martes, 1 de noviembre de 2011

Parte de Sotomayor sobre Pisagua

Pisagua, noviembre 5 de 1879.

Señor General en Jefe:

El día 2 del mes en curso, cumpliendo con las órdenes de V.S. de proceder al desembarco de la segunda división, compuesta del regimiento Buin 1º de línea, 3ª brigada de Zapadores y batallón Atacama, con el objeto de atacar las tropas bolivianas que defendían las alturas de Pisagua, se envió una lancha a vapor con una comisión compuesta del coronel graduado don Luis Arteaga, teniente coronel de Estado Mayor don Diego Dublé Almeyda y el de igual clase de guardias nacionales, don Justiniano Zubiria, con el objeto de reconocer la playa e informar sobre los lugares apropiados para el desembarco de las fuerzas, operación que se efectuó en los momentos en que nuestra escuadra batia las fortalezas de tierra, habiendo principiado el fuego a las 7 h. 15 m. A.M. A las 9.30 A.M. se dio principio al desembarco de las tropas por medio de la flotilla de botes y lanchas de los buques de guerra y transportes que el capitán de navío graduado don Enrique Simpson había organizado.
El primer cuerpo que tomó la ofensiva desembarcando en Playa Blanca, caleta estrecha con capacidad únicamente para dos embarcaciones y que se había acordado elegir como punto más seguro; fue el Atacama. A dos compañías de este batallón les indicó el que suscribe trataran de dominar las alturas y, si era posible, flanquear al enemigo que desde la playa, colocado detrás de las rocas y de toda clase de obstáculos, hacía un nutrido fuego sobre las embarcaciones que conducían las tropas.

Los del Atacama, con algunas pequeñas pérdidas, rechazaron a los enemigos de la playa que se replegaron poco a poco hacia su segunda línea, situada en la vía férrea. Inmediatamente después hice descender dos compañías de Zapadores al mando del sargento mayor don Manuel Villarroel, jefe que fue herido en una pierna al saltar de la embarcación. Esta tropa tomó tierra más al poniente (caleta Guatas) haciendo el desembarco con el agua a la rodilla. Protegidas entre sí estas cuatro compañías, seguí con el resto de estos batallones hasta completarlos, ordenando a sus comandantes, don Juan Martínez, del Atacama, y don Ricardo Santa Cruz, de Zapadores, organizaran su tropa y trataran de hacer fuego economizando municiones.

Con valor y calma principió la ascensión a la altiplanicie de Pisagua, situada a 2.000 pies de altura sobre el nivel del mar; más como veía que el enemigo aumentaba en número y que los nuestros eran inferiores en fuerzas, teniendo, además, que vencer fuertes posiciones y que los bolivianos del Victoria e Independencia, con un contingente de 1.200 hombres podrían hacernos gran resistencia si no se les atacaba con vigor y constancia, ordené al comandante del Buin, teniente coronel don Luis Ortíz, jefe de la segunda división, protegiese el ataque por nuestra izquierda, a fin de flanquear la derecha del enemigo. Tres compañías de este regimiento, al mando del teniente coronel don José María del Canto, saltaron a tierra, siguiendo más tarde el resto con treinta soldados del 2º de línea al mando del capitán don Emilio Larraín. Estas fuerzas, con un valor a toda prueba dominaron la altura a las 2 h. 30 m. P.M., después de cinco horas de tenaz combate. Los soldados del Atacama y del Buin, fueron los primeros que hicieron flamear la bandera chilena en la más alta cima, poniendo en fuga al enemigo que en los primeros momentos fue mandado por el general peruano Buendía y coronel Granier, comandante en jefe de las fuerzas bolivianas. Ambos jefes abandonaron sus tropas a las 12 y media del día.

Según los partes de los comandantes de los cuerpos que entraron en acción, han resultado los muertos y heridos que a continuación se expresan:

Del Atacama 19 muertos y 52 heridos.
" Buin 13 " 30 "
" Zapadores 24 " 42 "
Total 56 " 124 "

Oficiales muertos del regimiento Buin: el subteniente don Desiderio Iglesias; heridos, subteniente don Belisario Cordovez y don Domingo Arteaga N.

Del Atacama, herido el subteniente don Benigno Barrientos.

De Zapadores, heridos el sargento mayor don Manuel Villarroel, teniente don Enrique del Canto y subteniente don Froilan Guerrero.

Del enemigo han muerto próximamente ciento, y sesenta heridos. Prisioneros: veinte individuos de tropa. También han sido tomados prisioneros el teniente coronel don Manuel Pareja, teniente don Ricardo Ovalle y subteniente don José Escalier Vargas, bolivianos; teniente coronel don Manuel A. Saavedra y los capitanes don Adolfo Espinosa y don Gregorio Palacios, peruanos.

En las pérdidas que hemos experimentado no están considerados los muertos y heridos de los tripulantes de las embarcaciones que conducían las tropas a tierra. V.S. tendrá conocimiento de ellas por el parte que dé a V.S. el jefe de la escuadra.

Los señores comandantes de cuerpos, en pocos días más, pasarán al Estado Mayor las listas de los individuos que tomaron parte en este notable hecho de armas, las que pasaré a manos de V.S.

En nota separada adjunto a V.S. el parte oficial que ha pasado al que suscribe el teniente coronel don Diego Dublé Almeyda, jefe del Estado Mayor de la 1ª División, compuesta de 2.300 hombres que al mando del coronel don Martiniano Urriola, desembarcó en Junín el mismo día 2 e hizo marcha por tierra hasta Pisagua con el fin de tomar la retaguardia del enemigo.

Tomada la plaza hice una ligera visita a la ciudad. En ella existe una maestranza del ferrocarril de Pisagua y Agua Santa, línea que tiene cincuenta millas de extensión. El material existente es de cinco locomotoras y un gran número de carros de carga. Carbón hay el necesario para el servicio de tres meses, habiéndose consumido gran parte de este combustible a causa del incendio que produjeron los fuegos de los buques de la escuadra.

En la estación del ferrocarril y sus dependencias hay gran cantidad de salitre, y un cargamento de 14.000 quintales en la fragata francesa Adolfa de Burdeos, que pertenece al Gobierno peruano y que conceptúo debe ser embargado.

La población está completamente destruida, parte por bombardeos anteriores y el resto por el del día 2.

Al delegado de la Intendencia del ejército se ha ordenado firmar los correspondientes inventarios de lo que se ha hallado en esta población, y al teniente coronel de guardias nacionales don Víctor Pretot Freire, se le ha encargado la organización y arreglo de la línea férrea, que desde el día 3 presta importantes servicios.

Hánse tomado, además, al enemigo:

2 cañones Parrot de a 100, con sus montajes y útiles completos.
174 granadas para id.
223 saquetes para Id.
218 fusiles Chassepot.
70 id. Remington.
17 id. de diversos sistemas.
27.000 tiros a bala.

Me acompañaron en esta operación el capitán de navío graduado don Enrique Simpson y el coronel graduado don Luis Arteaga; los ayudantes de Estado Mayor, teniente coronel graduado don Evaristo Marín, sargento mayor don Fernando Lopetegui, capitanes don Francisco Pérez, don Francisco Villagrán, don Marcial Pinto, el subteniente agregado al Estado Mayor don Alberto Gándara y el teniente coronel ayudante del señor General en Jefe, don Joaquín Cortés.

Muy importantes fueron los servicios prestados en la operación del desembarco por el teniente de marina don Policarpo Toro, que dirigía la lancha a vapor del Cochrane.

Dios guarde a V.S.

E. SOTOMAYOR.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...