sábado, 20 de septiembre de 2008

Belisario Suárez Vargas

Nació en Arica, Perú, 22 de septiembre de 1833, muere en Lima, 19 de julio de 1910

"Corpulento y trigueño, de ojos claros y figura enérgica, usaba bigote corto y pera de candado, hablaba poco, lentamente y como escuchándose”, lo describe así Luis Alayza y Paz Soldán.

Desagradábale el tema de la batalla de Dolores. Ahí habíase encontrado al frente del enemigo mandando tropas en las que reinaban la emulación y la anarquía, y vióse abandonado de propios y extraños, pues el grueso de las fuerzas bolivianas, mandadas por el propio Presidente de la República, General Daza, abandonó una madrugada el campo, mientras los jefes peruanos luchaban entre sí o contra su jefe, con el enemigo al frente.


En cambio, de la batalla de Tarapacá hablaba con entusiasmo. Nos encontrábamos en la ratonera, decía, cuando tuvimos noticias de la aproximación de los chilenos. Los soldados estaban deshechos por las marchas en el desierto, bajo un sol terrible en el día y una niebla glacial en las noches; sin alimentos ni agua. Después del revés de Dolores nos preparábamos para marchar a Arica, donde mi gente repararía sus fuerzas.

Tarapacá, está al fondo de una quebrada con flancos difíciles de trepar, casi inaccesibles, y el ejército chileno venía del norte por las alturas. Entonces comprendieron que sólo la audacia podía salvarlos, y decidieron de atacados convertirse en atacantes.

El coronel EP Andrés Avelino Cáceres, escalando los cerros y batiendo en pocas horas al enemigo, tomando prisioneros, cañones y estandartes, y abriendo al coronel Belisario Suárez el camino para marchar a Arica en busca de alimento y municiones.

No se quejaba de la mala fortuna que le perseguía. Por última vez la suerte fuerales adversa en las batallas de San Juan y Miraflores, donde, víctima de las órdenes equivocadas del comando y mártir de la disciplina militar, pagaría culpas ajenas".
********************
La fotografía nos muestra a Suárez varios años antes de la guerra
Gentileza del hist. Juan José Rodríguez (tomada de su bliblioteca)
Cualquiera que desee intercambiar imagenes escribir a joensare@hotmail.com

Saludos a todos
Jonatan Saona

4 comentarios :

Alejandro Vargas dijo...

Estimado Jonatan:

Gracias por traernos episodios de historia de la Guerra de Chile contra Perú y Bolivia a tu blog

Anónimo dijo...

Estimado Jonatan:

Quisiera hacer algunas precisiones. Primero, en la batalla de Dolores, ni el comandante boliviano fué Hilarión Daza, ni las fuerzas bolivianas abandonaron una madrugada el campo, ni los jefes peruanos que estuvieron peleando entre sí (salvo los profundos desacuerdos que surgieron en la junta de jefes, previa a la batalla). Hubo mucho de descontrol, sin un mando eficiente y centralizado (Buendía no ejerció el mando que le correspondía con energía y la batalla se le escapó de las manos casi de inmediato) y con jefes -como Velarde, Ramírez, Bustamante o Prado- que optaron por hacer cada uno lo que mejor entendió.
En cambio Tarapacá fué su batalla, pues fué él quien la ganó y eso lo aceptan incluso los propios autores chilenos.
Su participación en San Juan y Miraflores han generado mucha polémica, pues ciertos autores -incluído el propio Cáceres- lo acusan de inactividad y de abandonar el campo con sus fuerzas 'intactas'; versión que es contradecida por las propias listas de bajas, que indican que Suárez trató de impedir el hundimiento de la línea nacional contraatacando con sus fuerzas en grupos pequeños (uno o dos batallones a la vez) contra las potentes fuerzas chilenas que atacaban por divisiones contra puntos neurálgicos y específicos de la línea (las abras de Pamplona y Santa Teresa). Quizá el gran problema fuera que mientras Piérola le ordenaba acudir a tapar el abra de Pamplona, Silva le ordenaba cerrar la brecha de Santa Teresa. Finalmente parte de sus fuerzas trataron de contramarchar desde Chorrillos para unirse a las fuerzas de Iglesias que combatían en el Morro Solar, sin conseguirlo y sufriendo graves bajas. Hubiera sido muy útil su parte o informe detallado sobre las órdenes recibidas y las distintas acciones en que se vió envuelto su 'Segundo Cuerpo de Ejército', el menor y más reducido de todos los que lucharon el 13 de Enero en San Juan.
Igual tenemos su accionar en Miraflores. Algunos mencionan que sus fuerzas se unieron a por lo menos dos de los contraataques de las fuerzas de Cáceres; pero otros indican que permaneció tan ocioso tras sus parapetos como los famosos once batallones estacionados en Vásquez. El parte de sus acciones sería de gran utilidad para dilucidar los hechos que realmente acaecieron allí.

Gracias.

Jorge Chang

Anónimo dijo...

Estimado Jonatan:

Quisiera hacer algunas precisiones. Primero, en la batalla de Dolores, ni el comandante boliviano fué Hilarión Daza, ni las fuerzas bolivianas abandonaron una madrugada el campo, ni los jefes peruanos que estuvieron peleando entre sí (salvo los profundos desacuerdos que surgieron en la junta de jefes, previa a la batalla). Hubo mucho de descontrol, sin un mando eficiente y centralizado (Buendía no ejerció el mando que le correspondía con energía y la batalla se le escapó de las manos casi de inmediato) y con jefes -como Velarde, Ramírez, Bustamante o Prado- que optaron por hacer cada uno lo que mejor entendió.
En cambio Tarapacá fué su batalla, pues fué él quien la ganó y eso lo aceptan incluso los propios autores chilenos.
Su participación en San Juan y Miraflores han generado mucha polémica, pues ciertos autores -incluído el propio Cáceres- lo acusan de inactividad y de abandonar el campo con sus fuerzas 'intactas'; versión que es contradecida por las propias listas de bajas, que indican que Suárez trató de impedir el hundimiento de la línea nacional contraatacando con sus fuerzas en grupos pequeños (uno o dos batallones a la vez) contra las potentes fuerzas chilenas que atacaban por divisiones contra puntos neurálgicos y específicos de la línea (las abras de Pamplona y Santa Teresa). Quizá el gran problema fuera que mientras Piérola le ordenaba acudir a tapar el abra de Pamplona, Silva le ordenaba cerrar la brecha de Santa Teresa. Finalmente parte de sus fuerzas trataron de contramarchar desde Chorrillos para unirse a las fuerzas de Iglesias que combatían en el Morro Solar, sin conseguirlo y sufriendo graves bajas. Hubiera sido muy útil su parte o informe detallado sobre las órdenes recibidas y las distintas acciones en que se vió envuelto su 'Segundo Cuerpo de Ejército', el menor y más reducido de todos los que lucharon el 13 de Enero en San Juan.
Igual tenemos su accionar en Miraflores. Algunos mencionan que sus fuerzas se unieron a por lo menos dos de los contraataques de las fuerzas de Cáceres; pero otros indican que permaneció tan ocioso tras sus parapetos como los famosos once batallones estacionados en Vásquez. El parte de sus acciones sería de gran utilidad para dilucidar los hechos que realmente acaecieron allí.

Tomado del blog de Jonatan Saona http://gdp1879.blogspot.com/2008/09/belisario-surez-vargas.html#ixzz2V0lLAVgw

Anónimo dijo...

hola :D

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...