miércoles, 21 de septiembre de 2011

Hundimiento de Covadonga

Telegramas chilenos sobre el hundimiento de la Covadonga

TELEGRAMA DE ARICA

(Despacho recibido a 3 P.M.)
Santiago, septiembre 17 de 1880.

El Angamos acaba de fondear y comunica la pérdida total de la Covadonga por un torpedo aplicado en la misma forma que al Loa.

La expedición mandada por el capitán de navío Lynch desembarcó en Chimbote con toda felicidad.
Detalles irán más tarde.

Dios guarde a V.E.
VALDIVIESO.

Hasta las 4.20 no han llegado los detalles.
__________

A S.E. el Presidente:
Los detalles transmitidos para esta Comandancia por el capitán Lynch del Angamos, son los siguientes:

"El Covadonga a pique en Chancay por un botecito semejante al del Loa.
Salvaron 29 en una canoa entre oficiales y tripulación.

El resto quedaba en la arboladura de la cañonera y en la madera flotante, incluso el comandante Ferrari y dos oficiales.
Se presume que hayan sido recogidos de tierra.

A la canoa con los náufragos se le persiguió por dos horas y media por botes de tierra, haciéndoles un nutrido fuego de rifle sin ofenderlos.
No hay más detalles.
__________

( A las 11.30 P.M.)
Iquique, septiembre 17 de 1880.
Señor Presidente:

La pérdida de la Covadonga tuvo lugar en la tarde del 12.
Poco antes, acercándose la cañonera a 500 metros de tierra, notó una lancha y un bote cerca de la playa. Hizo fuego sobre esas embarcaciones y echó a pique la lancha.

Se ordenó visitar el bote, y aunque se vio que nada tenía a bordo, se resolvió echarlo a pique, pero repitiendo el calafate que lo había reconocido que nada sospechoso había encontrado en dicho bote, se determinó traerlo al costado de la Covadonga para aprovecharlo.

Cuando se iba a izar a los pescantes, se advirtió que no se había registrado una pequeña caja de la popa, pero en los momentos de irse a practicar tal registro saltaron ligero las tiras del aparejo que sujetaban el bote para izarlo, y esto bastó para producir la explosión.

Indudablemente la caja de popa se hallaba cargada con dinamita y el material inflamable en relación con una argolla que amarraba el aparejo.
La cañonera se hundió en dos o tres minutos.

En la canoa del buque salvaron 29 tripulantes, entre los cuales hay doce oficiales y el resto marineros.
En las jarcias y maderas flotantes quedó el resto de la tripulación. Se presume salvada en tierra, pues la Pilcomayo, que a las 10 P.M. recogió frente a Ancón los náufragos de la canoa y que con prontitud se dirigió al sitio de la catástrofe no encontró ya otros náufragos.

La mayor parte del aparejo de la cañonera aún estaba a la vista, habiéndose sumergido en 10 brazas de fondo.

Se ignora la suerte del comandante accidental Ferrari, del aspirante Meliton Guajardo y del ingeniero 3º Angel Feite. se presume que estén prisioneros con el resto de la tripulación.

Con la explosión perecieron como 15 hombres.
Un bote de tierra salió a perseguir a los que salvaron en la canoa, haciéndoles disparos de rifle.
Los salvados han venido en el Angamos y seguirán al sur en el primer transporte.

Luego que conoció la catástrofe el Almirante, reunió consejo de todos los jefes para deliberar sobre las medidas que deberían tomarse, y el resultado de ese consejo ha venido el Angamos a ponerlo en conocimiento de V.E.

A. ALFONSO.
******************
Saludos
Jonatan Saona

2 comentarios :

kaiser dijo...

Excelente reseña historica , soy contemporaneo tuyo tambien me apasiona el tema de la guerra del pacifico , Felicitaciones.

Unknown dijo...

Felicitaciones por la información. Gracias por compartirla.

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...