sábado, 17 de marzo de 2012

Cartas a Daza


Primera carta del ex cónsul de Chile en Bolivia, Justiniano Sotomayor Guzmán, al presidente de Bolivia Hilarión Daza

"Santiago, Abril 8 de 1879

Señor don Hilarión Daza
La Paz

Apreciado amigo:
Me encuentro aquí desde hace un mes, y Ud. no tendrá necesidad de que le diga porque me he venido.

La ruptura de relaciones entre Bolivia y Chile me ha sido muy dolorosa, porque siempre he sido de opinión que no debiera haber en la América del Sur países que cultivasen más estrechas relaciones de amistad.

El Perú por el contrario, es el peor enemigo de Bolivia, es el que lo agobia bajo el peso de sus trabas aduaneras, el cancerbero de la libertad comercial, industrial y hasta cierto punto política de Bolivia.

Chile ha llevado a Bolivia industrias y capitales. Con ese impulso la minería ha tomado allí un considerable impulso; esa actividad ha tenido que refluir sobre la agricultura y la riqueza del país.

Chile es el único país que puede librar a Bolivia del pesado yugo con que el Perú la oprime.

Chile es también la única nación que, aliada a Bolivia, puede darle lo que le falta para ser una gran nación, es decir, puertos propios y vías expeditas de comunicación.

¿Puede pensar seriamente Bolivia en buscar por Cobija y demás puertos de su litoral una salida para su comercio? Profundo error.

Los únicos puertos naturales de Bolivia son Arica, Ilo y Mollendo, o Islay.

Aliada al Perú y haciendo la guerra a Chile, ¿qué le sucederá a Bolivia si Chile es vencido? Que caerá en manos del Perú, y gemirá como antes bajo el peso de sus gabelas. Y si Chile triunfase ¿qué ganarían los aliados? Bolivia, vencedora o vencida, quedará sin puertos y anulada como nación.

Por el contrario, Bolivia unida a Chile ¿no tendría seguridad de vencer al Perú? ¿No tendría en su mano apoderarse de la puerta de calle de que carece?

Una cosa he notado aquí desde mi llegada. No hay odio alguno contra Bolivia, se han respetado los bienes y personas de los bolivianos; la guerra a Bolivia no ha conmovido al país; salvo alguno que otro movimiento de tropas, parecíamos estar en paz. Pero llegó el momento de declarar la guerra al Perú, y el país se levantó en masa como un solo hombre y todos han conocido que el Perú ha llenado la medida de sus intrigas, ingratitudes y deslealtades y sólo se habla de castigarlo terriblemente.

Al Perú le haremos la guerra a muerte; a Bolivia no podremos odiarla.

¿Por qué andamos tan descaminados haciendo guerras que no nos convienen, y contrayendo alianzas que nos convienen menos aun?
¿Sería aun tiempo deponer las cosas en orden? ¿Por qué no?

Ahora o nunca debe pensar Bolivia en conquistar su rango de nación, su verdadera independencia, que por cierto no está en Antofagasta, sino en Arica.

Después de esta guerra ya sería tarde; Chile vencedor no lo consentiría, a menos de tener a Bolivia de su parte. El Perú vencedor le impondrá la ley a Bolivia su aliada y a Chile su enemigo; y Chile debilitado no podría ayudar a Bolivia, aunque ésta se lo pidiese.

El hombre que dé a Bolivia su independencia del Perú, será más grande que Bolívar y que Sucre, porque aquellos sólo le dieron un simulacro de libertad, y éste se la daría real y verdadera.

¿Estaba reservada a usted tan colosal empresa?

Su afectísimo amigo S. S.
J. Sotomayor"

*****************
Saludos
Jonatan

4 comentarios :

RTorresH dijo...

Jonatan,

Te felicito, excelentes documentos que nos ayudan a comprender mejor el desarrollo de los eventos.

Con la experiencia en el tema que ya has desarrollado sería interesante que coloques tus propios comentarios, conclusiones ... para iniciar el debate.

Rene Torres
Ing Petrolero

Angel A. Rodriguez dijo...

Que claro queda que Sotomayor escribia estas cartas a Daza para proteger sus empresas e intereses en Bolivia, muy interesante las cartas que muestra tambien la clara ambición de invadir territorios peruanos.

Anónimo dijo...

Es increible y no haberse dado cuenta los peruanos de las ambiciones de los chilenos que pretendian unirse con Bolivia y atacer al Perú. Lastima que recien se este conociendo lo que trataron de ocultar las ambiciones de los sureños y que robaron al Perú sus territorios dejando a Bolivia enclavado en los Andes.

Anónimo dijo...

Es interesante, pero a la vez confuso, primero tenemos a un Justiniano que "sugiere" que Bolivia rompa su alianza con Perú y se una a Chile en la guerra que acababa de ser declarada, bueno fuera de eso su petición va mas bien hacia el querer defender sus intereses personales en Bolivia, si el tipo tenia negocios ahí, lo confuso es que si Perú era un objetivo premeditado por Chile ¿Por qué el Ministerio Varas - Santa Maria recién se tuvo que reunir el 19 de abril para formular una cosa similar por vez primera si ya se había hecho una propuesta así por el Sr. Justiniano el 8 y 11 de abril?, eso solo nos dice dos cosas, primero que las cartas de Justiniano no fueron promocionadas por el gobierno sino que eran cartas personales y de su propia iniciativa, en segundo lugar que si Chile -como dice el mito- ya tenia planes sobre Tarapacá desde antes de la guerra NO HUBIERA SIDO NECESARIO ACORDAR TALES PUNTOS en una reunión posterior a la declaración si supuestamente ya estaba pensado, eso nos confirma que respecto a Tarapacá estaba condicionado a la evolución de la guerra.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...