, ante la indiferencia de sus coterráneos y la indolencia del Poder Central.
***********************
Resumen de texto y foto tomado del artículo "A propósito del gral. Rufino Carrasco"  de José Franz Medrano.

Saludos
Jonatan Saona

1 comentario :

Anónimo dijo...

Si nació en 1817 tenía 62 años al momento de la guerra, casi los mismos que Francisco Bolognesi, aunque a diferencia de este último que era artillero, Carrasco era de caballería, mucha edad para andar traspasando la cordillera a caballo, 62 años en el siglo XIX era una ancianidad muy avanzada

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...