lunes, 10 de diciembre de 2012

Luis La Puerta

Luis La Puerta de Mendoza

Nació en Cusco el 25 de agosto de 1811. Fue hijo de Ignacio Francisco La Puerta y de Gertrudis de Mendoza y Jara.
Cursó estudios de Humanidades y Matemáticas en el Colegio de San Bernardo, y se inició incluso en Derecho, pero prefirió la carrera militar y el 2 de enero de 1827 se incorporó al Batallón Zepita N° 1 como subteniente.

Durante el gobierno del mariscal José de La Mar participó en la campaña sobre Bolivia de 1828 y en la guerra contra la Gran Colombia, peleando en la batalla del Portete de Tarqui del 27 de febrero de 1829. Y ya bajo las órdenes del presidente Agustín Gamarra, estuvo en la campaña sobre la frontera boliviana en 1831.

Como edecán de Gamarra, acompañó a este caudillo en la organización de la resistencia a la invasión boliviana de 1835, destacando en la batalla de Yanacocha, el 13 de agosto de 1835, siendo por ello ascendido a teniente coronel graduado. Y como edecán del presidente Felipe Santiago Salaverry, participó en las batallas de Uchumayo y Socabaya, donde fue tomado prisionero por los bolivianos.

Confinado en las montañas de Mojos y Chiquitos, en Bolivia, salió desterrado hacia California, pero pudo pasar a Chile, retornando al Perú después de la derrota de Santa Cruz en Yungay, el 20 de enero de 1839. Nuevamente edecán del presidente Gamarra, asumió el comando del batallón Pichincha, el cual formó parte de las fuerzas que invadieron Bolivia y que fueron derrotadas en Ingavi, el 18 de noviembre de 1841.
De nuevo en el Cuzco, organizó la defensa contra la invasión boliviana, y una vez obtenida la paz, apoyó el pronunciamiento del general Francisco de Vidal, a quien coadyuvó en la victoria de Agua Santa sobre las tropas del general Torrico, el 17 de octubre de 1842. Vidal, ya presidente, le confió el despacho de la secretaría presidencial con el título de ministro general, con el respectivo ascenso a coronel.


Desterrado nuevamente luego del establecimiento del Directorio de Vivanco el 7 de abril de 1843, desembarcó en el sur y se plegó al levantamiento de los generales Nieto y Castilla. Al mando de una brigada participó en la batalla de Carmen Alto, el 22 de julio de 1844, que fue la victoria final de los revolucionarios. Nombrado jefe del Batallón Cuzco, fue elegido diputado por la provincia de Chumbivilcas, que ejerció de 1845 a 1851.

En diciembre de 1845 se trasladó a Piura como comisionado para recibir los restos del mariscal La Mar, traídos desde San José de Costa Rica a Lima. Ejerció el cargo de prefecto de Ayacucho (1846-48) y Cuzco. Se desempeñó como vocal de la junta constituida para renovar las ordenanzas del ejército (1849 y 1853), además de ser jefe militar del departamento de Junín, nombrado el 19 de junio de 1850.

Simpatizando con los liberales en contra del gobierno de José Rufino Echenique, secundó la revolución que en Arequipa inició Ramón Castilla e hizo la campaña como jefe de Estado Mayor divisionario. Tuvo a su cargo el comando en el combate de Miraflores, el 2 de enero de 1855, por lo cual fue ascendido a General de Brigada, y participó en la definitiva batalla de La Palma, el 8 de enero de ese mismo año.

Fue ministro de Guerra y Marina en 1855, y al término del septenato castillista fue candidato a la Presidencia de la República, en las elecciones de 1862 donde triunfó Miguel de San Román. Concurrió luego al Combate del Callao del 2 de mayo de 1866 contra la Escuadra Española del Pacífico, y en su condición de Presidente del Consejo de Ministros, se encargó del mando mientras el presidente Mariano Ignacio Prado se hallaba en el sur intentando debelar la revolución estallada en Arequipa en 1867; cuando éste retornó a Lima, el 5 de enero de 1868, dejó el mando en La Puerta, quien asumió solo por unos días, del 5 al 8 de enero de 1868. e hizo preparativos para dejar a la vez el poder al mariscal Antonio Gutiérrez de La Fuente, entonces alcalde de Lima, pero llegó entonces el general Francisco Diez Canseco, uno de los caudillos de la revolución, quien se hizo del poder el 8 de enero, antes de pasarlo a su hermano Pedro Diez Canseco, a quien le correspondía constitucionalmente.

Años después fue elegido primer vicepresidente de la República del segundo gobierno constitucional de Prado, iniciado en 1876. Nuevamente fue encargado del mando tras estallar la Guerra del Pacífico, cuando Prado tuvo que trasladarse al sur para dirigir las operaciones militares, del 17 de mayo al 28 de noviembre de 1879.
Cuando el 18 de diciembre de 1879 Prado viajó al extranjero a fin de comprar armamento, contando con el permiso del Congreso, La Puerta quedó nuevamente encargado del mando, pero a los pocos días fue depuesto por el golpe de estado de Nicolás de Piérola, el 23 de diciembre. Para justificar su deposición se arguyó su avanzada edad que aparentemente lo hacía incapaz para desempeñar una alta función de gobierno en una situación delicada de guerra internacional.

Tras la ocupación de Lima por los chilenos, fue visitado en febrero de 1881 por un grupo de “personas respetables” con el propósito de convencerlo para que reasumiese el poder. La Puerta se negó porque cuando Piérola lo destituyó, nadie había levantado una voz de protesta.
Vivió retirado en su hogar el resto de su vida y falleció en Lima, 21 de octubre de 1896, a la edad de 85 años. Ha dejado unas memorias.


**************
Fotografía gentileza de Jorge Pino
Saludos
Jonatan Saona 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...