miércoles, 22 de febrero de 2012

Basilio Rojas

Basilio Rojas Velásquez


Nació en Ancud el 14 de junio de 1848. Fueron sus padres el Teniente Coronel de la Guerra de la Independencia Mariano Rojas y Cueto y la señora Melchora Velásquez y Cárcamo, hija del Teniente del ejército español Francisco Javier Velásquez.

El joven Basilio hizo sus primeras letras en Ancud y el 11 de noviembre de 1861 ingresó a la Escuela Naval.

En enero de 1866 fue nombrado Guardiamarina sin examen y a bordo de la goleta "Virgen de Covadonga" junto con el Comandante Luis Alfredo Lynch Zaldívar participa en la Guerra contra España en el Combate Naval de Abtao.


Después de esta acción participa en varias comisiones, que cumplió a bordo de la corbeta peruana "América" en Magallanes, cuando los blindados "Huáscar" e "Independencia" venían de Inglaterra, trabajos hidrográficos en el sur de Chile, viaje de instrucción a Oceanía en la corbeta "O'Higgins" , etc..

En 1879, durante la Guerra del Pacífico, contra Perú y Bolivia, participa en la captura del monitor "Huáscar" en la Batalla Naval de Angamos y en la captura de la cañonera "Pilcomayo". Como Ayudante acompaña a Patricio Lynch Zaldívar en la expedición que hizo éste a los puertos del norte del Perú. También participa en las batallas de Chorrillos y Miraflores, donde la Escuadra apoyó al Ejército con su artillería naval.

Como Capitán de Corbeta, después de la batalla de Miraflores, fue Jefe de la plaza peruana de Pisco y como Capitán de Fragata, al mando de la corbeta "O'Higgins", permanece de estación en El Callao.

Entre 1886 y 1891 fue Comandante de los Arsenales de Marina en Valparaíso, pero fiel a su criterio político no quiso plegarse a la Escuadra en la Guerra Civil de 1891, teniendo que abandonar el servicio.

Fue reincorporado en 1893, nombrándosele Director de la Escuela de Pilotines que funcionaba en Ancud, a bordo de la corbeta "O'Higgins", junto con el cargo anterior fue también nombrado Gobernador Marítimo de Chiloé.

En 1906 fue Comandante en Jefe de la Escuadra e izó su insignia en el crucero "O'Higgins" e integrada, además, por el crucero "Esmeralda" , el crucero "Chacabuco" y los destructores "Capitán O'Brien" y "Capitán Merino Jarpa" , cooperando activamente en la atención de los damnificados del terremoto ocurrido en Valparaíso, ese año 1906.

En 1908 y después de medio siglo de llevar con honra el uniforme naval, solicitó su retiro absoluto del servicio, radicándose en Valparaíso donde falleció el 19 de abril de 1923 a la edad de 75 años.

En su destacada carrera recibió una medalla por el Combate Naval de Abtao; medallas por la primera y segunda campañas de la Guerra del Pacífico; cuatro barras de oro por acciones de guerra; medalla por más de 40 años de servicios; medalla otorgada por el centenario de la Independencia. Fue declarado benemérito de la patria por el Congreso Nacional y S.M. el Emperador del Brasil, don Pedro II le otorgó la Gran Cruz de la Orden de la Rosa y le confirió el título de Comendador.
*********************
Saludos

Jonatan Saona

3 comentarios :

HERNNAN dijo...

Ahora el roto odia al Perú porque teme el porvenir. Siente no haber aniquilado por completo a un pueblo que va resucitando lentamente y re­construyendo sus ruinas, y tiembla al pensar que el Perú generoso pueda empuñar un día la espada de Themis, para vengar la destrucción de sus hogares y el horrendo asesinato de sus mejores hijos.

Raúl Olmedo D. dijo...

Creo que es al revés.
En Chile nadie se preocupa de lo que ocurre en Perú, y por el contrario, en ese país existe prensa especializada en agraviar a Chile. Carreras políticas larguísimas se han hecho en Perú agitando el odio antichileno. Y es una lástima, porque el odio reiterado va dejando huella. He relatado por ahí como, en Tacna, hicieron mierda mi Mazda nuevito, solo por portar patente chilena. Y luego, ese mismo día, la policía me multó en la frontera por no bajarme del auto y escuchar, mano en el pecho, el himno nacional peruano. Cosas del turismo.

Yo asumo la voz del roto, y digo que no odio al peruano. Y que le envidio su estupenda gastronomía.
Lo respeto porque supo apechugar por su país cuando se gatilló una guerra inesperada. Supo morir por su bandera. Mal mandado, pésimamente organizado y con armamento obsoleto. Pero valiente.
Por eso me enorgullezco de la victoria alcanzada sobre Perú por mis ancestros. Si sus combatientes hubieran sido unos gatos mojados, la empresa no habría tenido mérito alguno. Pero no lo fueron. Lucharon bien, con valor, y dejaron miles de hombres en el campo, causándonos en combate leal otros tantos miles de bajas. ¿ Por que habría de odiarlos ?

R. Olmedo

Anónimo dijo...

una cerveza a que no sabían que Basilio Rojas Velásquez era hijo del coronel cusqueño Mariano Rojas y Cueto que formo parte del batallón peruano que participó en la liberación de Chiloé en 1826... claro que ese detalle no esta en su biografía autorizada...

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...