miércoles, 1 de octubre de 2008

Francisco Retes

Una carta del sobreviviente de Angamos Francisco Retes
"San Bernardo, Octubre 15 de 1879.
Querida mamá:

Anoche llegamos á esta pequeña población cituada á mui corta distancia de Santiago, en donde estamos perfectamente alojados en una casa huerta tomada espero por el gobierno y recibiendo las mayores atenciones de parte de los encargados de cuidarnos así como de multitud de personas que vienen á visitarnos. El señor intendente ó gobernador de este lugar nos ha dado la libertad de poder salir a donde querramos, sin embargo no hacemos uso de ella porque nuestro espíritu no esta para paseos.
Nuestro mayor sufrimiento es considerar que después de haber defendido el buque hasta el último momento, sea hoy presa del enemigo.


Como dije a Ud. en mi anterior, sin timón, sin cañones y sin armas menores de que disponer se resolvió hundirlo y ya tenía más de tres pies de agua cuando fuimos abordados sin haberse arriado el pabellón – Amenazando á los maquinistas que como no son peruanos no podían tener el interés que nosotros consiguieron serrar las valvulas y sacar el agua con bombas que llevaron del Blanco.- Pensar que cinco minutos más de tiempo hubieran sido suficientes para impedir que nuestro Huáscar fuera presa del enemigo – es algo que en la vida podré olvidar. Nos queda la satisfacción del deber cumplido, pues nadie hubiera podido hacer más.

Pintar a Ud. los horrores del combate es empresa difícil – cuando nos veamos contaré a Ud. los menores episodios de ese día.
Según nos han dicho el gobierno de aquí, á propuesto al nuestro canjearnos por los prisioneros de la Esmeralda, si esto tiene lugar muy pronto creo poder abrazar a Ud. y a mis hermanas.

No tengo el menor cuidado para mí porque estamos perfectamente tratados.

Los partes de los buques enemigos, según nos dicen nos son muy favorables y esto cambiará la mala impresión que la primera noticia dada sin detalles habrá ocasionado por allá.

Hasta otra oportunidad reciban ustedes y mis hermanas, el corazón de,

Francisco"
*****************
Fuente: Archivo Histórico de Marina (Colección Francisco Retes, folios 18 y 19) Gentileza por los datos Ernesto Linares

Saludos a todos
Jonatan Saona

2 comentarios :

Jimmy dijo...

Cuando dice que lo tratan bien ¿lo dice sinceramente? o es sólo para tranquilizar a su familia???

Raúl Olmedo D. dijo...

"Bien" implica dignamente, respetando sus fueros militares y valorando su valor en combate. Sus propios testimonios dan cuenta de ello.
Retes, una vez canjeado, retomó las armas y cayó heroicamente por su patria a las puertas de Lima en enero de 1881. Era un joven de sólida fortuna personal, que buscó con insistencia la forma de servir a su país en la coyuntura bélica. Un ejemplo. Espero que su nombre sea honrado como se merece en Perú.

R. Olmedo

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...